Ir arriba

Las Torcas (970 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
23/06/2020
Modificado
23/06/2020
1

Las Torcas (970 m) es una peculiar montaña, prácticamente desconocida, situada en el corazón del Parque Natural de Valderejo, al S del despoblado de Villamardones y de la localidad de Lalastra, principal núcleo de población del espacio protegido. Se trata de un extenso promontorio arbolado, visualmente poco destacado, que camufla su relieve contra la alargada barrera que limita el valle a poniente, coronada por los blancos cantiles de Vallegrul (1229 m).

Pero Las Torcas esconde algunas sorpresas. Su fachada meridional se precipita sobre el cauce del Purón, que corre 150 metros más abajo, aguas arriba de Ribera, en un tramo angosto y bastante inhóspito encajonado bajo la ladera oriental de Vallegrul. Pese a su perfil achatado, la montaña goza de una interesante prominencia, superior a los 60 metros, difícil de determinar con exactitud porque existen discrepancias sobre su altitud según las fuentes consultadas.

La cartografía del IGN asigna a la cima occidental una cota de 969 metros, coincidente con la de los mapas 1:5000 de Arabako Foru Aldundia; pero para el IGN la cima oriental mide solo 964 metros, mientras que la DFA la convierte en el punto más elevado del conjunto, con 970 metros. Nuestra propia medición confirma este último dato, incluso con mayor diferencia a favor de la cota oriental, donde optamos por ubicar, a la espera de posteriores revisiones, la cima principal de Las Torcas (970 m).

Pero la sorpresa más grata e inesperada de este monte de relieve falsamente anodino hay que descubrirla caminando.

A Las Torcas desde Lalastra

Frente al Parketxe de Lalastra (905 m) tomamos el camino señalizado como "Senda Purón" y GR 282 "Senda del pastoreo", una de las rutas más populares del parque natural, que se dirige hacia Ribera y el desfiladero del río Purón. El camino, una cómoda pista de escasos desniveles, recorre la ladera occidental de La Carrascosa hasta una estratégica encrucijada situada en el paraje conocido como Cruz de San Miguel; en este cruce de caminos, con poste señalizador de la Senda Purón, surge una pista a la izquierda, La Calleja, que enlazará con la Senda Portilla en el amplio collado abierto entre las cimas de Solinde (1049 m) y El Cacho (1015 m).

Nosotros tomamos en cambio, unos metros más adelante del poste direccional, un buen camino herboso a la derecha que se adentra en el pinar. Apenas 200 pasos después, sin solución de continuidad, los pinos desaparecen y nos adentramos en un precioso hayedo, fresco, sombrío, silencioso, con ejemplares corpulentos y maduros, especialmente cautivante por imprevisto.

Con la denominación "Hayedos de Las Torcas", el PORN del Espacio Natural Protegido "Valderejo-Sobrón-Sierra de Árcena" incluye este bosque, raro en un valle dominado por praderas y pinares, entre las Zonas de Especial Protección, "priorizando la conservación frente a otros usos" y prohibiendo actuaciones como "aprovechamientos forestales que supongan una disminución de hábitats de interés comunitario y/o regional", "suertes foguerales, extracción de madera muerta", "corta de árboles trasmochos, añosos, decrépitos", "eventos deportivos masivos"....

La senda serpentea por el limpio hayedo, donde afloran algunos roquedos cubiertos de musgo, hasta la proximidad de la cresta cumbrera. Sabiendo que la cota más elevada se localiza hacia la izquierda, nos dirigimos a ella entre las hayas, sin prisa por alcanzar la cresta, incómoda y sucia de vegetación en algunos puntos. La intuición, apoyada quizás por un buen navegador, indicará el momento oportuno para trepar, sorteando algunos pinos aislados y rocas de formas caprichosas, verdes de musgo, hasta el pináculo que marca la cima de Las Torcas (970 m); por algún hueco entre la vegetación, es posible otear el tajo abierto por el Purón entre Vallegrul y Santa Ana.

Si queremos visitar la cota occidental, separada algo más de 300 metros, descendemos de la cumbrera y recorremos el limpio hayedo en dirección W-NW, hasta rebasar una característica haya de tronco curvado, fundida con una gran roca desprendida de la cresta; el musgo sella la cicatriz como un emplasto. Unos pasos más adelante, un rastro sutil se cuela por un pasillo herboso y trepa hasta el promontorio cimero, algo más cómodo y despejado que la cima principal.

Acceso: Lalastra (30 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios