Ir arriba

Cerro Blanco (657 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
01/01/2001
arrow-iconModificado
14/10/2016

Pequeña cumbre al Sur de Imiruri ( 605 m ), que constituye una estribación de los Montes de Vitoria. Se sitúa en el centro de un círculo imaginario entorno a Imiruri ( 605 m ), Uzkiano ( 591 m ), Saraso ( 582 m ), Marauri ( 630 m ) y Aguillo ( 664 m ), por tanto a altitudes similares a la de la propia cima. A estas poblaciones habría que añadir el despoblado de Otxate ( 680 m ).

Desde Uzkiano

Desde Uzkiano ( 591 m ) sale una pista que se dirige en dirección E. hasta la cima del Cerro Blanco ( 657 m ), discurriendo en todo momento entre labrantíos que llegan, practicamente, hasta la misma cima, que es un pequeño corro de monte bajo. Desde Imiruri ( 605 m ) sale una pista en dirección a Aguillo/Agillo ( 664 m ) que deja al Cerro Blanco ( 657 m ), muy cerca de mano derecha. Abandonando esta pista más o menos en el momento en que buza hacia el E. se puede subir directamente por terreno de monte hasta la cima.

Desde Saraso

Desde la parte baja de Saraso ( 592 m ) , junto al lavadero parte una pista en dirección N. que nos deja cerca de la cima; llega un momento en el que el camino se acaba; entonces por la orilla de una finca se accede a un alto y por una senda en el sentido contrario a las agujas del reloj se bordea el cerro y finalmente se accede al vértice del Cerro Blanco ( 657 m ).

Otxate

Otxate aparece citado en documentos antiguos como Goate. Se han encontrado entorno a este poblado pequeñas tumbas que parecen datar del s.XIII. Se ha dicho que pueden ser de niños, pero al comprobar las dimensiones se ve que hay de varios tamaños. Se sabe que estuvo deshabitado entre 1557 y 1750, pero luego es repoblado y adquiere una entidad importante en la región en que se sitúa. Sin embargo, al menos en la creencia popular, entre 1860 y 1870 parece que sufre tres epidemias de viruela, tifus y cólera, que arrasan con la población. Pero además ocurren extrañas desapariciones, entre ellas la del párroco del pueblo ( año 1898 ) y, también, de pastores y lugareños. De algunos de ellos aparecen sus cadáveres carbonizados. Estas desdichas lo han catalogado de pueblo maldito. Por sí fuera poco, en 1947 un labrador, Victor Moraza, habla de la misteriosa presencia de luces en el cielo por encima de la torre blanca de la iglesia. En 1981, Prudencio Muguruza, fotografía unas luces en el firmamento, que hacen eclosión en la opinión pública: "El OVNI de Trebiño". A partir de aquí se suceden las "psicofonías", la visión de extrañas figuras y esbeltas levitando sobre hábitos ennegrecidos, y, en general, toda una secesión de fenómenos extraños que atestiguan los curiosos e investigadores de lo oculto. Toda esta retalia que mezcla la historia con la leyenda han catalogado a Otxate como un pueblo maldito.

Yo, en cambio, en mis correrías por la zona he de decir que nunca he visto o presentido nada fuera de lo normal. Sin embargo, se conozcan o no los acontecimientos de Otxate, si que es cierto que transmite dos tipos de sensaciones opuestas según los visitantes. A unos les sugiere paz y tranquilidad. Para otros en cambio, desasosiego, destrucción, muerte...

Accesos: Uzkiano ( 25 min ); Imiruri ( 25 min ).

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

comment-iconComentarios