Ir arriba

Rodadillo (1135 m)

remove-icon
Hugo Fernández
Fecha Alta
28/02/2021
Modificado
10/04/2021
1

Preciosa y esbelta cumbre caliza, perteneciente a la sierra del Camero Viejo, ligeramente descolgada de la línea principal de cumbres hacia el noroeste, en el valle del Iregua. Esta sierra sirve de interfluvio entre los ríos Leza, al este, e Iregua al oeste. Hacia al Leza, el Camero Viejo, la sierra presenta formas suaves y en general un paisaje despejado de vegetación. En la vertiente del Iregua el relieve es notablemente más abrupto y cubierto de vegetación.

A pesar de su modesta prominencia y de encontrase a menor altitud que el cordal, se trata de una cima suficientemente individualiza, con unas vistas impresionantes, prácticamente ignorada y con un acceso sumamente montañero. Todo ello hace que sea una cima más que recomendable.

La cumbre presenta una doble cúspide que los mapas no definen nítidamente. Curiosamente, la cartografía del IGN tampoco informa de la altura del collado suroeste, que es el que marca la prominencia. Tal vez el verdadero punto culminante se encuentre sobre la aguja oeste, que exige escalada. La cima este es accesible mediante una elemental trepada.

Lo toponimia de la cima no es muy segura. El nombre de Rodadillo, que aparece en los mapas, era desconocido para los habitantes de Nalda (624 m) con los que he hablado. Este topónimo es muy similar al otro nombre con el que se conoce al Cerro Valmayor (1.152 m), Rodalillo, ubicado a 3 kilómetros al norte. 

Si bien hay evidencias de la presencia humana en la sierra desde el Neolítico, como atestiguan los diversos dólmenes del entorno: Collado del Mallo, Peña Guerra I, II y III o Collado Palomero, resulta sorprendente la poca tradición montañera con la que cuenta la zona, especialmente desde el valle del Iregua. En general, pocos de sus habitantes conocen las cumbres y ni tan siquiera los topónimos. Desde hace unos pocos años la bicicleta de montaña está sumando visitantes, pero pocos montañeros visitan estas cumbres. Aunque hay que destacar la gran labor que están realizando últimamente las asociaciones y el Ayuntamiento de Nalda con el fin de poner en valor el patrimonio cultural y natural; señalizando y ciudadano senderos, equipando vías de escalada, etc. Pero, en mi opinión, el reciente puente colgante del Chorrón de San Marcos es una actuación totalmente prescindible. Se trata de una pasarela que se eleva a un “abismo” de 20 o 30 centímetros sobre las aguas del Chorrón de San Marcos, justo delante de la cascada, para “hacerlo más accesible al turismo”. Por suerte, gracias al salvador puente, los turistas pueden pasar por la zona encharcada sin mojarse los mocasines. Al resto, nos estropea el aspecto natural que presentaba el Chorrón.   
 

Desde Nalda (T2)

Del centro de Nalda (624 m) hay que dirigirse por la calle Cara a la ermita de Santa María de Villavieja. Frente a ella parte un camino, rumbo sur, que se interna en el barraco del Chorrón de San Marcos. Se rebasa en la zona conocida como Costecillas, el llamado Puente Romano (625 m) (realmente data del siglo XVI), que salva el barranco del Moro. En el término de Las Ruedas un evidente atajo evita una amplia curva de herradura del camino (666 m). A unos 700 metros se debe abandonar la pista (698 m), que se dirige a la zona de Cubaldón, prosiguiendo por un sendero (señalizado) que lleva hasta el mismo Chorrón de San Marcos (734 m). Tras visitarlo, se asciende por la derecha por un empinado sendero, en el que han instalado cuerdas que, si bien pueden servir de ayuda con el suelo embarrado, no son imprescindibles, hasta enlazar con el sendero que se descuelga del cortafuegos (757 m) que desciende desde Serrezuelo o Serrezuela (1.328 m). Girar a la izquierda, noreste, y seguirlo 40 metros. Entonces aparece otro evidente desvió a la derecha, sureste que lleva a la ermita de San Marcos (763 m), recientemente reconstruida. Se rebasa la ermita, prosiguiendo por el camino hasta desembocar en otro (780 m). Avanzar de frente, sureste. Ignorar a unos 100 metros un desvió a la izquierda de la pista (790 m) y continuar de frente, remontando el barranco del Chorrón de San Marcos. La historia se repite 650 metros después, nuevamente ignorar el desvió a la izquierda. Tras sobrepasar la bifurcación, a 150 metros de allí, la pista traza una curva de herradura a derechas, justo en la dicha curva nace un sendero (906 m), bien definido, que es el que se debe seguir (sur) subiendo entre boj por fondo del barranco del chorrón de San Marcos. Hasta la horcada (1020 m) que separa Rodadillo (1135 m) de Peñas Valderas (1182 m) el sendero es evidente. Tras bordear una gran roca por la derecha, también se puede pasar a rastras bajo ella, el sendero progresa en fuerte ascenso entre el boj, siendo más difuso y zigzagueante. Hay cintas de plástico blancas que marcan el recorrido. Poco antes de alcanzar el collado sureste (1108 m) de Rodadillo se abandona por la izquierda la trocha y se avanza, noroeste, buscando el acceso a la cima. Una vez alcanzada la base del roquedo, efectuar una sencilla trepada por la derecha del pináculo, hasta alcanzar la reducida cima de Rodadillo (1135 m).

 
Acceso: Nalda (1 h 45 min).

Catálogos

Imágenes

Comentarios