Ir arriba

Cielma (1.194 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
01/01/2001
Modificado
05/08/2016
26

Al Este del puerto de Carrales ( 1.020 m ) se eleva los altos de Cielma ( 1.194 m ) y Tureña ( 1.178 m ). Los hayedos que tapizan las laderas Norte caen hacia el valle de Valdebezana, si vale la redundancia, avisándonos de la proximidad al eje de la cordillera Cantábrica. La vertiente opuesta, en cambio, es notablemente distinta. Es el páramo de Bricia, en los confines con el país Cántabro. El río Ebro discurre encañonado más al Sur.

El Cielma ( 1.194 m ) es una elevación calcárea que cuenta con dos cumbres de 1.194 m y 1.177 m separadas por una horcada. Hacia la segunda cima asciende desde el Norte un curioso borde rocoso bastante homogéneo. Las laderas septentrionales cubiertas por algunos bosques de hayas dan una mayor personalidad a estas montañas. Al Este del Cielma, la montaña desciende al portillo y prados de Valdericanes ( 990 m ), por donde discurre la carretera de acceso a Munilla ( 810 m ), pequeña aldea en el otro lado de la montaña, y vuelve a elevarse ligeramente ( 1.071 m ) para caer brutalmente sobre el desfiladero de Las Palancas, brillantemente esculpido por el arroyo de La Serna. En realidad se trata de dos gargantas dominadas por magníficos cuchillares de monolitos rocosos. El segundo es una angosta grieta de hasta sólo cuatro metros de anchura, 200 m. de largo y 100 m. de altura. Todavía son perceptibles las muescas que fueron talladas en la roca para incorporar unas palancas que sustentaban una desaparecida pasarela de troncos. De aquí el nombre que recibe la angostura.

Otro paraje natural interesante es el constituido por las cuevas del Piscarciano, en las inmediaciones de Hoz de Arreba ( 690 m ), a poco más de 1 Km. en dirección a Soncillo ( 847 m ), a la izquierda de la carretera. Un pequeño barranco cobija las cuevas del Piscarciano, cuyo complejo kárstico suma más de 15 Km. de galerías. La cavidad más modesta es la cueva de Las Arenas. Luego están los 422 metros de la cueva de Las Vacas, con un gran portalón de 28 m. de altura. De la misma bota la resurgencia del río Trifón. En el fondo de una escarpada dolina se halla la principal entrada al sistema. La cueva del Piscarciano que debe tomar el nombre de un bandolero que allí se guarecía.

Desde Torres de Abajo o Munilla (T1)

Tomando en Torres de Abajo ( 890 m ) la carretera a Munilla ( 810 m ) se llega al portillo Valdericanes ( 990 m ). En este punto una monstruosa pista asciende al repetidor que corona la cima, pero no hay dificultad para evitarla y subir atajando. En Villanueva de Carrales ( 990 m ) se puede tomar el camino que lleva al collado ( 1.090 m ) anterior a la cima de Turena ( 1.178 m ). Ganando ésta se desciende por el amplio valle ( 1.120 m ) que nos separa de la cima occidental ( 1.177 m ). Un breve descenso del corte rocoso a la horcada ( 1.145 m ) y se asciende al Cielma ( 1.194 m ).

Desde Villanueva de Carrales (T2)

Desde Villanueva de Carrales ( 967 m ), un camino conduce al collado ( 1.089 m ) entre el Pico del Cueto ( 1.164 m ) y Tureña ( 1.177 m ), donde contamos con las dos opciones indicadas en el itinerario anterior. Descender (NE) por el camino para tomar un desvío, 400 m después, a la derecha, que lleva por el bosque al collado contiguo ( 1.056 m ) al aplanado Pico de Gandaría ( 1.078 m ). Desde aquí podemos cruzar (SE) la meseta hundida de Tureña hacia la antecima occidental ( 1.176 m  ). Aquí existe una grieta que permite bajar fácilmente el reborde rocoso y salir, atravesando un pequeño tramo de bosque, a El Collado ( 1.149 m ). Desde aquí se corona ya la elevación de Cielma ( 1.194 m ), con buzón, vértice y casa de vigilancia de incendios en tres puntos cercanos pero distintos.

Accesos: Valdericanes ( 30 min ); Villanueva de Carrales ( 1h 30 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    El 21 de noviembre de 2015
    Bonita trilogía de cimas, la formada por Escontría (Pico del Cueto en el IGN), Tureña y Cielma. Hace unas semanas intenté seguir los pasos de Txomin Uriarte desde la cantera del Puerto Carrales. Sin embargo encontré demasiada vegetación incómoda que me hizo desistir antes de comenzar. Finalmente, opté por tomar el precioso camino que parte del alto del puerto y se interna en el hayedo de la cara norte de la montaña de Escontría. Enseguida pasamos bajo un tendido de alta tensión, el cual aprovechamos para auparnos al cordal por terreno limpio. Una vez en el cordal, la vegetación no pone grandes problemas ni nos pinchará demasiado, hasta toparnos con una pared, en la vertical de la cantera de la cara sur. La bordeamos por el norte, por el hayedo, para volver a auparnos a la cresta por una tímida traza de senda. Enseguida salimos (como señala Txomin en su libro "Montes de Burgos") a un terreno amable y placentero que nos llevará hasta la cima por una crestilla sin complicaciones. De la cima se puede bajar al collado directamente. Únicamente una sencilla destrepada en roca algo resbaladiza y un posterior descenso por el limpio hayedo. Al collado entre EScontría y Tureña llega el bonito camino que, oor el hayedo, viene del Puerto. También sube hasta este bonito paraje un agradable camino desde Villanueva Carrales. Este bonito camino se aproxima (marcas PR) hacia Cielma, en lo que parece un recorrido muy ameno (no lo llegamos a realizar. Señalar, finalmente, que parece poderse subir a Escontría desde Villanueva Carrales sin complicaciones.