Ir arriba

Cuchillón (2.174 m)

remove-icon
Luis Alejos Escarpe
remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
23/01/2007
Modificado
25/10/2017
213

El Cuchillón o Peña del Pando ( 2.179 m ) es la montaña más elevada del circo de Alto Campoo ( Brañavieja ). Se da la circunstancia que el cercano pico Tres Mares ( 2.176 m ), siendo algo más bajo, es más conocido, por un lado por unirse en su cúspide las cuencas de los tres mares que cercan a la península Ibérica ( Mediterráneo, Atlántico y Cantábrico ), y por otro lado, por contar con un sencillo y rápido acceso desde el mirador de la Fuente del Chivo ( 2.008 m ), al que sube carretera asfaltada desde la estación invernal de Alto Campoo ( 1.609 m ).

En cuanto a la sierra en la que se sitúa, algunos la llaman de Peña Labra, por la peña que constituye su máximo exponente en el extremo occidental, y otros dicen Hijar, nombre que toman también las aguas que forman el Ebro en Fontibre.

Orometría

Hay que señalar que muchos mapas no consiguen situar bien esta cumbre, y que además se le suele otorgar una altitud muy superior a la que en realidad le corresponde: 2.222 m, 2.227 m. Alguna cartografías modernas ponen, de hecho, en duda si la cumbre más elevada de la comarca de Alto Campoó es la que aquí describimos o el cercano Tres Mares ( 2.171 m ). Según el IGN, Cuchillón o Peña del Pando ( 2.174 m ) resulta ser tres metros mayor que Tres Mares, aunque los datos LIDAR parecen dar cotas similares.

Desde Brañavieja

Desde la Fuente del Chivo ( 2.008 m ) se puede acometer la subida a esta montaña en época estival. Dado que resulta incómodo rodear el Tres Mares ( 2.176 m ), lo mejor es subir este pico para luego seguir marcha hacia el Cuchillón descendiendo al collado los Asnos ( 2.031 m ). A este collado se puede subir directamente desde el fondo del circo ( 1.870 m ), sin necesidad de pasar por Tres Mares. Una vez en el collado bastará recorrer la cresta por la cumbre de Las Hoyas ( 2.106 m ) hasta superar el Cuchillón ( 2.179 m ).

En Invierno la ascensión podrá realizarse directamente desde Brañavieja ( 1.580 m ), prevío descenso al valle ( 1.530 m ), lo que incrementa ligeramente el desnivel a batir hasta la cima. Cruzado el incipiente río Hijar, lo mejor es dirigirse a la izquierda de la montaña para salir al collado del Cuchillón ( 2.060 m ) y remontar luego la cresta hasta la cima.

Otra forma común de alcanzar la cima desde Brañavieja es elevarse sobre la cresta W.SW hacia el rellano del Descanso ( 1.909 m ), donde topamos con los remontes mecánicos de la estación invernal. Por terreno pedregoso se alcanzan las llambrías de la cima del Cuchillón o Peña del Pando ( 2.179 m ), cúspide de Alto Campoo.

Desde Santa María de los Redondos

Desde Santa María de los Redondos ( 1.200 m ), primer pueblo por el que pasa el Pisuerga, se puede recorrer el cordal cumbrero por las cimas de Cueto Mañin ( 2.125 m ), Cotamañinos ( 2.148 m ) hasta el Cuchillón ( 2.179 m ). Como el itinenario es largo, puede efectuarse en travesía para luego descender a Brañavieja ( 1.609 m ).

Crestas de Alto Campoo

Para recorrer los dosmiles de Alto Campoo, que forman circo en torno a Brañavieja (1.580 m), nos aproximaremos por el itinerario que sube a Cotamañinos ( 2.144 m ) atravesando Braña Calgosa y remontando el Arroyo de Piedrahita. Una vez en las inmediaciones del cordal nos desviamos al Sur, bordeando la cima de Cotamañinos para acceder al collado (1.990 m) que nos
permitirá alcanzar en primer lugar Cueto Mañín (2.125 m) (2,30).

Regresando al collado (1.990 m) y prosiguiendo por el cresterío (N) llegamos a una cota rocosa y acto seguido al vértice de Cotamañinos (2.144 m) (3,00). Dispuestos a continuar sobre el lomo del cordal (NNE) pasamos en suave declive
a la siguiente cota (2.122 m) (3,30). La cresta se torna aquí un tanto agreste, siendo preciso efectuar un sencillo destrepe para bajar al collado del Cuchillón (2.060 m).

Al reemprender el ascenso soslayamos el espolón que entorpece la progresión desviándonos por cualquiera de sus flancos. Después nos encaramamos al escarpe rocoso que configura el cresterío, superando una corta canal herbosa para desembocar en la arista cimera del Cuchillón (2.179 m) (F) (4,00).

Cruzando (N) las llambrías de la cumbre bajamos junto a la pilona superior de un remonte e inmediatamente nos deslizamos hacia la ladera Oeste. Si lo hiciésemos más adelante sería preciso afrontar los tajos que rompen la continuidad de la cresta. Avanzando ahora bajo la barrera rocosa que festonea la vertiente occidental de la sierra y pasando por la correspondiente horcada (2.050 m) atravesamos las Hoyas (2.079 m) (F) (4,45), llegando al devastado Portillo de los Asnos (2.031 m).

La cresta se yergue, apareciendo en lo alto un muro, corto pero insalvable sin técnicas de escalada, por lo que efectuaremos un flanqueo a media ladera (N) hasta el punto donde se desvanece el farallón rocoso. Luego, lamentablemente, hemos de progresar bajo un telesilla. Una vez en la estación superior coronamos rápidamente el Pico Tres Mares (2.176 m) (F) (5,30).

Bajando por la cresta de los Cuetos Negros (NE) llegamos al Collado de la Fuente del Chivo (2.008 m) (5,45) donde, tras hacer honor a la fuente que le da nombre, optaremos entre interrumpir la travesía regresando por carretera a Brañavieja (1.580 m) (4 Km), o continuar. Puestos a proseguir por la Sierra del Cordel remontamos (NE) una ladera de matojos y roca suelta hasta situarnos en el Cornón (2.140 m) (6,00). Al descender por el lado opuesto (E) en lugar de seguir el relieve de la cresta es más cómodo deslizarse por el flanco septentrional, utilizando una senda que se pierde en el collado (2.030 m).

Volvemos a subir, pasando junto a un cobijo natural antes de alcanzar las rocas cimeras del Bóbeda (2.070 m) (6,30). En el siguiente collado (2.010 m) encontramos el punto más delicado de este cordal. Cuando la cresta se transforma en agudo espolón nos encaramamos a una horcada para bajar una canal herbosa y soslayar el tramo escabroso utilizando un pasillo situado sobre los desplomes de la cara Norte. El denominado Paso de la Muerte no resulta arriesgado ni plantea complicaciones. En realidad tampoco existen obstáculos significativos en el filo de la arista (PD). De todos modos la forma más certera de eludir riesgos sería perder altura por la vertiente Sur, pasar bajo el resalte rocoso y volver a la cresta. Un nuevo ascenso, siempre en dirección Este, nos coloca en la Tabla (2.050 m) (F) (7,00).

Continuando por el borde de la cresta cortada al Norte topamos con el remonte situado en la perpendicular de Brañavieja. Luego, trepando por llambrías de conglomerado, coronamos el airoso Cueto de la Horcada (2.124 m) (F) (7,15). Al bajar bordeamos por el Sur unos escarpes, y una vez en el Paso del Cuquillo (1.970 m) una ladera tapizada de brezos nos conduce
al Cuencagen (2.032 m) (7,45). Atravesando después una loma descendemos (N) el resalte conglomerado que da acceso al consiguiente collado (1.960 m). Al trasponer la divisoria Nansa-Saja la muralla septentrional se convierte en suave ladera, en tanto que al Sur aparece un circo. Una ancha cresta vallada nos lleva ahora a Iján (2.084) (8,15).

Volvemos a descender hasta un verde collado (1.890 m) superando por uno u otro lado la alambrada la pendiente herbosa, las pedreras y la rocosa cúspide del Cordel (2.040 m) (8,45), el más oriental de los dosmiles de la sierra.

Iniciamos el regreso dando marcha atrás hasta el collado (1.890 m) y deslizándonos por la vertiente meridional hasta el lecho de un arroyo. Cruzándolo llegamos a un moderno refugio de pastores (1.750 m) (9,15). De aquí parte la pista que efectuando al comienzo un leve ascenso atraviesa la cuenca superior del río Guares para desembocar en Brañavieja (1.580 m) (9,45).

Accesos: Brañavieja ( 1h 45 min ); Fte. Del Chivo ( 1h ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios