Ir arriba

Espiribila (847 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
03/09/2020
Modificado
03/09/2020
5

Es la antecima occidental que culmina en San Cristóbal o Matamala (885m), indicada con vértice geodésico.

Desde Salinilla de Buradón/Buradón Gatzaga (T2)

Salimos de Salinillas de Buradón (505 m) por una pista (SE) por la que discurre el GR-99 y el camino de Santiago. Se deja a la izquierda el acceso al depósito de aguas que surte a la población y avanzamos hacia el portillo de La Lobera (695 m) que trasponiendo la cordillera nos abre el descenso hacia Briñas. Encontramos aquí dos indicadores de madera. Uno a la derecha que marca la entrada a la cerrada senda que sube a la cumbre de San Mamés (767 m), y otro a la izquierda que marcado con pequeños puntos azules asciende a San Cristóbal (885 m). El sendero remonta la ladera NW y corona la cumbre de Espiribila o La Lobera (847 m), donde hay señal geodésica y una placa homenaje.

El sendero sigue la divisoria, pasa junto a la cerrada cima central (867 m) y enfila a la cumbre de San Cristóbal (885 m). 

El descenso más rápido se realiza (NW) por San Julián y La Calabroza hasta Salinillas de Buradón.

Desde Briñas (T2)

El itinerario desde Briñas (453 m) es igualmente simple. Desde el pueblo parte una pista agrícola que discurre (NNE) entre viñedos siguiendo el GR-99 (postes señalizadores) y el camino de Santiago (también hay algunas señales). Dejando a la derecha un desvío. Al llegar a una curva, una señal alerta de un ascenso del 10% de pendiente. Podemos mantenernos por la pista o seguir la senda paralela que remonta la vaguada desembocando más arriba en el carril, justo antes del portillo de La Lobera (695 m). A la derecha se encuentra la senda señalizada que sube a Espiribila o La Lobera (847 m) y a San Cristóbal (885 m).

Espolón SW (F)

Ascensión muy interesante, la más espectacular y vistosa para llegar a la cima del San Cristóbal (885 m).

Salimos de Briñas (453 m) por el GR-99 y Camino de Santiago (NNW) hasta un desvío a la derecha (529 m). Abandonar entonces el GR y seguir ese camino durante 200 m. A la izquierda arranca un sendero sobre terreno terroso que asciende (NE) hacia la cresta. Una vez en ella disponemos de una sucesión de atalayas con una buena panorámica de la comarca de La Rioja. Se cruza una pista (631 m) y se sigue la cresta pasando por una roca muy característica en forma de seta, con una gran losa de conglomerado sobre ella y que es uno de los mojones naturales divisorios entre Labastida y Briñas. Se trata de la Peña del Trillo (658 m).

Poco más adelante se llega al paso clave de la ascensión, un pequeño resalte de conglomerado. El paraje es corto, es un pequeño tobogán que carece de agarres por lo que su superación es algo difícil. Hay que superarse en adhrencia y aprovechar una pequeña fisura a la izquierda (III-) para subir a lo alto de este risco (676 m). Se puede tratar de evitar, subiendo por el lateral izquierdo o bien efectuando un flanqueo de la cresta que parece ser más cómodo y práctico por la derecha.

Luego se avanza hacia la cumbre sin dificultad hasta uno de los mojones del término de La Lobera (701 m). Por encima, hay un par de tramos con más vegetación pero luego se sube bien aunque por terreno empinado hasta enlazar con el sendero de puntos azules que sube del portillo de La Lobera (695 m) a la cumbre de Espiribila (847 m)(F).

Accesos: Salinillas de Buradón/Buradón Gatzaga (1h); Briñas (1h 15 min).

Catálogos

Imágenes

Comentarios