Ir arriba

San Mamés (767 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
28/02/2006
arrow-iconModificado
11/03/2017

Cabezón rocoso y bastante característico que se eleva por encima de las Conchas de Haro ( 450 m ). Queda separado por el portillo de La Lobera ( 693 m ) del San Cristóbal ( 884 m ).

En torno al barranco Vallinera se concentra un discreto conjunto de altos moderadamente escarpados. Avanzando hacia Salinillas de Buradón/Buradon Gatzaga ( 504 m ) tenemos La Deresa ( 744 m ), una punta rocosa que domina vertiginosamente esta población. Algo más al S se encuentra este risco de San Mamés ( 767 m ), que es el más elevado de cuantos dominan las Conchas de Haro. Se forma de este modo una estructura orográfica triangular bien visible desde los altos de San Cristóbal ( 884 m ), que interpone su loma entre los riscos de Buradón y el macizo de Toloño ( 1.271 m ). El boj y el cerrado carrascal impera en toda esta zona por lo que los accesos a las cimas son muy reducidos y siempre conllevan algún que otro rasponazo o magulladura.

Desde Buradon Gatzaga/Salinillas de Buradón

Desde Buradon Gatzaga ( 504 m ) iniciamos la marcha por el camino que lleva al portillo de La Lobera ( 697 m ). Discurre por este lugar la ruta Jacobea, que de este modo salía de Araba para entrar en las abiertas tierras riojanas. El camino deja a la derecha la peña La Deresa ( 744 m ) y nos coloca en el portillo, junto a una caseta. A la izquierda un cairn marca el sendero que sube a la punta de Espribilia ( 845 m ), que es la primera de las cotas del monte San Cristóbal ( 884 m ), cuyo punto culminante se halla más al E. A la derecha, de forma menos evidente, podemos superar el terraplén para descubrir una pequeña senda que permite ganar sin problemas la amplia antecima oriental ( 748 m ), invadida por el matorral. Difícil, aunque posible es llegar a esta cota desde La Deresa ( 744 m ), pero no con poco trabajo y tesón. En la citada antecima la senda se difumina y debemos bajar y cruzar el collado intermedio ( 739 m ), que impone poca distancia y desnivel, aunque también laborioso propósito por lo cerrado de la vegetación. Sin embargo, la elegante cresta rocosa de San Mamés ( 767 m ) se halla cercana y cuando la alcancemos ya nada nos impedirá alzarnos en su punto más elevado.

Por el barranco Vallinera sube una pista, a la par que el soterrado gaseoducto, hasta el collado ( 666 m ) al W de esta cima. Sin embargo, la ascensión desde este lugar no resulta recomendable por la inexistencia de sendero que permita cruzar el manto arbustivo. Tampoco resulta nada sencillo, desde este collado, ganar la escarpada cota que se halla al W ( 703 m ) por idénticas circunstancias.

Accesos: Buradon Gatzaga ( 50 min ).

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

comment-iconComentarios

  • item-iconMatilde Sanz Rebato
    El 11 de marzo de 2017

    A día de hoy, el sendero está doblemente balizado; con pintura roja y con lazos de plástico de todos los colores colgados del boj. Se llega al hito cimero con muy poco esfuerzo.

  • item-iconRafael Junguitu Uribe
    El 6 de agosto de 2012
    Ciertamente los ultimos metros son muy complicados. Olvidarse de ir con perros. Tampoco pienso repetir.
  • item-iconJoseba Astola Fernandez
    El 22 de mayo de 2009
    Desde el portillo La Lobera hasta la antecima a 744 mts., la senda es buena, salvo algún tramillo en que la primavera ha escondido la senda. En la mencionada cota, la senda desaparece y debemos bajar un poco al collado monte a través, y después, por la ladera sur, hasta coger la cresta cuanto antes. Una vez en la cresta, ya no hay problemas, se anda bien. El tramo sin sendero no llevará más de 15 minutos. Dos recomendaciones: -ponerse unas viejas polainas para proteger la parte baja de las piernas de los arañazos, aunque vayamos hechos un cuadro. -colocar pequeños trozos de papel blanco, visibles desde uno a otro, en los puntos más conflictivos, que retiraremos a la vuelta. Parece una tontería, pero resultan de gran ayuda para regresar a la antecima 744, ya que la vuelta es más pesada porque las ramas de los matorrales nos pillan a la contra. Es un monte bonito, a pesar de los pesares. Llegar al buzón de su La Deresa, su vecino, me resultó más complicado y doloroso. San Mamés no es tan difícil.