Ir arriba

Montico, El (732 m)

remove-icon
Luis Astola Fernández
Fecha Alta
14/05/2021
Modificado
14/05/2021
6

Montico, con sus diversas variantes (montecillo, menditxo, menditxu, tossalet, moleta...), es orónimo popular y frecuente, que suele describir perfectamente la pequeña elevación a la que nombra; al concepto general de monte de pequeñas dimensiones, el diminutivo "montico" añade además un entrañable matiz subjetivo, que parece sugerir un paraje familiar y apreciado por algún motivo, una referencia cariñosa para los habitantes, actuales o pasados, de un determinado lugar.

El Montico (732 m) es, por definición, un accidente orográfico discreto, pero tan digno de aparecer en un catálogo montañero como cualquier otro promontorio natural que presente cuatro laderas dotadas de cierta inclinación y prominencia, lo que venimos llamando montaña, con toda su variedad de formas, tamaños y colores. La vertiente septentrional, que mira hacia los hayedos de la sierra de Urkilla, adquiere incluso cierto aspecto de montaña importante, como queriendo desmentir la realidad de su modestia aritmética.

Desde Arriola

Enclavado en el centro de la sierra de Narbaxa, entre el collado Arriolate, que lo une con Las Ripas (755 m), y un portillo anónimo, formado con la cumbre de Batiz (735 m) y señalado por un depósito de abastecimiento de aguas, el acceso al Montico no tiene dificultades ni secretos.

La pista que asciende al norte desde Arriola (630 m) se bifurca nada más pasar el cementerio del pueblo; cada uno de los ramales alcanza, en un tiempo similar, uno de los dos collados mencionados, desde donde se gana la dulce cumbrera de El Montico (732 m) por sendas rampas herbosas. No existe hito ni señal que identifique la despejada cima.

El GR 25 recorre un buen tramo de la sierra de Narbaxa entre las localidades de Galarreta y Narbaiza, rodeando las cimas de Korrosparri (756 m), Beitia (768 m) y Gorpidaran (754 m), y tocando las de Las Ripas (755 m), El Montico (732 m), Batiz (735 m) y Bokario (690 m); la travesía entre ambas localidades, o el enlace con la senda desde Gordoa o Arriola, permite conocer íntegramente esta dulce sierra de vocación ganadera que delimita por el norte el sector más oriental de la Llanada Alavesa.

Acceso: Arriola (20 min)

Catálogos

Imágenes

Comentarios