Ir arriba

Fraile, Pico del (834 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
01/01/2001
arrow-iconModificado
17/07/2016

El pico rocoso más bello de Araba se halla en la sierra Gorobel o Sálvada. Es vertical por todos sus flancos, por lo que su ascensión debe efectuarse auxiliándose de cuerda como medio de seguro.

Fue ascendido por primera vez por Angel Sopeña en 1924 en solitario, causando tal revuelo social en Urduña que se concedió al pico el sobrenombre de Pico Sopeña. Sin embargo, sigue denominándose Pico del Fraile o Fraideburu por la sugerente forma de abad dominando el valle de Arrastaria. Esta escalada se considera como la primera efectuada en Euskal Herria. La escalada se realiza accediendo a la brecha que lo conecta con la sierra, y llega a la cima en un sólo largo de cuarenta metros (AD).

Desde la brecha hay que trepar por unas rocas escalonadas para tomar la arista por su lado izquierdo. Parece aquí el paso más complicado de la vía (IV-). Luego va siguiendo una fisura en la que aflora la hierba (III). La misma chimenea se vuelve ligeramente hacia la izquierda (III). Tras superarla salimos a la inclinada rampa herbosa (II), por la cual subimos hasta toparnos con la cabeza rocosa final. Desde aquí se rapela hasta la brecha. Cruzando unos metros hacia la derecha damos con la canal que conduce a la cima (II).

Resulta interesante los comentarios de las travesías por la sierra Salvada efectuadas en 1935, en las cuales se corona el pico ( Pyrenaica, Oct. 1935 ): "Hemos llegado con gran aparato de precauciones: cuerda de 26 metros por 14 m/m., cuerda auxiliar, clavijas, martillo, etc. Quien nos viese se imaginaría que por lo menos intentábamos atacar el más fiero picacho de los Alpes: sin embargo, es comprensible nuestro lujo de precauciones siendo la primera vez que atacamos un risco famoso y tenemos a nuestra disposición un equipo inicial de escalada.". A continuación vienen las impresiones de la escalada:" Confieso que me he sentido emocionado al iniciar la ascensión en primer lugar, no precisamente por las dificultades que pudieran aparecer a primera vista, sino esa natural emoción que rodea al orador que por vez primera se presenta ante el público y va familiarizándose poco a poco con él. El primer temblor queda disipado al palpar la roca y comprobar que no existen esas supuestas dificultades: he trepado de peldaño en peldaño con seguridad y sin contratiempo y me ha seguido mi compañero de igual forma. La chimenea que se halla a poco de comenzar puede salvarse fácilmente debido a una providencial clavija que se halla incrustada. El trozo de hierba parece un sendero de cabras con el pisar de los incontables escaladores que coronan la cumbre. El Pico Sopeña se ha urbanizado - válgame la frase - y ha perdido todo su sabor clásico: no es ahora aquel pico innaccesible, sino que todo el que se aproxima a él no puede resistir a la tentación de intentar la subida, a la logra a menos que se lo proponga. Sin embargo, tampoco faltan los eternos timoratos que aprecian con exceso la seguridad y comodidad...".

El Pico del Fraile aparece en el catálogo de montes puntuables de 1950 bajo el epígrafe: Fraile ( Pico Sopeña ), con una altitud de 881 metros, en la pos. 69 de los montes de Araba.

En 1955 fue escalado por la difícil cara SE que remonta el soberbio pecho del fraile y salva la barbilla en un aéreo, difícil y técnico techo (A3), para ascender luego por su misma cara, todo ello en cuatro largos de cuerda, el último de los cuales se realiza en la garganta del fraile ( 150 m, M.D. sup, A3 ). La vía fue abierta por Pedro Udaondo y Arturo Fernández.

En la actualidad, pese a ser uno de los picos más bellos de Araba, cargando con una dilatada tradición montañera y representando un nuevo amanecer en la historia del alpinismo en Euskal Herria, es una cima injustamente olvidada.

Vía Normal (AD)

Desde Tertanga ( 500 m ) o desde el puerto de Urduña ( 900 m ) podemos aproximarnos a este monolito. Debemos colocarnos en la base de la brecha que lo une al resto de la sierra. Un senderito aéreo permite alcanzarla sin dificultad pero con precaución (I+). Una vez en ella la escalada sigue la arista, escalonada al principio (III) hasta un pequeño muro a media altura (IV-), que constituye la parte más vertical de la escalada. Luego supera la chimenea y por la izquierda se llega a una rampa de hierba muy inclinada ( II ) que se asciende hasta una pequeña brecha a pocos metros de la cumbre. Superando el último resalte alcanzamos la plana pero pequeña cumbre del pico del Fraile. El descenso a la brecha se realiza con un rápel de 40 metros.

Accesos : Puerto de Orduña ( 1h 30 min ); Tertanga ( 2h ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios