Ir arriba

Salbatoremendi (221 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
25/03/2021
Modificado
26/03/2021
1

Salbatoremendi (221 m) es una abrupta colina caliza, cubierta por un tupido e impenetrable encinar cantábrico, que se alza a los pies de la ladera N del puntiagudo Andutz (613 m), en el barrio debatarra de Itxaspe. Recibe el nombre de la encantadora y aseada ermita dedicada a San Salvador (Salbatore), que ocupa totalmente su reducida cumbre; el pequeño templo rural, restaurado en auzolan el año 2000, se incluye en el inventario monumental del Camino de Santiago del Norte (declarado en 2012 por el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco como Bien Cultural Calificado, con la categoría de Conjunto Monumental), que corre al pie del pico en dirección a Itziar y Deba.

En el sencillo interior de la ermita, además de la iconografía propia de estos espacios religiosos, llama la atención un barco colgado del techo, ornamento repetido en numerosos templos de Gipuzkoa (incluidos la iglesia de Santa María, la Basílica de Itziar y las ermitas de San Roke y Santa Catalina, además de esta de Salbatore, todas ellas en el municipio de Deba), como exvoto u ofrenda marinera dedicada a la divinidad para la protección contra las adversidades.

Los espeleólogos que recorren las galerías que socavan las entrañas de este promontorio kárstico nombran la colina como Zelaieta. Entre las numerosas cavidades de este intrincado complejo subterráneo destacan algunas por su importancia arqueológica y por su contribución al conocimiento de la prehistoria vasca. El yacimiento paleontológico de Urtiagako Leizea proporcionó restos óseos datados entre los periodos Magdaleniense y Aziliense, con una antigüedad entre 20.000 y 8.000 años.

Próxima a la anterior, Urteaga es una cueva de habitación con secuencia de ocupación desde el Paleolítico hasta la edad de Hierro, incluida con la categoría de Conjunto Monumental entre los "Yacimientos en cueva del Territorio Histórico de Gipuzkoa". Las primeras excavaciones arqueológicas en las cuevas de Urtiaga, situadas cerca del caserío de igual nombre en la ladera meridional de la montaña, corrieron a cargo de José Miguel Barandiaran y Telesforo de Aranzadi entre los años 1928-1936. Escondida en la ladera N de Salbatoremendi se abre también la cueva sepulcral de Larrabiel, con inhumaciones datables en los periodos Calcolítico/Eneolítico y Bronce.

El "Pináculo Kárstico de Salbatore" es uno de los LIG (Lugares de Interés Geológico) del Geoparque de la Costa Vasca/Euskal Kostaldea Geoparkea. En la ficha correspondiente a este LIG se puede encontrar una completa descripción de las características geológicas de este pequeño y atractivo promontorio kárstico cargado de historia, que merece la pena conocer.

Por su parte, la web del Departamento de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, en su información sobre el "Camino de la Costa", incluye una ficha con interesantes datos sobre la ermita de Salbatore y el monte donde se ubica.

Desde Itziar (Polígono de Endañeta)

Iniciamos el paseo en el Alto de Itziar, al N del núcleo urbano, junto al nudo de la N-634 en Endañeta (210 m). Hay que localizar, en el lateral de la carretera que se dirige al cámping Itsaspe y junto a un panel sobre los caseríos de Itsaspe auzoa, el característico hito de madera del Camino de Santiago / Donejakue Bidea, con sus símbolos y flechas de color amarillo; la senda traspone una cancela y desciende con decisión al E, junto a un regato sucio y maloliente que parece recoger sin depurar algunas aguas grises de Itziar.

Al llegar al fondo de la vaguada, siempre por buen camino sombreado, el arroyo se vierte en Maruko erreka, que más abajo pasará a denominarse Errotaberri erreka antes de desaguar directamente al Cantábrico en el flysch de Sakoneta. Ya a la vista de la mole de Salbatoremendi, oscura de encinas sobre los prados de Zelaieta, una portezuela da paso al caserío Usaberartza. Conviene advertir que en este punto se colocó un poste de señales del Camino de Santiago con una flecha rotulada a la ermita de Salbatore (500 m), que invita a dirigirse a la montaña atravesando entre los edificios y los terrenos del baserri, donde existe una señal disuasoria al respecto.

Aunque el día de la visita el baserritarra nos permitió amablemente el paso por su finca, nos indicó que la senda de ascenso a la cima de Salbatore (coincidente con la que figura en los mapas topográficos) se inicia un poco más abajo, junto al cercano caserío Urtiaga; queda pues advertido que el poste del Camino de Santiago está ubicado en un lugar incorrecto y que es preciso ignorarlo para evitar posibles malentendidos o situaciones embarazosas (se ha avisado a "Patrimonio Cultural" para que revise y corrija el posible error).

Continuamos pista abajo durante 250 metros hasta Urtiaga baserria, para tomar junto a su fachada, al W, la senda tradicional de ascenso a Salbatore. Hay que salvar algunas cancelas y reseguir el senderillo que corre por la parte superior de los prados, al pie del prieto encinar que cubre la cara S del cerro. Una última portezuela metálica en la alambrada da paso al perfilado camino que trepa entre las encinas hasta la rocosa cima de Salbatoremendi (221 m), totalmente ocupada por la ermita y sus antojanos.

De vuelta en Urtiaga, se pueden seguir con precaución las balizas de la senda jacobea por la N-634 hasta Santuaran, para ascender por Erlete Goikoa a la próxima colina de Otakor (229 m).

Acceso: Itziar (Endañeta) (25 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios

  • item-iconLuis Astola Fernández
    El 8 de junio de 2021

    Desde la Dirección de Patrimonio Cultural / Ondare Kulturala Zuzendaritza del Gobierno Vasco nos comunican que la empresa encargada del mantenimiento de la señalética en este sector del Camino de Santiago ha corregido la ubicación del poste que indica el sendero de ascenso a la ermita de Salbatore, situado erróneamente junto al caserío Usaberartza, en lugar del caserío Urtiaga; si alguien visita la zona próximamente, agradeceríamos que nos confirme el dato. Eskerrik asko

  • item-iconMatilde Sanz Rebato
    El 26 de marzo de 2021

    La también debatarra ermita de Santa Catalina luce igualmente una nave colgada de su techo. Lugar mágico, auténtico balcón de los acantilados del Geoparque y de la propia Deba. Visita muy recomendable.