Ir arriba

Garindo (1.003 m)

remove-icon
Angel Marín Martínez
Fecha Alta
19/08/2007
Modificado
19/08/2007
18
A caballo entre los valles de Gesalaz y Goñi, Garindo (1.003 m) además de dar continuidad por el Oeste a la sierra Sarbil cierra por el Norte el sistema montañoso que envuelve y delimita el diapiro de Salinas de Oro, un depresión más o menos circular creada tras la erosión de las calizas de la zona central, que fueron previamente elevadas por el ascenso de los subestratos salinos. Si nos fijamos en este sistema, vamos encontrando por el Este, y de Sur a Norte, las cumbres de Etxauri (1.136 m), Itxesorde (1.012 m) y Obiarri (982 m), para continuar por el Norte hacia Garindo (1.003 m); al Oeste aparece la larga cadena formada por Ezpeldiabazter (1.011 m), Soroluzeta (1.014 m) y Andaradia (1.001 m), y cerrando por el Sureste, Esparatz (1.022 m). En este marco las aguas confluyen y encuentran salida en el Suroeste. Se trata de aguas generalmente salinas, que son aprovechadas en las explotaciones de Salinas de Oro. Se catalogó en la edición de 1950 del catálogo de montes en la pos. 101 del listado de montes de Nafarroa.

El acceso más interesante a este monte parte de Muniain ( 816 m) en el interior del circo montañoso. Poco antes de llegar al propio pueblo, y a la altura de una pequeña balsa natural ( 796 m), nos desviamos a la derecha por un carretil asfaltado. Siguiéndolo unos dos kilómetros llegamos en suave ascenso hasta un portillo metálico con paso canadiense.
Ahí el carretil empieza a descender y se encamina a Azanza en el valle de Goñi, así que en vez de seguir esa dirección tomaremos el camino que se inicia a la izquierda. A lo largo de un kilómetro recorremos un denso robledal, siempre en dirección O, hasta que, tras un leve descenso, el camino se abre a una amplia barrancada que sube desde el Sur. Antes de llegar al collado en que se cruzan los caminos al pie de Garindo ( 927 m), tomamos una pista a la derecha buscando los rasos de Ornaizgibel.

Superada la cuesta, avistamos una parcela cercada y rodeada de bosque delante de la alargada y abrupta falda Sur de Garindo (1.003 m). Para hallar el paso de subida entre la espesura que cubre el último desnivel hay que rodear la parcela manteniendo la valla a la derecha. En el extremo contrario al de acceso a los rasos, un pequeño sendero nos permitirá, subiendo una serie de gradas, encaramarnos al lomo de la montaña. Una vez en él, bastará continuar hacia el Oeste para llegar a la cima. La despejada cumbre está señalada por un pequeño taco topográfico y un montón de piedras. Otro posible itinerario saldría de Salinas, más concretamente de una curva a un kilómetro en dirección a Pamplona. En ese punto ( 700 m) surgen las aguas que alimentan más abajo las salinas y nace un claro camino hacia el Norte. Este camino no es otro que la cañada real que desde la Valdorba conduce los rebaños a los pastos de Andía. Tras avanzar por una amplia barrancada llegaremos a un cruce en el que debemos de ir a la izquierda, evitando la aproximación a Muniain que irá quedando en un alto a nuestra derecha.

Cuando hayamos rebasado Muniain, el camino haya ganado cierta altura y la barrancada se estreche podremos ver escondida en una hondonada a nuestra derecha la balsa natural de Putzuberri. La balsa está conectada con un sistema subterráneo de cuevas cuya entrada queda junto al camino poco después. Un kilómetro más allá de este punto alcanzamos la cabecera del barranco en el collado al pie de Garindo. El collado es la entrada al valle de Goñi. Existe en él una balsa ganadera y una curiosa cruz de hierro forjado. Desde ahí mismo se enfila a la derecha el anterior camino de los rasos, y por la misma vía se corona la cima. De igual forma se puede acceder desde Urdanotz (820 m), sin más que tomar en dirección Sur el camino de Salinas que lleva al collado anterior.

Accesos: Muniain (1 h 30 min ); Salinas (1 h 30 min ); Urdanotz (30 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios