Ir arriba

Dobres, Peña De (1.404 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
01/01/2001
Modificado
01/01/2001
9
Singular peña de singular belleza, que constituye una de las cumbres más atractivas de Liébana. La Peña de Dobres, denominada El Cabezo ( 1.404 m ) por los lugareños, se eleva mil metros por encima del valle de Cereceda de tal manera que llega a ensombrecer al mismo Bistruey ( 2.002 m ). De aspecto innacesible, se le mire desde donde se le mire, el cabezón calizo que la remata es sumamente vertical por todas sus vertientes hasta el punto de asemejarese a un gran queso blanco. Ni siquiera cuando se mira desde el collado herboso ( 1.270 m ) que se encuentra en la cara Sur del pico podremos intuir una ruta evidente. Sin embargo, y digan lo que digan, Sí, se puede subir.

La vertiente Norte del Bistruey ( 2.002 m ) se halla salpicada por increibles formaciones rocosas monolíticas de aspecto tan tentador como siniestro. En la vertical de Cucayo ( 986 m ) tenemos la peña Jiniestra ( 1.662 m ), aunque resultan aún más llamativos los peñascos inferiores a modo de enormes penitentes: Cadovo ( 1.038 m ), Peña del Castro ( 1.326 m ), Peñas Negras ( 1.594 m ). Sin embargo, a diferencia de estos, la peña de Dobres ( 1.404 m ) no es un monolito, sino una verdadera cumbre entroncada al monte Casanzo ( 1.630 m ) por el collado Cezuda ( 1.171 m ).

En Dobres ( 860 m ) vamos a dirigirnos al collado ( 1.270 m ) sobre la que descansa la vertiente Sur del pico. Para ello podemos pasar por el collado Cezuda ( 1.171 m ), o subir directamente por el bosque en su búsqueda. Este último caso es el más corto, y el camino arranca a la derecha de la fuente que hay en la parte alta del pueblo.

Una vez en el collado ( 1.270 m ) nos dirigimos directamente hacia el centro de la cara Sur, donde hay dos grandes rocas entre las que debemos pasar. Aquí vamos a comenzar con una trepada muy simple (I) y que en diagonal hacia la izquierda permite subir a un hombro característico. A este lugar asciende una empinada canal por la vertiente contraria. Es en este paraje donde arranca la verdadera ascensión, que comienza por una vira (I) que se estrecha enseguida por lo que es preciso dar una aérea zancada para proseguir (II). Un pequeño descanso y tomamos una aérea y corta travesía a la izquierda. Aquí apoyamos los pies en una fisura desde donde subimos de frente (II) para seguir hacia la izquierda. Estamos frente a la canaleta final, muy fácil en la subida pero que requiere más atención en el destrepe al discurrir frente al abismo (II). Segimos hacia la izquierda por terreno más sencillo y trepamos a la cumbre (1.404 m )(PD-).

Accesos: Dobres ( 1h 15 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios