Ir arriba

Santa Ana (1.268 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
01/01/2001
Modificado
14/06/2018
20

A los pies del Monte y Sierra de Santa Ana ( 1.268 m ) encontramos la ciudad de Soria. Es, en palabras de Antonio Machado, la curva de Arco de Ballesta que describe el río Duero a su paso junto a la ciudad, la que la separa del Monte Santa Ana, desde cuya cumbre, usurpada por un repetidor, dicen se ve salir formando círculos la noche de San Juan.

Junto al río, encontramos encaramado a una peña, el santuario de San Saturio, patrono de Soria. El itinerario turístico se completa paseando por la ribera del Duero hasta el monasterio de San Juan de Duero, donde destaca la famosa arquería de su claustro. En este recorrido se evocan los versos de Antonio Machado.

Tapizado por el encinar, aunque mucho menor que Santa Ana, encontramos un monte que resulta también muy conocido por los Sorianos: El Monte de las Ánimas, sumergido en la leyenda que tan bién subo relatar el mismo Becquer. Este monte perteneció a los templarios que habitaron el monasterio de San Polo. Los templarios llegaron a Soria llamados por el rey con objeto de defendarla de los árabes a los que había sido conquistada. Empezaron, entonces, una serie de pugnas por los derechos de caza y batida en lo que hoy es llamado "Monte de las Ánimas", entre los clérigos guerreros y los nobles. Estas pugnas terminaron en una auténtica batalla que sembró el monte de cadáveres de unos y otros. Desde entonces dicen que cuando llega la noche de difuntos se oye doblar, sin que nadie la toque, la campana de la capilla, y que las ánimas de los muertos, envueltas en jirones de sus sudarios, corren como en una cacería, y los ciervos braman espantados con las carreras de los esqueletos. La leyenda del Monte de las Ánimas pasó a la literatura de la mano de Gustavo Adolfo Becquer. También se asegura que los masones celebran en este lugar sus asambleas

Desde Soria ( 1.069 m ) bajaremos al Duero ( 1.014 m ), que cruzaremos, para tomar la carretera de San Polo a San Saturio. desde esta misma carretera se remonta el desnivel que nos separa de la cima. Además de la clásica ascensión desde Soria, una carretera asciende al repetidor por le vertiente Este partiendo de la carretera ( 1.096 m ) que se dirige a Alconaba.

En vertiente Sur de la sierra de Santa Ana encontramos el embalse de Los Rábanos ( 1.010 m ), que puede ser objeto de excursiones entorno al mismo o al monte Picazo ( 1.171 m ).

Accesos: Soria ( 50 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconAngel Gil Garcia
    El 14 de junio de 2018

    He incluido en otros nombres el topónimo Peñalba sacadodel libro "Templarios Sanjuanistas y Calatravos en Soria" de "Ángel Almazán de Gracia", uno de los cronistas de temas históricos y  culturales mejor informados de la provincia.

    "La ermita-cueva rupestre de San Saturio, patrono de la ciudad de Soria, se sitúa en la ladera del Monte de Santa Ana o Peñalba, un poco mas arriba del cauce del Duero".

    Como curiosidad en otro párrafo nos cuenta: "Todavía en el siglo XVII la ermita actual  de San Saturio seguía llamándose de San Miguel de la Peña, en honor a San Miguel Arcángel. Y por cierto que en Aralar (Navarra) está el templo español mas importante dedicado a este santo, en el que hay un hueco en un muro por el que los fieles introducen su cabeza para sanar de diversos males, como sucedía en San Saturio hasta los años 70 del siglo XX".

  • item-iconIñigo Alberto
    El 26 de marzo de 2017

    La carretera a la cima y el repetidor de televisión fueron contruidos a finales de los setenta y principios de los ochenta, para la retransmisión del Mundial de Fútbol de 1982 por parte de RTVE.

    Hubo un pequeño refugio que llegó a estar cubierto, y que hace unos pocos años se derribó por algunos vándalos, existía la tradición del subir el Belén, y era fácil encontrarlo en su interior. Fue realizado con gran esmero por un hombre, no recuerdo el nombre, que subió más de mil ocasiones a la cima (quizás hasta me he quedado corto), tenía tal devoción por la cumbre que iba subiendo él solo cemento y piedras hasta que hizo el refugio. Recuerdo leer en el periódico Soria Semanal aquella curiosa historia en el cual figuraba el nombre de esta persona.

    Existió la tradición en los años sesenta, setenta y ochenta de subir a la cumbre a pasar la noche y ver amanecer la noche de San Juan, allí la gente montaba sus festivales particulares, y según me explican tuvo gran arraigo durante muchos años. desde hace bastantes años se perdió esa costumbre.

    Igualmente, y en clave de la crónica negra, por este paraje anduvo en su huída a principios de marzo de 1997 el llamado "Rambo de Soria", que mató a dos personas en la zona de Matalebreras y muy cerquita de Santa Ana, en la Granja Sinobas mató a otro joven. Posteriormente fue detenido. Recuerdo perfectamente este episodio pues en una de mis ascensiones de joven a la sierra, en la cima subió a media tarde un furgón de la guardia civil armados hasta las cejas y me mandó irme abajo inmediatamente.