Ir arriba

Paradiella (715 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
09/08/2020
Modificado
10/08/2020
2

El pico Paradiella (715 m) se localiza en el extremo occidental del concejo de Cudillero, haciendo límite con el concejo de Valdés; es conocido también como Las Palancas, nombre con que el IGN denomina el vértice geodésico que corona su cima. Este puntiagudo cono, visible desde muchos lugares del sector occidental de la costa asturiana, es la cota principal de la sierra de Gamoneo, constituida por una serie de cordales de perfiles redondeados donde se alternan praderíos, repoblaciones de pinos y eucaliptos y grandes extensiones de antiguos pastizales, cada vez más invadidos por brezos y árgomas a causa del retroceso de la presión ganadera.

En las pendientes laderas de solana, pertenecientes al concejo de Valdés, encuentran asiento, a veces en ubicaciones inverosímiles, numerosos lugares y pueblos de tradición vaqueira, agrupados en torno a la parroquia de Arcayana; el eje de comunicación en esta vertiente lo constituye la carretera AS-222, que une San Martín de Luiña con Brieves por el corredor del río Llantero.

La fachada N, por el contrario, se precipita hacia la llana rasa costera del concejo de Cudillero, ocupada por deliciosos núcleos urbanos entre las parroquias de Ballota y Novellana, a cuyos pies se cobijan algunas de las playas (Gairúa, Gaviero o del Silencio) más subyugantes y hermosas de la costa cantábrica.

De manera excepcional, la sierra de Gamoneo se ve libre de la presión eólica que ha invadido con saña las montañas de este sector precostero asturiano, aunque debe soportar la servidumbre de otras infraestructuras (gasoducto, antenas de comunicación, pistas forestales y de servicios, cercados ganaderos...), que impactan negativamente en el paisaje.

Desde la ermita de San Roque (Ballota)

La ermita de San Roque es un sencillo templo situado en un altozano al S de Ballota, magnífico mirador sobre la rasa costera que se extiende entre los cabos Vidio y Busto; en la pradera junto a la ermita se alza un típico hórreo que, aunque parece un poco fuera de lugar, no deja de proporcionar al paraje una nota agradable y pintoresca. Desde la salida 445 de la A-8, a la altura de Ballota, hay señales que indican la dirección a la Ermita de San Roque (367 m), distante 1,5 km del nudo viario.

Si se quiere evitar el tramo de asfalto entre la ermita y el inicio de la pista forestal que da acceso a Paradiella (715 m), se puede seguir en vehículo durante 1,5 km más por el mismo carretil, hasta una curva a la izquierda, con señales a Ballota y a la Ermita de San Roque, donde hay un pequeño espacio para aparcar (425 m); la cinta asfaltada continúa hacia Novellana y hacia Arcayana por Las Cruces, puntos de acceso alternativos aunque bastante más lejanos y sinuosos que el descrito desde Ballota.

Un mojón con la vieira y los colores distintivos de la ruta jacobea nos confirma que vamos a transitar, casi hasta la cima, por un tramo del Camino del Norte (etapa 26, entre Soto de Luiña y Cadavedo), que constituye el trazado histórico de montaña, aunque los peregrinos prefieren utilizar de manera masiva el que discurre por la zona costera, más descansado, con más servicios y con opción playera.

Una vez en la amplia pista forestal, que flanquea la ladera oriental del cerro Cabornín (532 m), la ruta no plantea más dificultades que la propia longitud del recorrido y un par de bruscos repechos, soslayables además gracias al trazado del camino de Santiago, que rodea sendas colinas por un camino cubierto de altas hierbas pero de fácil andadura.

Las señales hacia Galicia se desvían a la derecha por una cancela, justo al pie del cono cimero. Esta vez resulta inevitable ascender a la brava un antipático tramo del descarnado gasoducto, que nos deja junto a una antena y su edificio anexo, bajo el promontorio ocupado por el vértice geodésico y por una abandonada caseta del "Servicio de Defensa de los Montes contra los incendios", marcada con las siglas DFO (Distrito Forestal de Oviedo), dependiente de la extinta Dirección de Montes, Caza y Pesca Fluvial del Ministerio de Agricultura, posteriormente ICONA.

Sobre una roca próxima se encuentra el buzón de montaña colocado en 1997 por el veterano "Grupo de Montañeros Vetusta" ovetense (creado en 1943), en cuya placa reza "LAS PALANCAS 702 M"; el recipiente para dejar las tarjetas ya no existe. Extensa panorámica hacia un amplio sector de la recortada línea costera cantábrica y hacia los difuminados perfiles de las sierras y montañas de los concejos de Valdés, Tineo, Cudillero, Pravia, Salas, Belmonte y Somiedo; un auténtico bosque de aerogeneradores tapiza los cordales de Baos y Pumar, Curiscao, Bodenaya y Tineo.

Acceso: Ermita San Roque (1 h); Inicio pista forestal (40 min)

Catálogos

Imágenes

Comentarios