Ir arriba

Bricia, Peña (1.286 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
01/01/2001
Modificado
01/01/2001
2
Olvidada, pero vigilando celosamente la carretera al puerto de San Glorio ( 1.609 m ), se alza un torreón de pudingas pardo-rojizas en la divisoria entre los ríos Vejo y Quiviesa. Muy bien diferenciada por el collado Presorio ( 1.061 m ), es una estribación del monte Robadoie ( 2.219 m ), realmente gigantesco cuando se observa desde esta altura casi mil metros más baja.

Sin embargo la peña Bricia es una destaca montaña cuando se observa desde Ledantes ( 793 m ), que junto con Villaverde ( 790 m ) y Vejo ( 630 m ) son las aldeas que cercan el monte. Ledantes ( 793 m ) se alza en la base de los imponentes barrancos boscosos que se precipitan desde la máxima altura que encumbra la cordillera Cantábrica, el Peña Prieta ( 2.536 m ). Los cursos de agua que por ellos descienden se unen al pie de la escarpado peñasco negro de Socastillo ( 795 m ) y forman uno de los ríos que recorren Liébana: El Quiviesa. Por la vertiente opuesta baja el río de Vejo que se une, asimismo, al Quiviesa.

Desde Ledanes ( 793 m ) vamos a subir a la cumbre por un camino que gana altura sobre el barranco de San Andrés y va a buscar el collado Presorio ( 1.061 m ). Sin embargo, los helechos, pequeños robles y piornos sugieren no atacar el pico por este lado. Por ello, tomaremos un camino que cruza la ladera SE de la montaña y permite alcanzar una pequeña antena ubicada en el extremo oriental del cordal ( 1.095 m ). Aquí termina la pista y empiezan los problemas. Empezamos subiendo por lo que parecen restos de un sendero muy borrado hasta perderlo de manera definitiva, por lo que hay que subir entre la vegetación en busca de la cresta rocosa, y que resulta más practicable ( 1.150 m ). Al salir a la cresta observamos ya la cumbre. Descendemos ligeramente para aprovechar la practicabilidad de la vertiente Sur de la montaña. Ahora la cima queda muy cercana y se observan nuevamente los restos del sendero. Sin embargo, enseguida nos damos cuenta que apenas quedan rastros de él, y que iremos observando a medida que progresemos entre la enmarañada vegetación. Llegamos al final a la cresta al Oeste de la peña y seguimos por ella para toparnos con una pequeña chimena que le da acceso. Una pequeña trepada (I) facilitada por una roca en la base de la chimenea y coronamos la cima.

Debido a la penosidad del tramo final de la ascensión puede resultar tentador el descenso directo por la cara Sur en busca del camino. La posibilidad no sólo existe sino que es interesante si estamos dispuestos a asumir los pasos de destrepe y un rato de caminar entre altos helechos. Lo más fácil es descender entre la Peña Bricia ( 1.286 m ) y el monolito que se eleva en la cresta occidental ( 1.255 m ). Evitar en todo momento caminar al borde de la pared rocosa ya que, aunque el terreno parezca muy cómodo.

Accesos: Ledantes ( 1h 30 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios

  • item-iconRoberto Gil Alonso
    El 13 de junio de 2012
    Después de haber subido desde la antena y bajado por la vertiente sur, puedo confirmar que resulta mucho más accesible desde esta vertiente. Después de la antena el avance resulta muy laborioso por los piornos, además de estar el terreno infestado de garrapatas. Lo mejor es dejar la pista a la altura de una zona que rezuma agua, antes de llegar a la fuente con abrevadero al pie de la cumbre. Se sube a un leve collado al sur de la cumbre por una ladera de roble y helecho; no hay senda pero se camina bien. Al llegar a la loma se gira hacia la cresta, aquí aparecen rastros de senda y franqueamos la cresta por un portillo junto a la cota occidental. Después iremos hacia la cumbre, pero no por la cresta, sino por una senda paralela a esta que va por el norte. Al final nos acercamos a la cresta para subir a la cumbre. Hay dos pasos: uno ya descrito por la chimenea de la vertiente norte, fácil, pero con hierba que puede resbalar. El otro es pasar a la vertiente sur por una grieta estrecha (apenas 40 cms) y después trepar fácil por rocas con buenos apoyos.