Ir arriba

Cuivo, Peña (1.053 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
02/09/2019
Modificado
02/09/2019
1

Cumbre en la vertiente S del Mortillano (1.411 m), a un lado (E) de La Rasa, una extensa ladera inclinada sobre la que discurre el itinerario de ascensión a aquella cumbre desde los collados del Asón (692 m). Se trata de un escarpe rocoso defendido por profundas y profusas grietas, que forma una pared vertical característica en la vertiente S, la cual determina un ángulo recto con un espinazo calizo que cierra por el E la gran extensión engarmada de Belneo.

Desde los Collados del Asón (T3)

Sin dudarlo es la vía más simple y cómoda.

Partiendo del aparcamiento de los Collados del Asón (692 m), dirigirse a pie por la carretera hacia el mirador de la cascada. En los meses secos, únicamente escurrirá algunos hilos de agua, pero en los más lluviosos se forma una cola de caballo más que digna.

Continuar carretera abajo hasta la primera curva y tomar una pista. Dejar a la derecha dos ramales que bajan a la Gándara, y seguirlo hasta que, al pasar junto a un par de cabañas, se transforma en un camino que asciende (NNW) hasta una última cabaña con su braña (760 m). Una senda mantiene la dirección de la marcha y continúa sobre el hayedo de Belneo.

Saliendo a La Rasa (903 m) por un pasillo rocoso, se abandona el hayedo, y se remonta (N) hacia Mortillano. Al llegar a la cota (950 m), hay que abandonar la ruta balizada con hitos, y cruzar la ladera (E) hasta el extremo contrario, donde aparecerá la roca caliza. Aparece entonces la garma y los árboles (1.010 m). La subida es corta pero se desarrolla sobre el karst por lo que la progresión es lenta y no es evidente el punto más elevado de la Peña Cuivo (1.053 m).

Vía Sur Directa (T4)

Subida alternativa y directa, sin dificultades reseñables pero con todos los peligros de caminar por un lapiaz hostil si se pierde la atención.

La ruta se inicia en los collados del Asón (692 m), como en la vía normal al Mortillano. Tras abandonar la carretera en la curva, y pasar la primera cabaña, se sigue el camino (NW) que se dirige hacia las dos cabañas siguientes. Unos metros antes de las mismas, es cuando hay que abandonar el itinerario del Mortillano (659 m). A la derecha hay un sendero que se desliza (N) por un pequeño valle donminado por algunos pitones calcáreos, destacando uno en forma de seta (721 m) que se ubica muy cerca del inicio. Hay senda y algún hito que se debe seguir con atención. Más arriba se aproxima al farallón de la derecha que forma una visera bajo las cuales hay cavidades. Luego se avanza por una comba herbosa (NE) y se entra en Las Garmas. Nos dirigimos en dirección N sin itinerario bien definido, altibajos y pequeñas trepadas, por terreno, al principio, más extenso, hasta dar con una arista afilada con caída particularmente hacia el lado W (izquierda). No ofrece pasos de dificultad aunque sí algún paraje aéreo y un destrepe al final que hay que buscar hacia la derecha. Siguiendo al NE, buscando la mejor progresión sobre el terreno caótico, veremos la pared vertical de la peña, y buscaremos hacia la izquierda el paso en el lapiaz llegando al extremo SW del pico, junto a las praderas de La Rasa (1.010 m). Remontar los 150 m finales hasta la Peña Cuivo (1.053 m).

Para continuar a Mortillano, lo mejor es descender al punto anterior (1.010 m) y progresar por La Rasa, al margen de los lapiaces, para enlazar con la vía normal del Mortillano (1.411 m).

Accesos: Collados del Asón (1h 30 min).

Catálogos

Imágenes

Comentarios