Ir arriba

Cárcabos (1.136 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
01/01/2001
Modificado
01/01/2001
10
Al fondo del pueblecito de Quecedo ( 643 m ), en el valle de Valdivielso, la sierra de la Tesla se rompe en un angosto desfiladero delimitado por una sucesión de erizados peñascos dispuestos llamativamente a modo de gigantesca "V". Se trata de los Cárcabos o Cárcavos.

Saliendo de pueblo en dirección a la sierra de la Tesla comenzamos cruzando un farallón rojizo muy vertical que se extiende longitudinalmente al pie de la sierra. Desde este punto el desfiladero se halla perfectamente visible y al nos aproximarnos en pocos minutos. El recorrido del espectacular barranco es factible pero existe una barrera rocosa gertical de unos seis metros que nos cortará el paso. Antiguamente debió existir una escalera de madera para superarlo que fue sustituida por peldaños de hierro, hoy desaparecidos. En su lugar tal vez encontremos alguna cuerda fija que evite su escalada libre (V+). Para el descenso, en cambio, se puede instalar un pequeño rápel. Superado el paso el sendero nos lleva a la boca de la cueva de Los Cárcabos ( 970 m ).

La cueva de Los Cárcabos es una de las cavidades más conocidas del valle. Se halla en un estrato calizo de 75º de buzamiento y posee un desarrollo de 746 metros, por lo que es la mayor de la zona. Su boca de entrada es de 12x3 metros y una presenta una cota mínima de -50 metros. Su recorrido es sencillo por su regularidad. Fue explorada en 1.952 por espeleólogos burgaleses. En las inmediaciones se han encontrado otras simas y abrigos. Sobre el altiplano en el que se sitúa la ermita de Pilas ( 1.100 m ) se halla, además, la cueva de Pilas ( 1.080 m ) de 355 metros de desarrollo acompañada de cavidades menores.

A la derecha del desfiladero de los Cárcabos se alza una peña de 1.136 metros que parece tomar el mismo nombre que el principal accidente de la zona. Se halla perfectamente diferenciada de Peña Corba ( 1.332 m ), techo de la sierra de La Tesla, por un collado a 990 metros de altitud.

Se puede aprovechar la ascensión del desfiladero para llegar a esta cima. Si no podemos remontar la cascada ( pared ) tendremos que subir por una empinada pedriza a la izquierda y que permite sortear el accidente para llegar a la cueva de los Cárcabos ( 970 m ). Desde este lugar se sigue al collado ( 990 m ) al Norte del pico y se gana la cima sin especiales dificultades. Antes de la cascada sale a la derecha del desfiladero otra empinadísima pedriza que permite efectuar una ascensión muy directa hacia la cresta címera. No se encontrarán dificultades importantes (I) salvo la inclinación y falta de estabilidad del terreno. Una vez en la parte superior nos tendremos que abrir paso entre la vegetación algunos metros para salir a la cresta ( terreno más despejado ), que se remonta hasta su punto más alto.

La ascensión más sencilla discurre por la vertiente Sur de la montaña. Desde Quecedo ( 643 m ) tomaremos el camino a Los Cácabos hasta pasar las primeras peñas ( a la derecha cruz en memoria de un fallecido ). No iremos, entonces, hacia el desfiladero, sino que tomaremos algunas sendas de ganado que por la derecha vienen a entroncar con otro sendero que remonta con mucha facilidad la ladera Sur de la Peña de Los Cácabos ( 1.136 m ). Desde Arroyo de Valdivielso ( 658 m ) el camino a seguir es muy parecido. Hay que salir del pueblo y cruzar un paso entre peñas para enlazar con la senda de la vertiente Sur.

Desde Peña los Cácabos ( 1.136 m ) es posible seguir la marcha al Peña Corba ( 1.332 m ) y descender a Quecedo por la pista de la ermita de Pilas ( 1.100 m ).

Accesos: Quecedo ( 1h 30 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios