Ir arriba

Cabeza del Viejo (1698 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
31/03/2020
Modificado
31/03/2020
1

Este despejado otero de silueta abombada e inofensiva se localiza al final de una estribación desprendida al E de la cuerda que une el Alto del Porrejón (1824 m) con el Pico de La Tornera (1866 m), en el sector más elevado de la Sierra del Rincón. A partir de la cota de Pinhierro (1695 m), a medias madrileña y castellano-manchega, un suave apéndice montañoso abandona el límite autonómico para adentrarse en tierras de Guadalajara, y se alza hasta la panorámica Cabeza del Viejo (1698 m), dotada de vértice geodésico y caseta de vigilancia de incendios; un camino forestal enlaza luego la cumbre con el collado de La Vihuela (1416 m) y permite acercarse también al pie del codiciado cerro San Cristóbal (1588 m), utilizando un tramo de la interminable pista a La Vereda procedente de las Casas Forestales de Montes Claros.

Su situación aislada y alejada de las vías de comunicación convierte a la Cabeza del Viejo en un estratégico mirador sobre el entorno, cualidad que sin duda ha propiciado su elección como observatorio para la vigilancia forestal de la comarca; por el mismo motivo, el cerro se convierte en un objetivo montañero remoto y difícil de alcanzar sin arriesgar la integridad de nuestro vehículo por las pistas forestales de la zona, no siempre en óptimo estado de mantenimiento.

Una buena alternativa para coronar el cerro Cabeza del Viejo (1698 m), así como su vecino San Cristóbal (1588 m), puede consistir en idear un recorrido combinado ciclopedestre, con aproximación en bicicleta de montaña y rematando a pie el ascenso a cima. La opción ideal, para quien se lo pueda permitir, pasa por incluir la cumbre dentro de alguna travesía lineal de montaña (buena ocasión para vivaquear en medio de la nada), sin necesidad de efectuar largos y monótonos paseos de ida y vuelta; los dilatados cordales de la sierra del Rincón y, en general, de los macizos del centro peninsular, resultan idóneos para esta modalidad montañera.

Esbozamos tres posibles itinerarios para ganar la cima; en el último, existe la posibilidad de avanzar en vehículo, hechas las oportunas advertencias sobre el estado de la pista, hasta el collado de La Vihuela.

Desde el puerto de La Puebla

La sinuosa carretera M-130 comunica la localidad de Puebla de la Sierra con el resto de pueblos que integran la comarca de la Sierra del Rincón, a través del Puerto de La Puebla (1638 m). Por la senda que recorre el cordal al NE del collado, bordeando o ascendiendo el Cerro Montejo (1682 m), el cuchillar de El Contadero (1789 m) y el prestigioso Alto del Porrejón (1824 m)(1,00), se sigue por la cuerda de La Tornera la abandonada traza del GR 88 hasta el Collado de las Palomas, al que llega una pista cinegética-forestal desde la carretera entre Montejo de la Sierra y el puerto de La Puebla. Un sendero rebasa por el cordal la Cabeza del Estillo (1671 m), remonta el estribo occidental de Pinhierro (1695 m)(1,45) y recorre al NE la larga loma que culmina en la cima de Cabeza del Viejo (1698 m)(2,15).

Desde el km 29 de la M-130, por la pista del Collado de las Palomas

En torno al km 29 de la M-130, carretera que asciende desde Prádena del Rincón o desde Montejo de la Sierra al Puerto de La Puebla, surge una amplia pista (1500 m), de uso forestal y cinegético, señalizada en su inicio al Collado Salinero y al Collado de las Palomas. El carretil asciende con ligero desnivel al referido collado Salinero (1575 m)(0,25) y efectúa luego un amplio rodeo por los contrafuertes septentrionales y orientales del Alto del Porrejón (1824 m), hasta alcanzar los parapetos de piedra del Collado de las Palomas (1647 m)(2,00), ya en la cuerda de La Tornera (1866 m); a partir de este punto, la ruta coincide con la reseñada a Cabeza del Viejo (1698 m) desde el Puerto de La Puebla (2,30).

Desde el km 1,8 de la carretera GU-180, por la pista forestal de La Vereda

Las Casas Forestales de Montes Claros se sitúan en el entronque de la GU-187 (El Cardoso de la Sierra a Cabida, Corralejo y Peñalba de la Sierra) con la GU-180 a Colmenar de la Sierra. Avanzando 1,8 km por esta última carretera, se abre a la derecha una pista forestal señalizada a La Vereda (1205 m) que, en su inicio, discurre casi en paralelo al asfalto recién abandonado; en algunos mapas aparece rotulada como Camino de los Arrieros.

La ruta pierde altura durante un trecho hasta cruzar el cauce del Jarama por el sólido Puente del Frontal (0,20). A partir de este lugar, la polvorienta pista, de libre tránsito pero en regular estado para la circulación de vehículos, asciende de manera interminable por las laderas repobladas de pinos (silvestre, laricio y resinero) y cipreses de arizona, con restos del antiguo rebollar que cubría antaño los montes.

Finalmente, tras dos largas horas de monótono caminar desde que se abandona el asfalto, se arriba a la encrucijada de caminos del Collado de La Vihuela (1415 m)(2,00). Dejando la pista principal que recorre la loma y la descendente hacia la desaparecida aldea de La Vihuela, tomamos el camino, descarnado a tramos, que asciende suavemente por la solana de Cabeza del Viejo (1698 m), a la vista de la amplia extensión arbolada que recubre los umbríos barrancos de La Tornera (1866 m). El carretil circunvala el cerro y se encarama serpenteante a la loma con Pinhierro, a poniente del otero, donde enlaza con los dos itinerarios anteriores, para superar un empinado repecho hasta la cima de Cabeza del Viejo (1698 m)(2,50).

El nido de José "Cárabo"

Este último es el recorrido que, a lomos de su pequeña motocicleta, realiza a diario en periodo estival, para acceder a su puesto de trabajo en la caseta de vigilancia ubicada en la cumbre, José, alias "Cárabo", con quien tuvimos el placer de coincidir un soleado atardecer del pasado agosto.

Mientras charlamos de esto y de aquello, el vigilante, con un oído alerta a las comunicaciones de los compañeros en su jerga habitual a través de la emisora ("adelante", "te copio", "recibido",...), intercaladas con acoples y chisporroteos metálicos, no deja ni un momento de otear atentamente el horizonte, en previsión del más mínimo indicio de incendio dentro de su perímetro de vigilancia.

Es un auténtico regalo, mientras cae lentamente el sol en esta cima perdida y olvidada, conversar con José "Cárabo", antiguo urbanita avecindado en la moribunda aldea de El Bocígano (apenas media docena de moradores habituales), y compartir con él sus amplios conocimientos sobre el mundo rural y natural en el que vive, su pasión vocacional por la labor de vigilancia ambiental que realiza y, por si fuera poco, los infinitos horizontes montañosos que se dominan desde su atalaya en la cumbre de Cabeza del Viejo (1698 m).

Acceso: Puerto de La Puebla por Porrejón (2h 15min); Carretera M-130, km 29, por la pista del Collado de las Palomas (2h 30min); Carretera GU-180, km 1,8, por el Collado de La Vihuela (2h 50min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios