Ir arriba

Artesilla, Peña (1.341 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
03/12/2005
arrow-iconModificado
03/12/2005
Esta cima de la sierra de Toloño/Cantabria se halla cerca de Cervera ( 1.384 m ), pero posee una personalidad suficientemente propia garantizada por su escabroso y caracterísitico relieve. Esta cima se observa perfectamente desde la base del puerto de Herrera, donde se ubica el sanatorio de Leza. Se ve desde aquí una alargada cresta rematada en una proa rocosa que no es otra cosa que este Peña Artesilla ( 1.341 m ). La perspectiva más impresionante del pico se obtiene, no obstante, desde el collado ( 1.262 m ) que la une a otra punta inferior, Peña Roja ( 1.284 m ).

Desde la cima, descendiendo un poco hacia La Rioja, hay un fragmento rocoso que busca su independencia. Una gran grieta que arranca en la misma base de la pared asciende verticalmente intentando desligarlo de la Peña Artesilla hasta tal punto que una visible brecha horizontal los separa. Se trata de "La Rendija", de la que se dice que se va anchando con el paso del tiempo. Lo cierto, es que un fenómeno de este mismo tipo es el que ha ido definiendo el espectáculo de monolitos rocosos que ofrecen las partes más agrestes de esta sierra.

La Peña Artesilla ( 1.341 m ) y Cervera ( 1.384 m ) se encuentran unidas por una cresta de fácil recorrido. Cierra esta cresta uno de los flancos del Valle Hermoso o depresión de Vallehermosa, un curiosa y alargada hoya de casi 1,5 Km. de longitud y que responde geológicamente a lo que se denomina un Polje. La anchura máxima del valle es de unos 350 metros.

Desde Pipaón (T2)

Desde Pipaón ( 858 m ) se llega a esta cima de dos maneras. La primera es subiendo a Cervera ( 1.384 m ) por el puerto de Recilla ( 1.267 m ) para luego seguir la cresta con algún altibajo ( 1.343 m ) antes de llegar, en el extremo, a la Peña Artesilla ( 1.341 m ).

La segunda posibilidad es tomando el camino al portillo de Vallehermosa ( 1.211 m ). Desde el pueblo tomar la parcelaria que pasa frente al camposanto y alcanza un portillo metálico que cierra el paso al collado de Semendia ( 930 m ). A la derecha de este portillo, desechamos el camino que sale a la derecha. Cruzar, por tanto, el portón y ascender unos minutos por el marcado camino hasta encontrar un desvío a la derecha. A la izquierda queda una pequeña senda que permite subir a la cima de Semednia ( 1.042 m ). Tomar, entonces el camino de la derecha, ganando altura cómodamente por el magnífico hayedo que se extiende bajo Cervera. Cuando este comienza a alcanzar su máxima cota, empieza a llanera ligeramente. En ese momento esatremos atentos para localizar la estrecha senda, balizada con algunos hitos, que remonta directamente la boscosa ladera y sale al extremo más occidental del portillo de Vallehermosa ( 1.211 m). Dejando a la derecha el acceso a la cercana cumbre del Castillo de Vallehermosa ( 1.256 m ), seguir hacia la izquierda un vago sendero que cruza el matorral en busca del inicio de la depresión ( 1.235 m ). Se desliza entonces hacia la derecha buscando su entrada al pie de la llamativa punta rocosa de Peña Roja ( 1.284 m ). Contornearla por la izquierda, siguiendo una marcada senda que se mantiene pegada a la pared de una primera punta y se coloca en el collado que forma ésta con Peña Artesilla ( 1.341 m ). Por el lado izquierda de la peña se trepa a la misma sin ningún temor ( 1.341 m ).

Vertiente S.

Entre el inicio de la carretera a Herrera ( 1.100 m ) y el Hospital de Leza ( 615 m ) parte una pista al Norte que se sitúa bajo Los Peñuecos. El encinar cubre la primera parte de la ladera convirtiendo la ruta en la senda del llanto y la magulladura, pero superado este se sale a terreno más despejado e impresionante. Trepando hacia arriba podremos llegar al portillo ( 1.262 m ) que hay al pie de la Peña Artesilla. Este camino fue en otra época muy utilizado para unir las poblaciones de Laguardia y Pipaón, pero cayó en desuso y la naturaleza se ha encargado de olvidarlo. También en el recuerdo queda aquél poblado de Berberana del cual sólo se mantiene en pie la ermita románica.

La Rendija

El acceso a la curiosa fractura del terreno se realiza descendiendo en dirección S. desde la misma cima de la Peña Artesilla ( 1.341 m ). Entonces se descubre el estrecho abismo que se nos separa de un gran bloque que busca su propio espacio independiente al margen del macizo que lo contiene. Posee unos 40 m. de profundidad y es creencia entre los pastores que antiguamente podía ser cruzado de una zancada, situación hoy en día imposible sin practicar un arriesgado paso. No obstante, en la parte oriental de la grieta existe un paso sencillo y que no exige dar ni salto no zancada. Aunque no posee peligro se encuentra protegido por un spit. Entonces es posible recorrer hacia la derecha el labio opuesto del abismo y alcanzar una de las atalayas más bellas y solitarias de toda la sierra. Desde este lugar se observa el vistoso espolón occidental de la Peña Artesilla, mientras que a nuestros pies destacan los grandes murallones rojizos ( Peña Rioja ).

De vuelta al paso de la Rendija se puede continuar hacia Cervera ( 1.387 m ) directamente, sin retornar a Peña Artesilla, con algo de matorral bajo en algun momento.

Accesos: Pipaón ( 2h ).

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

comment-iconComentarios