Ir arriba

Lahondo (1135 m)

remove-icon
Roberto Gil Alonso
Fecha Alta
07/08/2020
Modificado
03/09/2020
1

Cumbre destacada que cierra por poniente el polje de Lahondo. A pesar de poseer una prominencia nada desdeñable la cartografía no le asigna denominación alguna. Se trata de una montaña boscosa inmersa en el caótico y enmarañado karst de Arbaila. En contra de lo que cabría suponer se puede alcanzar su cima evitando las zonas más intrincadas de lapiaz; algunas sendas de animales pueden ayudar.

Desde Hosta.

La clave reside en alcanzar el collado de Lahondo, que separa esta cumbre del Beltxu (1130 m). La manera más sencilla es subir por la pista que lleva al collado Zuharri (712 m). Hay otra opción que consiste en subir por la margen izda del barranco que nace en dicho collado, pasando por el caserío Urrutigaraia (440 m), siguiendo caminos y sendas ganaderas. Desde el collado la pista asciende por la ladera de Beltxu y tomaremos el ramal que parte a la derecha hacia el collado de Lahondo.

Desde el collado la montaña se presenta muy abrupta con escarpes que soslayaremos hacia la derecha, penetrando en el bosque aproximadamente en la vertical de una cabaña. Tras un primer tramo de fuerte pendiente se atraviesa un rellano y luego se supera un corto escarpe por la derecha. Encontraremos retazos de sendas de animales, buscando las zonas menos irregulares siempre por la vertiente de Gilenberro (W) y próximos a la cresta. Llegaremos a una primera cota gemela y en cinco minutos más a la cumbre que se ha señalado con un mojón.

Otra opción consiste en subir al caserío Garakoetxea (456 m) y seguir el camino que accede más arriba a la salida del valle de Gilenberro, al norte de Monholatze (859 m). Luego se remonta la ladera de pastizal (E) para conectar con la pista que accede al valle de Gilenberro; siguiéndola a la izda llegamos a la cabaña que queda por debajo del collado de Lahondo, teniendo en frente la ruta de subida.

Variante por el valle de Gilenberro.

Para los más atrevidos se sugiere una ruta más aventurera que recorre el recóndito valle de Gilenberro y se interna en el corazón del macizo de Arbaila, recorriendo parajes solitarios y vírgenes, donde es fácil encontrase con corzos o algún jabalí.

Accederemos desde Hosta a la entrada del valle de Gilenberro como se ha dicho más arriba. Este valle lo recorría una antigua senda hoy prácticamente desaparecida. No obstante hay trazas de ganado que suben dejando el fondo del valle a nuestra derecha. En algunos puntos se pueden observar los restos de la vieja senda. Se conecta con el final de una pista maderera invadida por las zarzas que rodea una cota (854 m). No la seguiremos, sino que subiremos de frente dejando la cota a nuestra dcha y saliendo a la pista que viene de la zona del Beltxu. La pista finaliza pronto en una rotonda (830 m). A la izda continuaremos por un ramal en peor estado y en el siguiente cruce giraremos 180 ° para alcanzar una hondonada. Cuando el camino termina de bordear la hondonada lo abandonamos para subir hacia el collado (1006 m) que da paso al polje de Lahondo. Es preferible subir por la zona arbolada donde el terreno es más regular, luego ya se entra en el fondo de la vaguada donde aparecen algunos rastros de senda y se encadenan varias dolinas. Es posible que existiera en tiempos algún camino, ya que se trata de un paso lógico hacia los pastos de Lahondo. Desde el collado subiremos decididamente hacia el N, buscando las zonas de hierba al comienzo y más arriba teniendo que afrontar algunos tramos rocosos sin camino definido hasta la cumbre.

Accesos: Hosta (2h 30 min)

Catálogos

Imágenes

Comentarios