Ir arriba

Kanpantzar (583 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
01/04/2021
Modificado
01/04/2021
1

Kanpantzar (583 m) es una lomilla alargada poco relevante situada en terrenos pertenecientes a Larrintzar, finca de propiedad privada donde se alzan otras modestísimas cotas cuyo interés montañero, ya escaso de por sí, se ve disminuido por las presumibles dificultades para visitarlas; las mencionamos aquí porque no dejan de ser pequeños accidentes orográficos que han conservado sus correspondientes topónimos: Artaburu (595 m), Allarbaso (576 m) o el propio promontorio de Larrintzar (582 m), coronado por la torre de su antigua parroquial dedicada a San Juan Bautista, junto a tres o cuatro caseríos que se libraron de desaparecer bajo el agua durante la construcción del embalse y los restos ruinosos del torreón medieval de los Lazarraga, colonizado actualmente por las cigüeñas.

A diferencia de las otras colinas, Kanpantzar cuenta con un acceso muy sencillo, que permite una incursión discreta en esta extensa finca particular sin necesidad de violentar cercados ni alterar la tranquilidad del ganado que pasta en sus praderas; será difícil, sin embargo, evitar la sensación de estar invadiendo un espacio vedado sin previa invitación.

Hecha la advertencia (y sin perjuicio de que alguien pudiera llamarnos la atención por el inofensivo allanamiento), se puede aprovechar el ascenso a Ametza (604 m) para visitar esta humilde cota dotada de deliciosas panorámicas sobre un entorno idílico y relajante, donde es posible avistar numerosa fauna alada ligada al cercano humedal del embalse de Ullibarri.

Desde Marieta

La ruta coincide con el paseo descrito a la cima de Ametza desde Marieta (560 m), por la pista forestal que se inicia junto al kilómetro 20 de la A-3014. Rebasada la boscosa altura de Ametza, el camino que corre por su ladera W salva la alambrada a través de una pequeña cancela accesible, desde donde se asciende a la derecha la breve cuesta que gana la despejada loma; un grato pasillo herboso junto al vallado conduce al extremo NW de la cuerda, donde un solitario pino y un poste de madera rotulado con el topónimo señala la cima de Kanpantzar (583 m).

Continuando la pacífica invasión del territorio privado, un rápido descenso al NW nos sitúa a la orilla de la balsa Ubarro, en un entorno agradable y muy cuidado; muy próximo se encuentra un hermoso caserón junto al que pasta un rebaño de ovejas. Rodeada la lagunilla, y para no tentar más a la suerte, optamos por regresar a Marieta desandando el camino conocido, única ruta posible para abandonar el perímetro fuertemente cercado de Larrintzar.

Acceso: Marieta (45 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios