Ir arriba

Pic du Midi d' Ossau (2.884 m)

remove-icon
Luis Alejos Escarpe
remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
01/01/2001
arrow-iconModificado
28/02/2017

El Pic du Midi d' Ossau ( 2.884 m ), también conocido con el sobrenombre de Jean-Pierre, es, sin lugar a dudas, la reina entre las montañas del Pirineo Occidental. No alcanza los tres mil metros de altitud y, sin embargo, puede hacer gala de ganar en celebridad a la mayoría de las cumbres que superan esta cota en el Pirineo central.

El Midi d' Ossau debe su nombre a que se eleva al S., al Mediodía, del valle de Ossau. Su característica silueta es fácilmente deistinguible en la distancia.

El Midi d' Ossau ( 2.884 m ) aparece extrañamente solitario, exhibiendo sus oscuros paredones en lo más duro del invierno. Su verticalidad no permite que la nieve se acumule en sus firmes aristas y prodigiosas paredes. Todo ello lo convierte en un verdadero vergel para la escalada en alta montaña. Cuenta, por ello, con numerosos y variados itinerarios, algunos de extrema dificultad. Descubrir la verdadera magnitud del Ossau quedará, por tanto, fuera de los montañeros menos experimentados, que se deberán conformar con alcanzar su cima por su vía Normal.

Historia

Su visibilidad sobre el valle de Ossau no le hace pasar desapercibido ( incluso desde la vertiente Sur de los Pirineos, aunque parcialmente oculto, puede ser observable desde lejanos lugares ). Por ello, y pese a las dificultades que entraña su ascensión, fue conquistado en el año 1787, mucho antes que otras cimas más elevadas pero más sencillas como el monte Perdido, el Vignemale o el Aneto, que permanecían más anónimos ante los geógrafos. Además este pico se eleva muy cerca de la importante ruta traspirenaica de El Portalet ( 1.794 m ), paso fronterizo entre Francia y España ya conocido y utilizado en otras épocas.

La primera tentativa al pico de la que hay constancia vino de la mano del Señor de Foix Candale, obispo de Aixe, que organizó una verdadera expedición a la medida de estos tiempos, pero que no debió conseguir gran cosa. Se habla en esta época de la montaña con el apelativo de "Los gemelos", debido a que esta constituida por dos cumbres netamente diferenciadas ( aunque verdaderamente desiguales ). En 1591 el Señor de la Palme, de nombre Cayet, asegura una nada creíble coronación de la montaña.

En el año 1787, el Midi d' Ossau es vencido por un pastor del valle de Aspe, que levanta un gran mojón de piedras bien visible en la distancia. Este anónimo pastor construyó el mojón por encargo del geógrafo Reboul. El 20 de marzo de 1787, un ingeniero geodésico constata la existencia del amontonamiento de piedras en la, hasta entonces, virgen cima del Ossau. En 1797 se realiza la segunda ascensión, pero esta vez bien documentada, por Guillaume Delfau, que constató además los restos dejados por la primera ascensión. Luego vendría la ascensión de Daugeot en 1802.

Pero es la leyenda que envuelve a la primera ascensión la que realmente nos lleva a los orígenes por la pasión por las montañas. Se dice que el pastor del valle de Aspe observaba como cada día la sombra del Midi d' Ossau se proyectaba sobre su humilde cabaña de tal modo que la misma punta del pico se situaba junto a la puerta. Era una invitación a entrar, a descubrir la cumbre que dominaba con amplitud los extensos prados donde cada día pastaba su ganado. De este modo, el pastor atendió la llamada de la montaña y la coronó. Nace de este modo el alpinismo, la actividad que consiste en subir montañas simple y llanamente porqué...! están ahí !...

La ascensión normal a la cima se realiza desde el collado Suzon ( 2.127 m ). Aquí empiezan las dificultades que en realidad en ningún momento superan el segundo grado. Para ello habrá que vencer tres chimeneas que fueron ferradas a finales del siglo XIX con grandes y polémicas clavijas-barras. La mayoría de ellas fueron retiradas en su mayoría en 1966, otras aún se conservan, normalmente dobladas ante los intentos de ser arrancadas a golpe de piedra por los montañeros. Aunque, esta vía normal no cuenta, como se ha dicho con dificultades significativas, no está demás exigir la precaución a los montañeros menos habituados a este tipo de ascensiones, especialemente cuando la nieve cubre la montaña. El Midi cuenta, desgraciadamente, con una larga lista necrológica, es una montaña vertiginosa y caótica, por lo que cualquier aventura fuera de la balizada ruta normal puede ser un peligro objetivo.

Toponimia y Orometría

En los textos antiguos siempre se ha conocido como Pic du Midi d' Ossau o Pic du Midi de Pau. La expresión occitana es Pic deu Mieidia d' Aussau. También se conoce popularmente como Jean-Pierre o en el habla local "Lo Jan Pèir". Esta denominación surgiría durante la romanización del territorio y tendría relación con cada una de las dos puntas de la montaña.

En la cima se encuentra el vértice geodésico núm. 6432001 llamado "Laruns I" que cuenta con tres referencias muy próximas. Es la denominada 1, en la reseña del IGN, la que proporciona la altitud de 2.883,72 m. El vértice núm. 14512 del IGN español situado en la cumbre de Collarada señala 2.882,697 con respecto a la base del pilar de observación, elevada unos 30 cm por encima de la superficie del suelo. Estos datos señalan que el Midi d' Ossau es, por tanto, algo más de un metro más elevado.

Las puntas del Midi d' Ossau

El Midi d' Ossau cuenta con varias puntas. Según la mayor o menor significación que consideremos podemos hablar de tres, cuatro, cinco o hasta seis puntas.

Las cumbres del Midi realmente significativas son tres: El Gran Pic ( 2.884 m ), el Petit Pic ( 2.807 m ) y la Punta Aragón ( 2.715 m ). El Petit Pic d' Ossau ( 2.807 m ) es una elevación verdadera agerrida y notable. A la vista se descubre como totalmente innacesible. Queda separado del Midi d' Ossau por una marcada y profunda horcada denominada La Fourche ( 2.705 m ). Hacia esta brecha asciende un marcado corredor ( Corredor de La Fourche ), que ofrece una intersantísima ascensión invernal.

En la zona superior del Grad Pic se pueden descubir dos elevaciones muy próximas, apenas diferenciadas entre ellas. La cota N. es la llamada Punta de Francia o Pointe de Franca ( 2.881 m ), mientras que la cota S. y más elevada es la Punta de España o Pointe d' Espagne. Las denominaciones derivan a la mayor visibilidad que ofrecen hacia los dos estados. Aún y todo existe una tercera punta, más al S. en la que finaliza el espolón NW Se trata de la Punta Enmanuelle ( 2.778 m ). Finalmente queda citar, la punta Jean Santé ( 2.573 m ), que domina la gran muralla de Pombie.

Después del Grand Pic, el objetivo prioritario y obvio fue el Peti Pic ( 2.807 m ), que se consigue en el año 1858. Para encontrar ascensionistas a la Punta Aragón y a la punta Jean Santé, habría que esperar hasta el s.XX, a 1907 y 1928, concretamente.

Posteriormente vendría ya el período de la dificultad. Los escaladores pasan a conquistar la muralla de Pombie y, por supuesto, los impresionantes itinerarios trazados por los hermanos Ravier a partir de 1950.

Vía Normal (PD-)

Desde el Portalet ( 1.794 m ) se desciende 1,5 Km. hasta llegar al aparcamiento de Anéou, lugar de inicio de la ruta de aproximación hacia la montaña. Este lugar se sitúa contiguo a la Cabaña de Araille (1.700 m). Aquí tomamos un camino en el lado izquierdo de la carretera. Se cruza el río por un puente y emprendemos la marcha por una amplia pradera, pasando junto a la Cabaña Sénescau (1.812 m). Una senda dibuja claros zig-zags remontando la empina­da ladera hasta el Col del Soum de Pombie (2.129 m), donde hace su aparición el desco­munal Midi.Luego se desciende suavemente (N) por el flanco oriental del Pico Peyreget ( 2.483 m ) hasta dar con el Refugio alpino y lago de Pombie (2.031 m) (1,15). Algunos prefieren hacer noche aquí, para afrontar el resto de la ascensión al día siguiente.

Para acometer la vía normal subiremos al collado Suzon ( 2.127 m ), que queda al N. del refugio, a la izquierda del castillete rocoso del Pic de Saoubiste ( 2.262 m ). Al principio el sendero, balizado con cairns, discurre por un verdadero caos de rocas. Poco a poco el sendero se dibuja menor y nos dirige de forma clara hacia el herboso collado ( 2.127 m ). Nos desviamos a la izquierda para diorigirnos ya hacia la montaña. Desde este lugar no se observa con claridad el itinerario que sigue la vía normal aunque con algo de experiencia se puede llegar a visualizar. El trazado consiste en ir alcanzando sucesivas plataformar herbosas separadas por cotas chimeneas poco difíciles. Los montañeros experimentados podrán franquearlas con tranquilidad sin el uso de cuerda. Para los neófitos se sugiere el encordamiento.

El sendero nos coloca tras unos quince minutos de subida al pie de la primera chimenea ( 2.345 m ), de unos 25 metros de altura. Esta chimenea se recorre por su interior (II) encontrando una pequeña estrangulación a los diez metros aproximadamente, alcanzando luego una placa lisa y pulida de unos 4 metros provista de un par de barras-clavos que permiten superarla. A partir de aquí se enlaza con un sendero que recorre una terraza suspendida hasta alcanzar la base de una segunda chimenea.

Esta segunda chimenea es más impresionante pero cuenta con muy buenas presas (II+). Posee unos 30 m. y se suele ascender aprovechando una fisura a la derecha del diedro que forma la propia chimenea. Lo conveniente aquí es rapelar en el descenso por el diedro y ascender por la fisura de la derecha, de tal manera que se minimiza el riesgo de encuentro y las caídas de piedras entre los que suben y los que descienden. Superada la chimenea reaparece el camino. Más arriba existe un pequeño resalte muy sencillo (I) equipado con alguna barra. Se descubre a partir de aquí la amplia canal que se dirige hacia la cima. El sendero se dibuja claro sobre esta canla y no ofrece dificultades. Posteriormente el terreno se vuelve algo más vertical y hay que retomar la trepada.

Finalmente nos encontraremos con una tercera chimena, más fácil que las otras tres (II-). Superada aparece una barra y un canalón fácil (I) que desemboca en le cruz del Paso del Portillón du Midi ( 2.657 m ). Estamos en la entrada del llamado Rein de Pombie, una gran pedrera inclinada donde ha desaparecido ya toda dificultad. Los cairns permiten atravesar este paraje y colocarnos ya en la cresta ( 2.874 m ), unos metros a la izquierda de la Punta de Francia/Pointe de France ( 2.881 m ), a la cual podemos llegar en un par de minutos.

Continuamos hacia la izquierda, rodeando un pequeño resalte para trepar fácilmente a la cima principal del Midi d' Ossau o Punta de España/Pointe d' Espagne ( 2.884 m )(PD-).

El descenso se realiazar por el mismo itinerario que el utilizado en la subida. No existe otra variante o itinerario más sencillo para hacerlo. Por ello volveremos sobre la cresta hacia la Punta de Francia y perderemos altura sobre el Rein de Pombie hasta el paso del Portillón ( 2.657 m ). El Rein de Pombie es un terreno caótico. No es aconsejable desviarse del camino balizado sino se está seguro de como volver a recuperarlo, especialemente con mal tiempo o niebla.

Desde el paso del Portillón, la canal final se destrepa sin dificultades para colocarnos ante la tercera chimenea. Esta también se puede destrepar cómodamente, pero también es posible instalar un rápel de unos 30 metros ( o dos más pequeños ) que evitan el destrepe. A continuación no encontraremos dificultades para perder altura hasta la segunda chimenea. Se puede descender mediante un rápel de unos 35 metros, o dos más cortos. Como se ha dicho los rápeles discurren por el diedro de la chimenea, reservando para la subida la fisura de la derecha (II) para evitar situaciones peligrosas de caídas de piedras y aglomeraciones entre los que suben y bajan.

Vía Normal. Cresta de Moundelhs
Finalmente, andando, se alcanza el final de la primera chimenea, algo más complicada de destrepar sino se dispone de cuerda. En tal caso habrá que usar los clavos para descender la placa pulida y descolgarse por el fondo de la misma hasta el suelo. Alternativamente se instala un rápel de 25 metros.

Salvadas las chimeneas, se continúa por el sendero al collado Souzon ( 2.127 m ), donde se toma el sendero que librando el caos de rocas de Pombie nos coloca en el refugio ( 2.031 m ).

Contrafuerte Oriental (PD+)(AD)(550 m)

Las principales dificultades pueden ser evitadas con lo que el nivel técnico de la ascensión se reduce de A.D. a P.D. Si se sigue íntegramente el espolón y se aborda el resalte final encontraremos varios pasos de IV. Primera ascensión, Paulette Daudu, J. Fayet, R. Ollivier y J. Ravier en 1957.

La escalada comienza en una laja (III+) situada a algunos metros a la izquierda de la primera chimenea de la vía normal. Salimos de la laja por la derecha escalando un diedro corto pero delicado (IV-). Puede evitarse el diedro descendiendo por el flanco S. Seguimos íntegramente el filo del contrafuerte oriental (III+) o, más fácilmente, por el flanco N. (II), donde podemos encontrarnos con la vía normal. El resalte terminal se puede contornear fácilmente por una sucesión de canales a la derecha ( roca poco segura ). Si se decide abordarlo directamente nos encontramos con un diedro cuyos primeros metros son difíciles (IV), seguido de un segundo diedro (IV-), que da paso a una fisura diagonal hacia la izquierda (III), y tras superar un pequeño desplome (III+) se alcanza una brecha, al pie de una losa monolítica de color negro. Subirla directamente mediante una bella escalada (III+), y por terreno fácil alcanzar una nueva brecha. Descenderla y remontar por terreno más sencillo (II) para salir al Rein de Pombie, desde donde se alcanza andando la cima del Midi d' Ossau ( 2.884 m )(AD).

Vertiente del Col de Souzon
Vía de la brecha de Moundelhs (AD-)(600 m)

Itinerario poco utilizado y de escaso interés pero que constituye una alternativa practicable a la vía normal.

Al W.NW del Col Suzon ( 2.127 m ) queda la Brèche de Moundelhs ( 2.230 m ) que permite al paso a la Cara N. del Ossau. Al principio se sigue por una arista más o menos tendida, para abandonarla por la izquierda cuando gana más verticalidad. Nos elevamos entonces en dirección SW sin seguir un itinerario realmente definido, escalando bloques y chimeneas de forma escalonada (III), sobre roca mediocre, avanzando, en ocasiones, por terreno semiherboso y conectando con la vía normal en la canal que asciende al paso del Portillón, justo antes de la tercera y última chimenea (II-). Por ella, y cruzando el Rein de Pombie se alcanza la cima del Midi d' Ossau ( 2.884 m )(AD-).

Corredor Sur/Corredor de la Fourche (AD-)(600 m)

Para atravesar las dos cumbres del Midi, mientras persiste la nieve la ruta más adecuada es el corredor sur (AD-) que asciende a su horcada ( 2.705 m ).

La ruta del corredor sur se alcanza superando la Grande Raillére, extensa pedrera que cubre la vertiente SE de la montaña. La canal (III) tiene unos 500 metros de desnivel con 45 grados de pendiente, mas al ser un colector abundan los desprendimientos. El corredor desemboca en la Horcada de la Fourche (2.705 m) (AD-) (3,15) ( 2,00 del refuigio ). El único obstáculo significativo es un resalte de unos cuatro metros de altura (IV-).

Corredor de la FourcheUna vez en la Horcada de la Fourche se trata de llegar al Grand Pic por la cara NW Lo habitual es dirigirse hacia una característica placa blanca y pulida inclinada hacia la Fourche. se cruza esta placa mediante una travesía horizontal hacia la izquierda (II+), para penetrar, a mitad de su altura, en una chimenea (III) que desemboca en el hombro NW Remontamos el contrafuerte (II+) penetrando, a través de una canal, en el caótico y salvaje espacio de la cara NW Algunas pequeñas chimeneas permiten ir ganando sucesivas terrazas. Se alcanza entonces la base de una chimenea que asciende hacia la derecha buscando el espolón. Forzando un paso más fuerte (III) a la terminación de la chimenea, se accede a un nicho suspendido. A la derecha existe una fisura (III+) que permite superar un muro vertical, situándos en una nueva terraza que se recorre hacia la derecha hasta una reunión. A partir de aquí las dificultades decrecen (II) y permiten colocarnos rápidamente en el pedregal cimero. Una simple trepada sobre el mismo nos coloca en la Punta de España/Pointe d' Espagne ( 2.884 m )(AD-)(4,45).

Cara N. por la vira de l' Embarradère y la Fourche (AD)(650 m)

En 1896 por Brulle, D´Astorg, Passet y Salles, cruzan la cara N. por encima del circo de l' Emabarradère alcanzando, por vez primera, la brecha de La Fourche, desde donde ganan la cumbre.

Desde el collado Souzón ( 2.127 m ) descender un poco y atravesar sin perder altura a la brecha de Moundelhs. Seguir entonces hacia la brecha de los Austriacos/Brèche des Autrichiens ( 2.226 m ). A partir de este lugar, la escalada discurre por terreno nada evidente. Hay que cruzar en diagonal, escalando bloiques y pequeña chimeneas (III) en busca de la notable vira de l´Enbarradère. Se trata de un pasillo inclinado supendido por encima del circo de l' Enbarradère, en plena cara N. Este pasillo, se descubre entonces como un paso inversosimil hacia la brecha de la Fouche ( 2.705 m ). Su escalada diagonal (III) no ofrece dificultades significativas, desembocando a la izquierda del pitón de la Fourche ( 2.717 m ). Para coronar el Gran Pic, podemos desviarnos a la izquierda en diagonal hacia la placa blanca (II+) y cruzarla para penetrar en la chimenea (III) que desemboca en una gran plataforma sobre la cara NW Luego ganamos altura por terreno poco evidente, hasta localizar a la derecha una visible canal, que tras ser suparada (III) gana un nicho. Escalando una fisura en la parte derecha de este nicho (III+) se sale a la ladera NW Por terreno sencillo se corona la punta Enmanuelle ( 2.878 m ) y, seguidamente, la Punta de España ( 2.884 m ).

Cara N. Clásica (AD-)(650 m)

En el año 1911, sería el austriaco Edmund Gütl y el alemán Schmid los que consiguen conquistar la cara N. sin pasar por la Fourche, elevándose desde la Brèche des Autrichiens por un itinerario siempre caótico de bloques y chimeneas hasta desembocar en la cresta, en las inmediaciones de la Punta de Francia. La primera realización invernal de este itinerario fue realizado en 1928.

A la brecha de los Austriacos/Brèche des Autrichiens ( 2.226 m ) se llega desde la Brèche de Moundelhs ( 2.230 m ), cruzando trasversalmenet el circo S. de Moundelhs.

Accesos: Aparcamiento de Anéou ( 4h ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios