Ir arriba

San Juan, Cerro de (1.359 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
01/01/2001
Modificado
04/08/2016
9

El Cerro San Juan ( 1.359 m ) es una elevación aislada por los cursos de los ríos Razón, Zarranzano y Merdancho. En su vertiente Norte se asientan Portelárbol ( 1.155 m ) y Sepúlveda de la Sierra ( 1.105 m ), mientras que en la vertiente Sur están Portelrubio ( 1.074 m ) y Fuentelsaz de Soria ( 1.076 m ). Desde todos estos lugares el acceso a la cumbre es corto y muy sencillo. La cima posee encinares cubriendo sus laderas, lugares idóneos para el crecimiento de la trufa negra.

Desde Portelárbol ( 1.155 m ) salimos en dirección a una escombrera ( 1.207 m ) situada en la vertiente Norte del monte. Desde aquí una pista nos lleva directamente a la despejada cumbre donde hay un repetidor. Desde Fuentelsaz de Soria ( 1.076 m ) la ascensión se realiza por el Alto del valle Ayllón ( 1.224 m ), y luego por toda la loma se conecta con la pista que nos lleva a la cima.

Existen varias casas-fuerte en los alrrededores que merecen visita, como la de Aldealseñor ( 1.085 m ) y la de san Gregorio, a 1 Km. de Cubo de la Sierra ( 1.113 m ). También hay un dólmen en Sepúlveda de la Sierra ( 1.105 m )

El Duero antes de entrar en Soria ( 1.057 m ) describe una cerrada curva en cuya convexidad se sitúa Garray ( 1.023 m ). Sobre el cerro de La Muela se encuentran los restos de la ciudad de Numancia, ya habitada desde hace 3.000 eños. Se encontraba esta en territorio de Palendones y sería tomada por los Arevacos. Con el inicio de la conquista romana ( III a.d.c ), Numancia es un férreo bastión contra el que se avalanzan los romanos. Se consigue un tratado de paz pero este no duraría demasiados años, ya que los celtíberos inician la construcción de la fortificación de Segeda ( Zaragoza ). Con este pretexto las ordas romanas atacan esta ciudad y sus habitantes huyen a Numancia. Las tropas se dirigen entonces a la conquista de Numancia pero son emboscadas por los arevacos. Por si fuera poco, Numancia aguantó un segundo ataque que puso a las tropas de roma en retirada.

Un nuevo tratado de paz, pero tampodo durarero, pues los Celtíberos vuelven a las armas contra Escipión, el artifice de la destrucción de Cártago. Los romanos cercan Numancia pero salen nuevamente derrotados, hasta que al final sufren un tremendo asedio al que los Numantinos aguantan durante nueve meses. En el año 133 a.d.c. las ordas romanas entran en Numancia dando por concluido el último episodio de las guerras celtíberas.

Las ruinas de Numancia son objeto de visita obligada para el viajero. El emplazamiento exacto de la ciudad era desconocido hasta el s.XIX. Las escavaciones se iniciaron en el año 1.906.

Accesos: Portelarbol ( 40 min ); Fuentelsaz de Soria ( 1h ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios