Ir arriba

San Torcuato, Picota de (1.016 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
11/12/2007
arrow-iconModificado
11/12/2007
La característica peña de San Torcuato o La Picota ( 1.016 m ) se eleva sobre el turístico Ezcaray ( 813 m ) estrechando el paso el río Oja o Glera en su raudo discurrir hacia el Ebro. Aunque de modesta altitud en comparación con las elevaciones Demandinas, siempre constituirá una corta ascensión para el senderista, y un terreno de práctica para los escaladores.

La Peña establece la divisoria administrativa entre Ezcaray y Ojacastro. Protegida de los vientos del Norte, se encuentra en las laderas de la Picota de San Torcuato ( 1.016 m ), la ermita de Nuestra Señora de Allende, que alberga de la imagen gótica de la virgen de Allende, que es patrona de Ezcaray. En ella, según cuenta el diccionario de Madoz, se encontraron monedas romanas y sepulcros.

El propio nombre de Ezcaray tiene su origen en la voz vasca (H)aitz-garai, con el significado de "peña elevada", y que parece hacer referencia a esta Picota de San Torcuato. Parte del agua de lluvía que se infiltra en el peñasco viene a brotar en la fuente, cuya construcción data del año 1873, existente junto a la ermita

Desde Ezcaray

Desde Ojacastro ( 793 m ) parte la pista de acceso a los repetidores que se encuentran instalados en la cima. Esta es la ruta habitual usada por los vehículos rodados para alcanzar la cima.

El itinerario a pié más interesante arranca en Ezcaray ( 813 m ). Cruzamos el Oja por su puente para tomar a la izquierda el Paseo de la Alameda, que nos dirige a la ermita de Nuestra Señora de Allende ( 832 m ). Unas escaleras permiten ganar el pequeño alto donde se ubica el edificio.

Detrás de la ermita parte un camino que desemboca, a los pocos minutos, en una despejada campa ( 860 m ). A su izquierda tenemos un sendero que permite ganar altura ofreciendo cada vez más panorámica sobre la población. Más arriba el sendero se bifurca. Las dos opciones que se plantean permiten alcanzar la cima. Tomaremos la variante de la derecha pues permite un recorrido más amplio de la loma cimera. El sendero trepa la pendiente dejando las antenas a la izquierda y alcanza la lomada por la que discurre la pista de Ojacastro ( 993 m ). Trasponemos una alambrada y continuamos algunos metros por esa pista, para desviarnos a la derecha con objeto de coronar la máxima elevación de la Peña de San Torcuato ( 1.016 m ).

Un breve descenso nos devuelve a la pista y podremos coronar los repetidores, ubicados sobre una cota inferior ( 1.004 m ). No obstante, este punto no es el más panorámico del itinerario, sino que se encuentra en el siguiente saliente, unos metros más al W. Por la izquierda es posible encontrar un destrepe sencillo de la peña. Ahora cruzamos a media ladera para elevarnos a la bella atalaya occidental ( 988 m ), que se desploma sobre el río Oja.

Para el retorno, cruzaremos en diagonal la empinada ladera para ubicarnos sobre el espolón S. Aquí nos encontramos con el sendero de la segunda variante del itinerario, y que nos devuelve rápidamente a la ermita y a Ezcaray ( 813 m ).

Desde Ojacastro

Saliendo de Ojacastro ( 783 m ) a la carretera general, podemos coronar la cima sin complicaciones siguiendo la pista que lleva a los repetiores.

Muy concurrida por los viandantes es la prolongación del Paseo de la Alameda de Ezcaray por la vía verde del Oja, y que puede ser usada como opción de retorno para las ascensiones que discurren desde Ojacastro ( 793 m ).

La vía verde tiene su origen en la recuperación del viejo trazado ferroviario entre Ezcaray y Haro, y que funcionó entre 1916 y 1964.

Otras rutas

Otra alternativa más salvaje consiste en remontar desde el río Oja la empinada canal SW

Accesos: Ezcaray ( 40 min ); Ojacastro ( 1h ).

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

track-iconTracks

comment-iconComentarios