Ir arriba

Canterón (437 m)

remove-icon
Angel Gil Garcia
remove-icon
Rafael Bartolomé Resano
Fecha Alta
24/03/2021
Modificado
25/03/2021
2

Cerro poco esbelto, de gran tamaño, aislado entre campos, ubicado en la parte sudoriental del término municipal de Carcastillo, cercano a la muga zaragozana de Sádaba. Su nombre, aumentativo de cantera, tiene un cariz orográfico, muy común tanto en la zona sudoriental Navarra como en el territorio zaragozano mugante. Su significado lo veo basado en la acumulación de fragmentos rocosos en sus laderas que se desprenden por la acción erosiva.

El relieve da el perfil de los relieves bardeneros tanto por su fisonomía de  cerro testigo como por su  litología de materiales sedimentarios (arcillas y areniscas) dispuestos de forma tabular. La cobertura vegetal consiste en una repoblación de pino carrasco acompañado de especies típicas de la zona en su sotobosque; arbustos (sabina negra, coscoja, espino negro,...), matorral (tomillos, romeros, aulagas, ontinas,...) y herbáceas (espartos,...). La cima se sitúa en una pequeña plana cimera desde la que disfrutamos de buenas panorámicas del entorno.

Desde el K. 40,500 de la carretera NA-128

Un kilómetro pasado el empalme de Figarol, yendo dirección a Sádaba, encontramos una pista que sale a mano derecha (SSW), la cual nos puede servir de vías de acceso.

Vamos por ella hasta situarnos en la parte nororiental del relieve, donde hay un paso para pasar la valla de alambre de espino que protege la zona. Subimos por este flanco NE, sorteando la vegetación y la litología, sin mayores complicaciones, hasta alcanzar la pequeña plana donde se ubica la cima.

Desde la Granja de san Isidro

En el K.38 de la carretera NA-128 tomamos una pista (SE-SSW), que sale a mano derecha yendo dirección Sádaba. Esta llega a un cruce  donde optamos por otra pista (SW), que la corta transversalmente. Pasamos primero  al lado del corral del Mónico (naves de ganado ovino aledañas a una balsa) y posteriormente llegamos a las granjas porcinas de San Isidro. Aquí dejamos el vehículo, siendo la opción que permitiría ascender a Cabezopelado (468 m) y vértice de Tres Mugas (507 m) sin mover el coche.

Tomamos la evidente pista al SE en dirección al cerro, y más adelante un ramal que acaba en un campo. Hay dos opciones principales para acceer al cerro. Se puede seguir recto, cruzando el campo, hasta buscar en la alambrada unas grandes piedras que hacen de escalón, entrando así a la cara sur, que se supera por el talud sin grandes complicaciones.

Otra opción es cruzar el campo en diagonal hasta la izquierda, buscando un paso en la alambrada para poder remontar la ladera y tomar la arista norte. El primer espolón rocoso da paso a una amplia ladera de matorral bajo, que se esquiva bien para ganar la cima.

Acceso: K. 40,500 de la NA-128 (20 min); Granja San Isidro (25 min)

 

 

Catálogos

Imágenes

Comentarios