Ir arriba

Saierri (192 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
15/07/2006
arrow-iconModificado
11/01/2016



Esta pequeña cima se halla en el extremo más occidental del ya de por sí discreto cordal del Munarrikolanda ( 254 m ). Algunos monumentos megalíticos se dispersan a lo largo de estas cimas degradadas por las plantaciones de eucaliptos.

Desde Berango (T1)

En Berango ( 44 m ) nos dirigimos hacia el cementerio dejando a la izquierda el campo de fútbol. Justo al camposanto se inicia la ruta de los dólmenes de Munarrikolanda, conjunto formado por seis megalíticos descubiertos a partir de 1964. El camino lleva a un collado ( 114 m ) entre la cota de Agirremendi ( 154 m ), a la cual sube un sendero, y Saierri ( 192 m ). Seguimos por el camino que gira a la izquierda y conduce al collado donde se ubica el túmulo de Saierri o Saiherri ( 174 m ). Por la izquierda un sendero marcado con pintura roja y blanca lleva a la cima donde existe una piedra homenaje ( 192 m ). De vuelta al collado se puede continuar sin problemas hasta Munarrikolanda. Pasamos junto a la cota llamada Atxarbiñaburu ( 197 m ), cerrada por la vegetación y damos vista al túmulo de Saierriko muinoa ( 182 m ). Seguimos por el cordal dejando a la izquierda la también cerrada cima de Ugaroaga ( 240 m ), antes de alcanzar el Munarrikolanda ( 254 m ). Desde el mismo Berango también se puede subir por la cresta W. del monte hasta la cima.

Punta Galea

La Punta Galea es el cabo que forma la desembocadura del río Nerbio/Nervión en El Abra, al NW de Algorta ( 6 m ). Allí, frente al puerto de Bilbao, el litoral aparece cortado a pico sobre una altura de casi un centenar de metros, mientras que en el extremo contrario de la estribación se encuentran las playas de Gorrondatze o Aizkorri, Barinatxe ( más conocida como La Salvaje ) y Atxabiribil o Arrietara. Los amantes de los sencillos paseos costeros encontrarán aquí una oportunidad para disfrutar de las vistas de los acantilados y las playas que se extienden entre Algorta y Sopelana.

La protección militar del Abra de Bilbao se fraguó por medio de algunas construcciones defensivas, siendo la mejor conservada de todas ellas el llamado fuerte de la Galea, La Atalaya o Castillo del Príncipe, que fue erigido a mitad del s.XVIII con el fin de evitar ataques corsarios. Con esta posición, y la batería de Punta Lucero, se completó el proyecto estratégico de defensa del puerto de Bilbao. Durante la guerra con los franceses, fue ocupado, y destruído posteriormente por los ingleses. Durante las guerras carlistas fue reconstruído hasta que en 1947 es abandonado, perdiendo su función militar.

El paraje más curioso del entorno de Punta Galea es la playa de Tunelboka, lugar que fue utilizado para arrojar las escorias de fundición, fraguando en grandes espesores frente al flysch y que son abatidos por la continúa abrasión mareal y el oleaje. Un sendero, antiguamente totalmente escalonado, desciende apoyado sobre una cornisa oblicúa e este lugar. Su nombre proviene del túnel de salida de la galería subterránea por donde desaguaban las inmundicias de Bilbao.

Accesos: Berango ( 30 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios