Ir arriba

Belategi (736 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
06/06/2020
Modificado
06/06/2020
1

Pequeña prominencia boscosa que se alza a poniente del cementerio de Domaikia, entre las verdes colinas de Intusi (817 m) y Katergi (780 m); a sus pies se deslizan los caminos rurales que enlazan esta aldea, antiguo feudo de los Mendoza en territorio zuyano, con Aperregi hacia el SW y con la carretera entre Bitoriano y el Santuario de Oro, hacia el NW.

El promontorio de Belategi (736 m) presenta desde el valle un aspecto boscoso, con pinos, robles y encinas que trepan hasta la cota cimera, aunque la vertiente orientada al interior del macizo está ocupada por un jugoso prado que justifica su nombre.

El topónimo Belategi, que Gerardo López de Guereñu no recoge en su "Toponimia alavesa", aparece como "Belategui" en el "Cuaderno de toponimia 7. Toponimia menor de Zuya" (Arabako Foru Aldundia. Vitoria-Gasteiz, 1996), de José Antonio González Salazar, y ya con la grafía en euskera, "Belategi", en el artículo del mismo autor "Toponimia de Domaikia" para la revista "Urtume", nº 9 (Zuiako Udala. Murgia, 2015).

Desde Domaikia

En Domaikia (655 m) se toma junto a la fuente y el lavadero la pista asfaltada que se dirige (NW) al cementerio. Junto a las tapias del recinto surge (W) el camino clásico que asciende desde la localidad al Santuario de Oro, con magníficas perspectivas hacia Iruratxi (786 m) y las peñas de Atxabal (888 m); los locales conocen la senda como "Petarbide", que no sería sino el "camino del cura".

Recorridos apenas 300 metros desde el camposanto, aparece a la izquierda un camino forestal cerrado con langa de alambre provista de caballete para superarla. Una vez al otro lado, enseguida se bifurca; cualquiera de los dos caminos se va a dividir en sendas de ganado que serpentean entre los enebros y los pinos, por lo que deberemos elegir el que ascienda más marcado y por terreno más fácil hasta alcanzar la loma N.

Un claro sendero trepa entre los árboles hasta la cumbre de Belategi (736 m), un limpio rellano a la sombra de las encinas, utilizado como sesteadero por las vacas que pastan el prado que se extiende a poniente. Junto a la alambrada cercana a la línea cimera, se puede salir al pastizal y, sin molestar al ganado o procurando no estropear la hierba antes de la siega, recuperar el camino de Oro en el cercano collado (722 m).

Acceso: Domaikia (15 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios