Ir arriba

San Quilés (1.342 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
01/01/2001
Modificado
29/04/2018

Cumbre principal y característica de las Peñas de Anguiano en el borde Nor-oriental del macizo de La Demanda. Domina directamente la población de Anguiano ( 654 m ). Su cumbre es una perfecta atalaya sobre la orilla izquierda del río Najerilla a su salida del profundo barranco que hasta aquí lo ha traído, realmente aprisionado, entre las altas sierras Ibéricas. La montaña muestra su aspecto más espectacular desde Anguiano ( 654 m ). Se puede apreciar entonces que esta constituida por una base de conglomerados terciarios de borde de sierra cementados con material calcáreo. Cabalgando sobre esta base, se alinean zonas calizas más antiguas ( del secundario ) que se elevan formando espolones rematados en la cumbre. Las estructuras tipo “mallo” son las más vigorosas y aparecen en cantiles rocosos en cuyas bases se abren cuevas y, en estéticos monolitos enroscados como tornillos o con el aspecto de platos apilados unos sobre los otros. La Peña del Reló ( 1.050 m ) es uno de los contrafuertes más conocidos de la montaña, marcando las horas solares con la sombra que el sol le imprime, a los habitantes de Anguiano. No lejos de esta roca se abre la cueva de Nuño o Trómbalo, a dos leguas del pueblo. En ese lugar se cuenta que conoció el bandido Nuño al sacerdote Domingo Brieva, viviendo desde ese momento, ambos, una vida de penitencia, resultado de la cual encontrarían la imagen de la virgen de Valvanera. En esta cueva se han encontrado hallazgos que se remontan a la época neolítica. Otro peñasco característico sobre Anguiano es la proa rocosa de Mari-Matea ( 937 m ) y de la Cruz de Hierro ( 882 m ). En la cumbre hay una pequeña ermita con la imagen de San Quilés o San Quirico, y a ella se sube en romería cada 15 de junio. Concluida la liturgia, lo romeros zarandean con sus manteles a todo "pichipata".

Desde Matute (T2)

Desde Matute ( 667 m ) hay una ascensión muy interesante y larga. Por encima del pueblo un amplio camino asciende sobre la orilla izquierda del barranco Rigüelo o Matute pasando bajo las más que curiosas formaciones rocosas de las Peñas de Tobía. Dejando a la derecha el no menos imponente Peñalba ( 1.239 m ) se llega pasado el collado Londeras ( 976 m ) al final del barranco ( 900 m ). Seguir por la izquierda y, en el siguiente cruce, de nuevo por la izquierda para alcanzar el collado Cervanco ( 1.226 m ). Desde aquí hay tres formas de alcanzar la cumbre. Una opción es seguir el camino que desciende un poco para acometer la subida por el collado Serradal ( 1.265 m ) desde donde se pasa al collado San Quilés ( 1.283 m ) y a la cima ( 1.342 m ). También se puede ascender por la cresta ( matorral en el primer tramo ) que gana la cota mayor de la montaña, Cervanco ( 1.363 m ), o rodeándola ( camino ) por debajo de la misma.

Desde Anguiano (T2)

Desde Anguiano ( 654 m ), pasando el puente de Madre de Díos, seguir a la derecha el balizaje del GR-93 que cruza sobre la orilla izquierda del Najerilla bajo el espolón rocoso de Marimatea ( 888 m ). Tras mantenerse practicamente horizontal, abandona el sendero de gran recorrido por la izquierda para continuar por una senda que se desliza sobre el barranco de Valderaso. Existen entonces tres opciones para llegar a la cima.

La primera alcanza el collado Reló ( 1.039 m ), justo a la izquierda del redondeado púlpito rocoso que constituye la ncima de la Peña del reló ( 1.050 m ). Este itinerario permite visitar esta pequeña pero bella atalaya, y, seguidamente, emprender la subida, cruzando el hayedo de La Dehesa, para desembocar en la cima dedicada a Santa Julita y San Quilés o San Quirico ( 1.342 m ).

La segunda opción se eleva a la izquierda para tomar la cresta oriental de San Quilés, en un pequeño y amplio collado ( 877 m ) al W. de la cota de Marimatea ( 888 m ). Desde esta lugar es posible avanzar por al heterogéneo cresterío, pudiendose bordear las rocas que salen al paso o incluso escalar fácilmente (I) sus pequeños remates, antes de coronar la cima de San Quilés o San Quirico ( 1.342 m ).

La tercera opción, alcanza igualmente el collado de Marimatea ( 877 m ), pero ahora pasa a la izquierda hacia el barranco del Valle y por él gana el collado del Serradal ( 1.283 m ), desde donde una senda corona la ermita de San Quilés ( 1.342 m ). Este barranco de El Valle puede ser recorrido igualmente desde el barrio de Las Cuevas de Anguiano, tomando el camino que sale a su término (NW), por encima de los últimos corrales.

Accesos: Matute ( 2h 40 min ); Anguiano ( 2h 20 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconFrancisco Oteo Vazquez
    awards-iconContenido Destacado

    Sin despreciar ninguna de las propuestas de subida a este monte, sugiero una variante, que es la clásica desde el pueblo de Matute. Esta cumbre tiene un sentido especial para nosotros los matutinos, pues su perfil se alza gallardo, abrupto, orgulloso sobre el pueblo, enviando buenos aires sureños  aunque en ocasiones nefastas tormentas. Y sobre todo porque en la cima se halla la pequeña ermita de nuestro patrono San Quirico, motivo de la tradicional romería que cada 15 de junio celebramos en su honor.

    La ruta sigue el tradicional "Camino de San Quilés", puesto que aunque existen otras variantes, es el  mejor para las caballerías, único medio del que se disponía para subir  el día de la romería toda la impedimenta: vino, agua, viandas, pan, coñac, parrillas, calderos, ete, necesarios para preparar la comida después de la misa. Por este camino lo ascendí por primera vez a la edad de ocho años, unos tramos a pie y los otros montado en el macho (mulo) de mi abuelo. Además, por lo menos al principio, es menos empinado que las otras variantes, con lo cual nos servirá para ir calentando. 

    Salimos de la plaza de Matute por la calle del bar Villegas, descendemos pasando por el Albergue hasta el puente sobre el arroyo Rigüelos, y seguimos hasta llegar a la "Era de la Máquina en el termino de Las Llanas.  En tiempos de siega, aquí se instalaba la máquina trilladora, para uso comunal de todos los vecinos. Antes de llegar al cementerio, tomamos el camino rural a la derecha que asciende de forma rectilínea en dirección Sur. A un km. tomamos desvío a la derecha por un camino ancho que asciende suavemente hacia la loma de Londeperro. Pasada la valla, el camino se convierte en senda , que converge con la senda que sube por el Picarazuelo, y que nos lleva hasta una gran majada de "La Pala",  puerta de entrada al hayedo. El camino, un remanso de frescor entre las hayas,  no tiene pérdida, y hace exactamente cuatro giros en Z: primero a derecha,  segundo a izquierda (Fuente de las Canales), tercero a derecha, muy empinado, y cuarto, ya en la línea de crestas, de perfil mas suave, que nos deja en la preciosa majada con la ermita de San Quirico.

    Actualmente es muy poco usado el camino en su parte inicial (hasta la convergencia con el otro, que sube del Picarazuelo). Este otro camino se inicia en el extremo Sur del  pueblo; se cruza el arroyo Rigüelos, subimos por  un pequeño repecho y llaneamos por la margen derecha del arroyo, atravesamos una valla azul, y llegamos a las Despeñizas. Aquí giramos 90º a la izquierda y por cualquiera de las sendas tendremos un a subida muy empinada hasta el Picarazuelo, que son una serie de cerros de conglomerados que nos ayudan a seguir el curso del recorrido. Subiendo por esta línea de crestas hasta Londeperro, convergeremos con el Camino de San Quiles.

    Hasta su entrada en el hayedo, todos los caminos descritos discurren en zonas de escasísima vegetación arbórea, por lo que la subida conviene hacerla con el fresco de la mañana. Coincide además con una zona de conglomerados miocenos, con mucha piedra suelta, muy incómodos para el descenso. Al inicio del hayedo se produce una falla, que separa los conglomerados  terciarios, de las calizas del período jurásico,  que forman aguzadas crestas en la cima. 

    La vuelta puede hacerse por la misma ruta de la subida, o bien bajar por la cara sur hasta el Collado Cervanco y seguir por la pista forestal hasta el término de La Cubilla, donde se cruza el arroyo Rigüelos, continuando todo seguido hasta llegar a Matute.

    Recomendable hacerse con el folleto "Rutas entre hayedos" editado por la Mancomunidad de Anguiano, Matute y Tobía, con  una variante inicial de este recorrido, (folleto nº 4) y múltiples rutas por la zona. 

  • item-iconJavier Urrutia
    El 29 de abril de 2018

    Buen comentario que merece, además de la correción oportuna en el texto principal sobre la fecha de la festividad (15 de junio), ser destacado.