Ir arriba

Remuñe, Pico de (2.886 m)

remove-icon
Roberto Gil Alonso
Fecha Alta
09/10/2019
Modificado
09/10/2019
1

Importante cumbre en la divisioria que separa los valles de Lliterola y Remuñe. Muestra una escarpada vertiente norte, con una muralla vertical de hasta 300 m sobre el valle de Remuñe. La vertiente sur resulta más amable y por ahí va a ser posible alcanzar su cima sin demasiados problemas. Cerca de la cumbre se deriva hacia el sur una marcada estribación, Les Fites de Lliterola, que encierra por el Oeste la hoya de La Estibeta y su diminuta laguna. Es un excelente mirador de la cadena fronteriza que une el Maupas con el Mall Pintrat y ofrece una vista aérea y completa del valle de Remuñe.

 Desde Lliterola (F).

 Desde el parking pasado el puente de Lliterola ( 1.620 m ), tomamos la senda balizada del valle. Después de un tramo entre pinos salimos a terreno despejado, dejando a la derecha un manantial. En frente aparece un resalte que la senda soslaya por las laderas de la Tuca de la Esibeta Lliterola, subiendo por una gravera, así se gana un rellano a bastante altura sobre el torrente ( 1.979 m ). Desde aquí ya vemos al fondo la hondonada donde se asienta la cabaña de Lliterola. Es el momento de abandonar la senda y subir por los empinados pastizales ( NW ) hasta un rellano herboso ( 2.160 m ). Viene ahora un remonte por el contrafuerte que limita por el Oeste esta depresión y sin variar la dirección inicial alcanzamos la entrada de La Estibeta ( 2.345 m ), cubeta entre los picos de Remuñe y la Tuca de la Estibeta Lliterola.

 Esta depresión esta encerrada al fondo por un circo de paredes verticales, por lo que, sin entrar en ella, subiremos NW primero y luego N a ganar una terraza colgada bajo las Fitas de Remuñe. Iremos faldeando hasta entrar en la cuenca meridional, por encima del circo que cae sobre La Estibeta. Esta vertiente está dividida en dos cuencas por un espolón que cae directamente de la cumbre. Iremos hacia la cuenca oriental ( NE ), atravesando un campo de derrubios y subiremos hasta su parte más alta, donde los escarpes que defienden la montaña por esta vertiente son mínimos. Allí localizamos una vira que sube de izquierda a derecha, luego toca remontar de frente unas placas de granito (I) y terminamos saliendo a una ladera de hierba. Remontamos esta franja herbosa colgada (WNW) con precaución, saliendo a una ladera ya más mansa que nos deja en la cumbre este ( 2.883 m ), prácticamente sin perder altura se llega en breve a la cumbre principal. Hito.

 Continuación hasta la Tuca de la Estibeta Lliterola (F+).

Esta es la vía normal según algunas publicaciones para lograr la cumbre. Nos puede servir para combinar ambas montañas. Se trata de recorrer la cresta que une las dos montañas, sencilla pero con mala roca.

Desde la cumbre seguimos la fácil cresta que enseguida presenta algún escarpe. Se soslayan fácilmente las dificultades perdiendo unos metros por la vertiente de Lliterola. Llegados a una brecha ( 2.780 m ) hay que remontar un muro vertical con buenos apoyos para los pies, pero que en la salida presenta mala roca (II-). Después viene un tramo cómodo hasta la collada entre cimas ( 2.727 m ). La subida posterior se hace siempre por la vertiente de Lliterola, en dirección a una brechita con un muro de acceso algo pulido ( 3 m, I+). Luego ya es un fácil remonte hasta la cumbre, evitando siempre las dificultades por la vertiente sur. La duración del recorrido ronda la hora.

Accesos: Lliterola ( 3h 30 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios