Ir arriba

Orchi,  Alto de  (807 m)

remove-icon
Angel J J
Fecha Alta
15/07/2020
Modificado
15/07/2020
1

Alto de Orchi (807 m) es un cabezo situado en las estribaciones de la sierra de Nava Alta, en la muga entre las localidades de Tabuenca situada al norte y Épila al sur. Toda la cumbre al igual que alguna más de esta zona de Rodanas, está demasiado cerrada de vegetación como para recomendar subir a ella, y se encuentra igual de cerrada por todos lados, por eso no merece la pena al tener que ir buscando paso entre la vegetación constantemente.

En su cima tiene como hito un montón de piedras con una tablilla de coto de caza y en la subida hemos visto un hito de piedras, que alguien tuvo que poner hace muchos años, porque ahora no hay ni senda ni casi paso entre los arbustos.

Desde Santuario de Rodanas (585 m).

Para llegar hasta el Alto de Orchi (807 m), salimos del bonito Santuario de Rodanas por el camino WNW que llega al collado (617 m), situado al norte de El Águila (761 m). Desde este collado ya divisamos a lo lejos El Morteruelo (855 m), Los Rompesacos (822 m) y Buitrera (994 m), que vamos viendo mientras bajamos por el camino en dirección a ellos. Antes de llegar al barranco de Aguaviva, ya vemos a la derecha el relieve del Alto de Orchi (807 m) poblado de vegetación, a diferencia de los demás que apenas tienen.

Después de cruzar este barranco, tenemos que coger el camino NW que sube por la margen derecha del barranco Rompesacos y que da servicio a los campos situados a los lados del barranco. Un poco antes de llegar a la última finca cultivada, tenemos dos opciones a cuál peor, porque desde esta zona hay que subir monte a través por la cara SE, buscando paso casi imposible entre la vegetación; o continuar por una senda que se intuye un poco por la zona del barranco después de la última finca, pero que deja andar, aunque tiene algo de vegetación, hasta que llega al collado (687 m) donde vemos un campo de almendros. Desde este campo de almendros la subida dirección NE, es igual de penosa que por el otro lado, porque no tenemos ni siquiera senda de animales.

Volver a repetir, que es un reto llegar a esta cumbre, por lo penoso que es andar entre esta maraña de arbustos, y que no merece la pena.

El Santuario de la Virgen de Rodanas pertenece al municipio de Épila, provincia de Zaragoza, y está enclavado en las faldas del Sistema Ibérico en una zona de pinares entremezclada con encinas, sabinas y espino negro.

Este santuario inicia su construcción con la ermita en el siglo XVI, en honor a la Virgen de Rodanas, en el lugar de su aparición. La leyenda cuenta que se apareció la imagen de la virgen a un pastor mientras apacentaba a sus ovejas. Actualmente este santuario alberga la imagen de la virgen, la cual tiene siete flores de lis, símbolo de la pureza y de los siete pueblos que la rodean: Ricla, Nigüella, Mesones, Tabuenca, Rueda de Jalón, Lumpiaque y Épila.

Debido a la gran afluencia de gente, hubo que ampliar, construyendo en el siglo XVII las hospederías y casas para los labradores que cuidaban las tierras.

De lo que fuera un poblado con una serie de construcciones: horno, fragua, molino, graneros y paridera, solamente queda un conjunto de edificios en torno a una gran plaza. Esta plaza que tiene planta ligeramente rectangular está abierta por el lado sur. El lado norte la ocupa la iglesia; en el ala del este se localiza la hospedería y en el oeste hay algunas viviendas, una de ellas tiene un reloj de sol en la fachada fechado en 1703, la que fue casa del cura.

Una antigua paridera se ha acondicionado con fogones y otra más grande para comedor con mesas y bancos.

Se ha instalado un aula de la Naturaleza en la cocina que comparten el ayuntamiento y los hermanos de la cofradía de la virgen.

Acceso: Santuario de Rodanas (1 h 30 min).

Catálogos

Imágenes

Comentarios