Ir arriba

Menditxo (682 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
30/04/2021
Modificado
30/04/2021
3

Como su propio nombre indica, Menditxo (682 m) es un montecillo modesto, un monte de andar por casa para los vecinos de Zalduondo. Situado al N y próximo al núcleo de la localidad, en su ladera sur se alzan el depósito de abastecimiento de aguas y las monumentales cruces de piedra del via crucis que da nombre ("Kalbario") a la loma donde se asientan.

Menditxo es una colina herbosa, cubierta por un singular robledal adehesado formado a partir de hermosos quejigos trasmochados de antiguo; aparentemente, las ovejas que frecuentan el lugar lo mantienen cuidado y libre de arbustos, casi con el aspecto de un agradable jardín silvestre.

Paraje querencioso para los cucos, que marcan territorio con su sonoro e insistente canto bitonal, gozoso anticipo del final de los fríos invernales. El bosque adehesado de Menditxo, ámbito forestal con amplios espacios abiertos, facilita el avistamiento primaveral de esta ave fascinante y esquiva que, por su tamaño, su pecho rallado y sus alas falciformes, recuerda en vuelo al gavilán, aunque en reposo, cuando levanta su larga cola y emite su incansable reclamo, resulta inconfundible.

El GR 25 "Vuelta a la Llanada a pie de monte" efectúa un pronunciado rodeo en torno al cerro por su ladera meridional para arribar a la señorial villa de Zalduondo, final de la etapa 3 procedente de San Millán de San Román y de los hayedos custodiados por el castillo roquero de Marutegi, e inicio de la etapa 4, que se dirige al antiguo monasterio cisterciense de Barria por las crestas herbosas de la sierra de Narvaja/Narbaxako mendilerroa.

Zalduondo es pueblo de hermosas casonas y entorno privilegiado, donde conviven en armonía personajes arraigados en la cultura popular vasca tan diversos como el reconocido escritor Bernardo Atxaga; el entrañable aldeano Celedón, que cada agosto baja del cielo vitoriano aclamado por una multitud bulliciosa; el malvado y sufrido Marquitos, empalado y quemado durante el carnaval más atávico y vistoso de los que se celebran en territorio alavés; o los adustos guerreros, (los "Gizonas"), que otrora vigilaban y hoy protegen al vecindario, encaramados en la escultural fachada del Palacio de Lazarraga.

Desde Zalduondo

El itinerario desde Zalduondo (610 m) no puede ser más sencillo. Se abandona el pueblo al norte bajo la voluminosa parroquial de San Saturnino por la ruta clásica hacia Zumarraundi, acceso al Parque Natural de Aizkorri por la vertiente alavesa. Enseguida aparece, frente a la rústica fuente de Goikoaldea, un nutrido punto informativo con cuatro paneles de los itinerarios que recorren la zona; al acabar las casas, un poste de señales del GR 25 indica la ruta a seguir en dirección a Galarreta.

El camino discurre bajo los depósitos de abastecimiento de agua. En una bifurcación cercana, se abandona el GR y se sigue la senda a la derecha entre robustos quejigos trasmochos; un rótulo toponímico colocado hace años por la activa "Zalduondoko Kultur Elkartea" denomina el lugar como Menditxo.

Aprovechando el camino que gana altura por la ladera, o ascendiendo directamente el corto repecho por terreno herboso y limpio, se gana sin dificultad la cima de Menditxo (682 m), un herbazal redondeado con arbolado disperso que dificulta las panorámicas. Un breve descenso al E, donde la vegetación se aclara, permite disfrutar del bucólico paisaje de este rincón alavés.

En el cercano promontorio de Barbariko (689 m), al otro lado de la pista de Zumarrain, merece la pena visitar la ermita prerrománica de San Julián y Santa Basilisa (s.IX-X), antigua parroquia del despoblado medieval de Aistra.

Acceso: Zalduondo (20 min)

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios