Ir arriba

Corona, La (862 m)

remove-icon
Angel Gil Garcia
Fecha Alta
05/06/2020
Modificado
06/06/2020
4

El Cerro de la Corona (862 m) se eleva sobre la margen derecha del río Eska, situándose frente a él, sobre la margen izquierda de dicho río, el cerro del Castillo (851 m), que ubica en su falda oriental el pueblo roncalés de Isaba/Izaba. Junto al collado W del cerro se encuentra el renombrado santuario de Ntra Sra de Idoia.

La cobertura vegetal del relieve consiste en un hayedo algo farragoso. su cumbre se sitúa en un espacio aplanado y redondeado, con visos de haber sido modificado de forma artificial. Conserva lienzos de una pared de piedra en su talud occidental. Su morfología me inclina a pensar que pudo haber servido de asentamiento protohistórico, o bien, haber ubicado una batería de guerra, en época moderna, por la posición estratégica privilegiada que ostenta respecto a Isaba, o simplemente, deberse a usos de explotación agrícolas o ganaderos. El nombre del relieve, la Corona, lo supe por un  veterano lugareño y guarda relación con la fisonomía del lugar.

En el paraje donde se ubica el cerro se halla el santuario de Nuestra Señora de Idoia, cuya obra data de los siglos XVI y XVIII, siendo su virgen titular una talla gótica del S.XIII. El entorno del templo da un aspecto húmedo, con una fragosa cobertura vegetal, que guardaría relación con el topónimo euskera Idoi, que en castellano sería; Pantano, ciénaga, juncal...

Desde Isaba/Izaba

Partimos del puente Landondoa, en la entrada S de Isaba, donde el río Eska recibe por su margen izquierda la regata de Belabartze. Tomamos un itinerario (NW), muy bien indicado y acondicionado, por donde discurre el GR-11 "Sendero Transpirenaico" y el acceso a la ermita de Idoia, con su pavimentación, muros laterales, fuentes aledañas, Vía Crucis,... el cual discurre, al principio, a la par del río Eska, por una zona de exuberante vegetación. Este bucólico paseo esta comprendido un sendero local, circular, que parte de Isaba (SL-NA70).

Unos 50 m antes del santuario, junto a un árbol con las marcas de ambos senderos, dejamos el idílico trayecto y entramos , a mano derecha a un campo cubierto de maleza (herbáceas), lo atravesamos y alcanzamos el hayedo, algo farragoso, que ocupa el flanco W del relieve. Aprovechando el rastro de algún viejo camino alcanzamos la zona cimera, de aspecto redondeado y aplanado, la cual se ve que ha sido modificada artificialmente, como muestra el muro de contención de su parte occidental. La cima se sitúa en unos pequeños salientes de roca arenisca y, al estar rodeada de bosque, carece de vistas.

Acceso: Isaba/Izaba (20 min)

Catálogos

Imágenes

Comentarios