Ir arriba

Escondida, Aguja (2080 m)

remove-icon
David Atela
Fecha Alta
01/08/2020
Modificado
01/08/2020
1

Se sitúa justo detrás de la Aguja Ostaicoechea que es la más visible del conjunto de Agujas de Tajahierro. Su ascensión se suele combinar con la de aquella.

Las dos primeras propuestas de ascensión, la vía normal y la variantes directa se apoyan en la vía normal o Udaondo-Urones de la aguja Ostaicoechea (veasé).

Vía normal a la Aguja Escondida (AD-)

La primera parte sigue la vía normal o Udaondo-Urones de la inmediata Aguja Ostaicoechea (2077 m) hasta la R2, al pie del diedro que sube hacia la brecha entre las agujas Ostaicoechea y Escondida, , a la cual,  en este caso concreto, no deberemos llegar.  

La vía normal de la aguja escondida, aborda desde la repisa al pie de la brecha entre las dos agujas (R2), la zona superior de esa amplia cascajera que a nuestra derecha cae sobre la vertiente de Aliva. Se cruza allí hacia la derecha, y debemos encaramarnos hasta la primera brecha que se ve una vez rebasada la Aguja Escondida, en la línea del collado que enlaza esa aguja con la tercera de las agujas de Tajahierro. Una buena repisa algo elevada sobre la zona más inferior del collado viene a enlazarnos con el último largo de la vía de los diedros, que describimos a continuación, y así nos ofrece el modo más sencillo de alcanzar esa Aguja Escondida (2080)(AD-)(1,45).

Variante Directa desde la brecha entre las agujas Ostaicoechea y Escondida (D-)

Siguiendo la vía normal o Udaondo-Urones de acceso a la Aguja Ostaicoechea (2077 m), en esta ocasión, llegamos a la brecha que la separa de la Aguja Escondida (2059 m).

Abordamos el ribete que inicia la divisoria hacia la aguja Escondida, sosteniéndonos y atravesando en ascenso sobre el lado derecho. Se escala sobre pequeñas repisas de roca muy compacta, a la vez que entramos (IV-) en unas discretas concavidades donde se acierta a emplear el único clavo existente. Escalamos unos muros irregulares que ofrecen algunas hendiduras menos verticales para los pies, y donde aparecen dos presas buenas para las manos que aprovecharemos a fondo (V).

Encima se empieza a suavizar la inclinación sobre pequeños nichos menos pronunciados, desde donde salimos a la izquierda sobre el quicio del contrafuerte y luego un poco a la derecha sobre la reunión que emplearemos para el rápel. Trepamos los últimos metros por encima de la reunión y para salir a la derecha (III-, roca rota) sobre una hendidura en la zona somital de la Aguja Escondida (2080)(D-)(2,05).

Vía de los diedros a la Aguja Escondida (AD+)

Línea encajada en chimeneas, a modo de espiral en sentido horario y bastante simétrica a la Udaondo-Urones, pero para subir a la Aguja Escondida. Hay un tramo de cierta complicación y otros pasos resultan fáciles.

Salimos de la estación superior del teleférico de Fuente Dé o El Cable (1845 m) y seguimos una pista pedregosa que vira a derecha e izquierda. Sobre la traza principal dejamos una loma poco prominente (Peñas de Hachero), a la vez que dominamos la meseta de Lloroza y nos vamos aproximando al espectacular farallón rocoso que conforman la Peña Olvidada y las agujas de Tajahierro. Una curva a la derecha nos enfila un repecho mantenido que alcanza el paso de la horcadina de Covarrobres (1938 m)(0,15).

Subimos (N, trazas de paso) por terreno pedregoso hasta la base de las primeras y espectaculares agujas de Tajahierro, desprendidas de la terminación de Peña Olvidada. Una zona cóncava en la base de la aguja que desde aquí se percibe como principal es el inicio de las escaladas en la zona. Ascenderemos hasta la pared superior de esa zona cóncava, sobre repisas surcadas de pequeños resaltes (I). Base de la pared (1980 m)(R0)(0,25).

Desde aquí resulta posible ascender de frente, con tendencia algo oblicua hacia la izquierda, sobre una hendida chimenea que limita justo a la izquierda la pared principal y que viene a ofrecer pronto un espectacular bloque empotrado. Trepamos por ella y el bloque se pasa por debajo, aunque luego es obligado subirse donde éste se apoya para salvar el resalte (II+). Continuamos hacia la izquierda sobre terreno fácil hasta un hombro a ese lado donde se inicia la continuación encajada de la chimenea, que no debemos escalar. Atravesaremos a nuestra izquierda una repisa en balcón sobre un nuevo hombro (R1) que continúa todavía más a la izquierda de la montaña, a la vez que exhibe directamente hacia la cumbre un espectacular diedro-chimenea de aspecto muy elegante.

No debemos tomar ninguno de los dos caminos, y sí escalar una diagonal más a la derecha de ese diedro (canaleta que se ciega y ofrece una placa elegante, III-, a la derecha) que así permitirá emplazarnos en una repisa ubicada por encima de la continuación de la chimenea inicial. Ahora entramos a la izquierda en la continuación de esa línea de chimeneas (reunión R2, 2 pitones) y salvamos un bloque empotrado mediante un paso algo desplomado (III+). Encima se retorna una canal de roca rota (1 pitón) que se asoma a la izquierda en una espectacular oquedad hacia el abismo. No debemos ir por ahí, sino escalar un poco a la derecha y más directamente la continuación de la chimenea, por su angustioso fondo (IV-, paso estrecho) o por fuera, en el reborde rocoso que exhibe justo a la izquierda (V-). Entramos en la chimenea una vez salvado ese primer resalte y se aborda un nuevo obturamiento en chimenea que aprovecha las paredes laterales (III+). Luego, la canal es sencilla hasta culminar una brecha cortada a pico entre la Aguja Escondida y otra aguja desgajada hacia este lado de La Vueltona (R3).

Nada más transponer la brecha, resulta evidente la zona hendida fisurada a nuestra derecha, por donde debemos seguir la escalada, que salva un muro sencillo (III) y luego ya camina en el ramal de la izquierda por una cómoda repisa ubicada un poco por cima del collado más próximo a la Aguja Escondida, en la divisoria que la une con la tercera aguja de Tajahierro (R4, muy breve). Abordamos a nuestra derecha un muro cóncavo provisto de una fisura abierta vertical que se emplea con agrado para ascender (IV-). Salimos sobre una rampa inclinada que se trepa en mínima tendencia oblicua a la izquierda (reunión a la derecha, buena roca, III) hasta ganar la zona cimera de la Aguja Escondida (2080 m)(D-)(2,05).

Accesos: El Cable (1h 45 min).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios