Ir arriba

Muskurio (597 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
29/01/2021
Modificado
30/01/2021
7

Muskurio (597 m) es el cerrillo boscoso que limita por el norte el Parque Provincial de Garaio, popular espacio natural habilitado en el sector más oriental del Embalse de Uribarri-Ganboa, dotado de playas, rutas señalizadas, aparcamientos para todo tipo de vehículos, miradores panorámicos, observatorios de fauna, oficina de información, etc; la cota más elevada del parque de Garaio se localiza en la cima de Dendoriz (605 m).

Antes de la creación del embalse, el río Zadorra trazaba un cerrado meandro en torno al alto de Muskurio (597 m) y volvía a retorcerse a continuación para encajarse entre las colinas de Gando (587 m) y La Dehesa (605 m), lamiendo a su paso las desaparecidas aldeas de Garaio, Larrinzar, Azua y Zuazo de Ganboa; con la construcción de la presa de Uribarri-Ganboa, que anegó a partir de 1958 las tierras de cultivo del municipio de Ganboa, además de los pueblos que las trabajaban y la memoria de sus habitantes, Gando y Garaio se convirtieron en penínsulas que hunden sus cimientos en este pequeño mar interior, el embalse más extenso (1.695 ha) y con más capacidad (147 hm3) de la Comunidad Autónoma Vasca, creado en territorio alavés para satisfacer las necesidades energéticas de la metalurgia pesada de Bizkaia y, de rebote, para saciar la sed de Bilbao y de Vitoria-Gasteiz.

A pesar de la popularidad de este enclave de ocio cercano a la capital alavesa, que llega a sufrir momentos de auténtica masificación en temporada estival y fines de semana, Muskurio es un montecillo escasamente visitado, que contempla impasible el trasiego de bañistas, paseantes y senderistas atravesando la oscilante pasarela que cruza a sus pies el cauce del Zadorra o recorriendo el camino que circunvala a la orilla del agua sus laderas cubiertas de quejigos y enebros.

La entrada del Zadorra en el lago artificial, en torno al alto de Muskurio, y el recortado litoral del sector sur del embalse (islote de Orenin y Parque Ornitológico de Mendixur), con aguas someras y multitud de recovecos vestidos de vegetación palustre y lacustre, son lugares querenciosos para la fauna habitual de los humedales y están incluidos en la lista del Convenio Ramsar sobre zonas húmedas de importancia internacional, con la denominación "Colas del Embalse de Ullibarri/Ullibarri-Gamboako Urtegiaren Muturrak". Como complemento a la información, se adjunta al final de la reseña algunos párrafos de interés sobre aspectos ecológicos, flora y fauna de este espacio natural, extraídos de uno de los paneles instalados por la Diputación Foral de Álava en el entorno del itinerario descrito a la cima de Muskurio.

Desde Garaio

Itinerario básico y sin ningún tipo de complicación desde la Oficina de Información del Parque Provincial de Garaio, accesible por un ramal señalizado desde el km 14 de la carretera A-3012, poco antes de la localidad de Maturana. Desde el aparcamiento más próximo, una vez rebasado el centro de información y la iglesia de Garaio, reconvertida en mirador, hay que comenzar a caminar en dirección N por la carretera principal durante poco más de 100 metros, hasta la curva donde se bifurca a la derecha el camino de tierra, señalizado al Mirador Otxanda y a la Pasarela Zadorra, que rodea por su base el cerro de Muskurio.

Obviando este desvío, continuamos a la izquierda por el vial asfaltado otros 150 metros y penetramos en el espacio de aparcamiento que se abre a la derecha, al pie de la colina. Por alguna de las trazas de paso, poco evidentes, que serpentean a través del pastizal, sorteando por lo más limpio isletas de arbustos, se asciende sin problemas a la lomada del monte, erizada de jóvenes quejigos; el alto grado de humedad ambiental viste las ramas de los árboles, y hasta el propio suelo, de un muestrario variopinto de musgos y líquenes.

La cima de Muskurio (597 m), que se alcanza sin dificultad por la cresta herbosa y arbolada, está señalada con una baliza de madera (nº 55) de una de las rutas de orientación del EDO/OKE (Espacio Deportivo de Orientación/Orientazio Kirol Eremua) de Garaio, instalación deportiva fija para la práctica de actividades de orientación creada por el "Club de Orientación Araba"; la Orientación es una disciplina deportiva en el medio natural, integrada en nuestro ámbito en la Federación Vasca de Montaña, que se originó a finales del siglo XIX en los paises escandinavos.

Se puede descender de la cumbre sin dificultad por la loma a poniente hasta la pasarela flotante que cruza sobre las aguas a la península de Gando. El recorrido ha sido tan breve que seguramente apetecerá prolongarlo a voluntad por las sendas señalizadas en torno al embalse o ascendiendo a alguna de las cumbres cercanas: Gando (587 m), Dendoriz (605 m), La Dehesa (605 m), San Miguel (668 m),...

Acceso: Garaio (15 min)

Anexo: Textos extraídos del panel "Ullibarri-Gamboako Urtegiaren Muturrak"

"EL VALOR DEL AGUA
El Embalse de Ullíbarri-Gamboa se localiza en el centro-septentrional de la Llanada Alavesa (Álava), al pie de las Montañas de la divisoria de aguas (vertientes Cantábrica y Mediterránea), dentro de la comarca natural alavesa de los Valles Subatlánticos, a 15 kilómetros al este de la ciudad de Vitoria-Gasteiz.
El área de mayor interés ecológico del embalse se encuentra al sur de éste, y está formado por las colas anexas a las poblaciones de Maturana, Marieta, Azúa y Mendixur, circundando al Parque Provincial de Garaio e incluyendo al Parque Ornitológico de Mendixur. Este embalse fue construido en 1957, dentro de la subcuenca del río Zadorra, integrada a su vez en la cuenca del Ebro. En la actualidad abastece al 43% de la población vasca (ciudades de Vitoria-Gasteiz y Bilbao), cerca de un millón de personas.
El complejo lagunar de las colas del embalse de Ullíbarri-Gamboa desempeña un papel hidrológico, biológico y ecológico muy significativo en el funcionamiento natural de su cuenca hidrográfica.
Las características limnológicas, climatológicas e hidrológicas de este humedal hacen posible la confluencia de una gran riqueza de especies vegetales y animales ligadas al medio acuático, haciendo de él una de las zonas húmedas interiores más importante de la Comunidad Autónoma del Pais Vasco. La orografía suave de sus orillas forma colas someras donde la vegetación de ribera, palustre y lacustre encuentra un espacio idóneo para su desarrollo y ofrece alimento y zonas de reproducción y descanso a miles de aves acuáticas a lo largo de todo el año.
Las comunidades de animales y plantas que habitan estas colas actúan a modo de un gran filtro depurador de agua, ejerciendo un efecto anticontaminación y mejorando así la calidad del agua que al embalse aportan los ríos y arroyos. La sedimentación de materiales en suspensión y la captación de nutrientes por las plantas acuáticas son parte del proceso.
La retención del agua en caso de fuertes avenidas y la disminución de la velocidad de escorrentía gracias a la vegetación ribereña ayudan a prevenir inundaciones, reponiendo además las aguas subterráneas en épocas de sequía.
RESERVORIO DE BIODIVERSIDAD - LA FAUNA
Los humedales bien conservados dan sustento a espectaculares concentraciones de especies silvestres que dependen de estas zonas para existir. Insectos e infinidad de invertebrados, reptiles, anfibios, peces, aves y mamíferos aparecen en estas áreas diversificando enormemente toda la comarca.
Esta zona húmeda es utilizada por un conjunto apreciable de especies de fauna raras, vulnerables y amenazadas, como la Rana Ágil (Rana dalmatina), el Visón Europeo (Mustela lutreola), la Cigüeña Negra (Ciconia nigra), la Espátula (Platalea leucorodia), el Avetoro (Botaurus stellaris), el Águila Pescadora (Pandion haliaetus), la Garza Imperial (Ardea purpurea), el Cormorán Grande (Phalacrocorax carbo) o el Avión Zapador (Riparia riparia).
Un total de 225 especies de aves han sido citadas en el área de influencia de este humedal. En los últimos años, al naturalizarse sus colas más meridionales, se ha convertido en uno de los humedales más importantes de todo el norte peninsular para reproducción, invernada y paso migratorio de aves ligadas al medio acuático.
Cantidades significativas de ciertas especies de aves acuáticas, como el Cuchara Común (Anas clypeata), el Ánade Friso (Anas strepera), el Somormujo Lavanco (Podiceps cristatus), el Ánsar Común (Anser anser) o el Pato Colorado (Netta rufina), son indicadores de la productividad y diversidad biológica de esta zona húmeda.
RESERVORIO DE BIODIVERSIDAD - FLORA Y VEGETACIÓN
Ejemplo especialmente representativo de un humedal naturalizado y característico de la región biogeográfica donde se encuentra, las colas del embalse de Ullíbarri-Gamboa mantienen una elevada diversidad genética y ecológica gracias a la calidad y peculariedad de su flora y fauna. La diversidad de ambientes, la riqueza específica y la sucesión vegetal que aquí pueden contemplarse, hacen que este enclave tenga un notable valor desde el punto de vista botánico. Es además un excelente ejemplo de humedal con características intermedias entre los típicamente atlánticos y los mediterráneos, funcionando como hábitat ideal para numerosas especies de plantas en periodos críticos de sus ciclos biológicos.
La reproducción y supervivencia de plantas acuáticas de especial interés por raras o amenazadas, como Najas minor, Littorella uniflora o Potamogeton gramineus, dependen directamente de la calidad del agua y de la conservación de las características ecológicas de estas colas del embalse.
Las diferentes formaciones vegetales dan lugar al menos a 21 tipos de comunidades de plantas acuáticas (Ceratophyllum demersum, Myriophyllum spicatum, Potamogeton lucens, Polygonum amphibium, Ranunculus sp., etc.), de especies de borde que forman cañaverales y espadañales (Typha sp., Phragmites australis, Cares sp., etc.), de prados húmedos (Bidens tripartita, Juncus sp., Lysimaquia vulgaris, Lythrum salicaria, etc.) y de bosques (Salix sp., Populus sp., Crataegus sp., Prunus spinosa, Quercus sp., etc.)."

Catálogos

Imágenes

Comentarios