Ir arriba

Eskurtza (948 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
02/06/2020
Modificado
02/06/2020
1

Desconocida aguja apoyada sobre la vertiente meridional del Castillo de Vallhermosa (1259 m) que forma un elegante torreón mirando hacia La Rioja Alavesa.

En la actualidad no existen caminos que crucen el portillo de Vallehermosa o Untzate (1211 m) entre Pipaon y Leza, pero lo tuvo que haber en el pasado. Investigando esa subida hemos podido localizar una vieja herradura junto a un escarpe unos 100 metros de desnivel por debajo del portillo. Tal vez del equino de algún arriero que se aventuró en su día por la supuesta senda que vencía la inclinada ladera antes del paso. Lo cierto es poco sabemos a día de hoy de los distintos pasos que unían la Montaña y La Rioja Alavesa. La necesidad de un estudio más profundo sobre los mismos nos ayudaría a comprender las relaciones comerciales entre dos zonas que han intercambiado vienes de consumo: Vino, Aceite, Carbón, ...

La aguja de Eskurtza, Pecho de Eskurtza o Peña Escorza (949 m) es una torre caliza envuelta de un mar de cerrado bosque y sotobosque serrano: Boj, madroños, coscojas y encinas constituyen una defensa natural para el ser humano como la verticalidad de los riscos y paredes que conforman la soleada vertiente Sur del anticlinal de Toloño. Sin embargo, no son obstáculo sino habitáculo para el zorro, el jabalí o el corzo. La aguja forma parte de un semidevastado contrafuerte que se desprende del Castillo de Vallehermosa (1259 m) y sobre la que emeregen algunas otras rocas mucho menos notables. A un lado de este espolón se abre, en la vertiente del barranco de El Vado, una pequeña cavidad que se puede apreciar desde abajo.

En definitiva una cumbre inédita, no reseñada hasta la fecha, y que cuenta en su tramo final con una muy corta pero vertiginosa escalada sobre roca de calidad. El aventurero acceso queda reservado a montañeros avezados interesados en este tipo de ascensiones.

Desde la carretera del Puerto de Herrera (PD)

Bajando del puerto de Herrrera (1100 m), justo antes del km.36 (805 m), parte un camino a la izquierda que discurre (E) horizontal sobre la vertiente S de la sierra. Nos encaminamos por esa pista, que inicialmente entra y vadea el barranco de La Junquera y luego rodea otro contrafuerte para dar con el barranco del Vado, que es la referencia a seguir en la aproximación.

Al llegar a la base del barranco, con la aguja de Eskurtza en frente (747 m), abandonar la pista, y subir (N) aprovechando un viejo camino cortafuegos que nos deposita en un camino paralelo superior. Seguir hacia la izquierda hasta su final en una caseta de recogida de aguas (800 m). Ahora toca buscar el paso entre cerrada vegetación hacia la aguja, primero al N y luego hacia la derecha para aproximarnos a su base. Se localiza lo que parece ser resto de una senda que conduce a un muro vertical donde se esfuma (900 m).

El muro en cuestión, cprovisto de algunos agujeros que sirven de presa (II) se supera para entrar en un pronunciado canalón vegetado que desemboca en el entronque de la aguja con el macizo (935 m). A la derecha hay que escalar un nuevo resalte, también vertical, con vegetación y más fácil que el precedente (I+), y que nos deja en un rellano sobre el que se eleva la aguda torre final (943 m). Se puede escalar el impresionante filo (III) que posee buenos agarres aunque es absolutamente vertical o, más fácil, aprovecha, una grieta en el flanco izquierdo (II) que presenta una buena y fácil escalada para alcanzar la cumbre de Eskurtza (948 m)(PD).

Destrepando la torre y siguiendo por el filo del contrafuerte (N) no se encuentran dificultades. Si nos desviamos algo más arriba (979 m) a la izquierda de la arista, se puede llegar a la entrada de una cavidad por encima del barranco del Vado.

Continuación al Portillo de Vallehermosa (F)

No existe un itinerario cómodo y hay que desenvolverse para alcanzar el portillo de Valdehermosa o Untzate en la divisoria de la sierra.

Llegados al espolón a la altura de la cueva (979 m) podemos buscar salir al portillo de Vallehermosa. Para ello hay que continuar sobre el mismo. Lo mejor, para evitar la vegetación es ofrecernos a los pasos en roca e ir ganando altura poco a poco, pero al final deberemos irnos a la derecha para embocar en la canal que sube desde abajo y sobre la que pudo ir apoyado un sendero de acceso en el pasado. Existe una pequeña barrera calcárea que se puede resolver por el extremo derecho. Luego se sube hacia el corredor final. A la derecha se puede acceder, sin se quiere, con bastante comodidad aprovechando una faja a la cota (1171 m) situada bajo la cumbre (1247 m) que eleva un puente de roca vestigio de la erosión. En esta canal buscaremos el mejor terreno, que viene a salir muy cerca de la cumbre del Castillo de Vallehermosa (1259 m)(F).

Accesos: Carretera Puerto de Herrera (1h 15 min).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios