Ir arriba

Haro, Pico de (386 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
01/01/2001
arrow-iconModificado
04/11/2017

Cumbre encima de Mioño ( 16 m ) cuya cima se levanta a poca distancia del mar ( no llega a 1,5 km ) y cuyo extremo N forma la punta de Saltacaballos, rodeada de acantilados. Entre esta punta y el Cabo de Mioño o de La Gorda queda la ensenada de Dicido. Siguiendo la línea de cumbres hacia el S encontramos otra elevación tan sólo un metro más baja, Peredillo ( 387 m ) y, más adelante, el Pico de la Helguera ( 368 m ), todas ellas bien diferenciadas.

Pero el rasgo más destacable en el paisaje de Campo Ezquerra, Campozquerra o Pico de Haro es, sin duda, las huellas dejadas por su pasado minero que han dejado profundas cicatrices en la desquebrajada montaña. En el año 1.786 hay constancia de la explotación de las venas férricas, pero es en el año 1.874 en el que se funda la "Dícido Iron Ore Company Limited", que impulsaría mucho el trabajo minero. El mineral se trasportaba desde Campo Ezquerra hasta Castro Urdiales en bueyes, y de allí en barcazas a los barcos anclados fuera de puerto. A partir de 1.880 se prefiere bajar el mineral a la ensenada de Dícido, al encontrarse más cercana, y se sustituyen los bueyes por un cable aéreo. En 1.883 se pone en marcha un ferrocarril de "cadena flotante" para llevar el mineral hasta un depósito junto al mar. Pero, los ingenios no quedaron aquí. Se deseaba cargar directamente las bodegas de los barcos pese al escaso calado de la costa. La solución vino de la mano de una plataforma, pero fue arruinada por una tormenta a finales de 1.894. Se construye entonces un cargadero en voladizo ( cantilever ) bajo proyecto de un socio de Eiffel. Este cargadero fue volado en 1.937 durante la guerra civil. En 1.938 se construye un nuevo "cantilever". Ya en 1.970 se acaba la explotación de las minas y se vende el cargadero que pasa por varias manos hasta llegar al Ayuntamiento de Castro.

Tomando la carretera ( no la autovía ) de Mioño ( 16 m ) a Ontón ( 32 m ) podremos ver el cargadero de Dícido y la punta de Saltacaballos. Pasado el Alto de Saltacaballos ( 170 m ), en descenso hacia Ontón, nos quedaremos con una pista de hormigón a la derecha, pudiendo aparcar un poco más adelante junto a una casa ( 141 m ). Aunque es un itinerario viable, no resulta muy entretenido empezar a subir por la pista. Esta no conduce a la cima, pero se queda muy cerca, en otra casa al E del pico. Por ello nos dirigiremos directamente hacia la cresta. Una caseta nos guiará hacia ella ( 252 m ). Ahora sólo queda seguir por la senda que la recorre hasta la cumbre de Campo Ezquerra ( 388 m ), agrietada y fracturada por el agua que ha penetrado en las profundas fisuras. El vértice geodésico ( 379 m ) se halla un poco más bajo, más al S, y a unos pocos metros. Sin embargo, es un poco laborioso conseguirlo pues tendremos que rodear una grieta bastante profunda. Con niebla debe prestarse atención a estas fracturas que, además, pueden ser ocultadas por la vegetación.

Accesos: Saltacaballos ( 40 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios