Ir arriba

Barrevinoso,   Muela de  (1183 m)

remove-icon
Angel J J
Fecha Alta
24/04/2020
Modificado
25/04/2020
1

Al norte de la localidad zaragozana de Purujosa, situada pegando a la provincia de Soria en la llamada “cara oculta del Moncayo”, tenemos cuatro muelas que merece la pena visitar. Todas tienen sus cimas en el lado norte prácticamente en la misma línea y empezando de W a E tenemos; la Muela de los Allagones (1205 m), la Muela del Tolmo (1147 m), la Muela de Barrevinoso (1183 m) y la Muela de Cuartún (1209 m).
Vista la foto aérea parece que son una sola muela, pero las cuatro están separadas entre ellas por diferentes barrancos que bajan de la zona del Morrón (1730 m), a desembocar en el río Isuela cerca de Purujosa. Además, tienen casi todas desde el sur la subida suave y por el norte las paredes más complicadas.

La Muela de Barrevinoso (1183 m) se encuentra en el cordal que baja del Alto del Riberón (1489 m), teniendo a mitad de camino el refugio de Cerrogordo y lo separa de este alto el collado (1117 m), situado a los pies de la muela de Barrevinoso (1183 m). A levante tiene la Muela de Cuartún (1209 m) separada de ella por el barranco de Cuartún y a poniente la Muela del Tolmo (1147 m) con un pequeño barranco entre medio.

Purujosa (930 m).

Desde el estacionamiento que hay a la entrada de Purujosa (930 m), subimos por la calle para entrar en Purujosa y en la parte alta desde el mirador, cogemos hacia el norte el GR-90.2 que coincide un tramo con la senda S 3, y al llegar a un cruce de sendas señalizado, continuamos a la derecha por el GR-90.2 que baja a cruzar el barranco de la Virgen, para continuar por el barranco de Cuartún hacia la cueva.
Al llegar a la altura de la cueva de Cuartún, dejamos el barranco para empezar la dura subida hacia el NW, por una ladera empinada y con bastantes rocas que tenemos que sortearlas, para buscar los mejores pasos hasta llegar a la cima de Muela de Barrevinoso (1183 m).

Purujosa es una localidad de la comarca del Aranda enclavada entre los cauces del río Isuela y del barranco de la Virgen. Se encuentra al sur del Mocayo, en la "cara oculta del Moncayo", la cara menos conocida.
Las callejuelas tienen un gran desnivel continuo, debido a la ubicación del pueblo, ocupando un espolón rocoso. Las calles son estrechas y plagadas de escaleras y recovecos, lo que hace difícil el acceso rodado a la población y solo es posible por la calle Mayor. Las casas levantadas sobre la misma roca, nos ofrecen una variada arquitectura popular, predominan los muros de piedra, pero también algunas de adobe y piedra tosca.

Ni siquiera destaca la iglesia San Salvador, del siglo XIII, que sólo es perceptible al exterior por el cuerpo de campanas y el zaguán. Era románica de planta rectangular y con una bóveda de cañón apuntado, aunque fue modificado en el siglo XVI.

En las proximidades del pueblo está la ermita Nuestra Señora de Constantín o ermita de la Virgen de la Cueva, enclavada en un lugar privilegiado, en el interior de una cueva. De origen románico y que alberga una imagen tallada en madera del siglo XIII.
El primer domingo de mayo acuden en romería a la ermita de la Virgen y realizan después una comida campestre.

En la ribera del río Isuela hay un área recreativa a la sombra con árboles, mesas y bancos.

Es un lugar privilegiado para la espeleología y nos podemos encontrar; desde pequeñas cuevas (Los Caladizos), a grandes y de fácil acceso ( la de Cuartún y Liendres), hasta las reservadas a los espeleólogos (Los Rincones).

Como curiosidad se puede decir, que esta localidad es el lugar con menos habitantes del mundo donde se regula el tráfico con señales luminosas. Tiene dos semáforos en su calle principal, uno en cada sentido. Según el alcalde, se pusieron porque la calle es tan estrecha que si se encuentran dos vehículos no caben a lo ancho y los vecinos las pasaban canutas para circular.

También puedes visitar el Parque Natural del Moncayo, al que pertenece Purujosa.

Acceso: Purujosa (55 min).

Catálogos

Imágenes

Comentarios