Ir arriba

Azpala (1.036 m)

remove-icon
Angel Marín Martínez
arrow-iconFecha Alta
27/06/2008
arrow-iconModificado
20/03/2017

Tras el monasterio de Irantzu se observa la abrupta y prolongada ladera de un cordal montañoso que más al Norte, en Portandia (1.115 m), no muy lejos de la venta Zunbeltz, se une al que proviene de Ekaitza (1.166 m) y Dulantz (1.239 m), encajonando entre ambos el estrecho cañón del río Irantzu. Esta cadena denota la presencia de una falla que enlaza con la de Lizarraga y que discurre paralela a la carretera que viene de Estella/Lizarra en dirección al puerto de Lizarraga. En ella destacan las cumbres de Azpala (1.033 m), Kurruzkarraz (1.055 m) y Zanabe (1.136 m), quedando Portuxar entre estas dos últimas como vía natural de acceso a la sierra de Urbasa.

Desde Ibiricu de Yerri / Ibiriku Deierri

De la parte superior de Ibiriku (730 m) sale un camino, primero encementado y después asfaltado, que en dos lazadas nos dejará ante una verja. El asfalto desaparece, pero el camino continúa hasta una nueva cancela adosada a la fuente Iturmina. En dirección N cruzamos un frondoso bosque de encinas y robles, dejando en el transcurso a la izquierda un desvío de bajada. Pronto accedemos a una pista que viene también desde Ibiriku, para encaminarnos a lo alto del puerto de Atabe (889 m). Desde allí avistamos las parcelas de Allide, pero abandonamos el camino que se dirige a ellas y giramos al W para ir hacia la cercana ermita de S. Cristóbal, al pie de Azpala (1.033 m ).

Al salir de la ermita el camino parece hundirse en la tufa, aunque culmina rápidamente en el puerto de Arantzadia (925 m). Al otro lado de la divisoria se adivina la ruta hacia el cercano valle de Irantzu, pero nosotros daremos un giro para adentrarnos en el hayedo que cubre la cumbre. Poco después una bifurcación nos ofrece dos posibilidades. La primera es seguir el camino por el W un trecho más y atacar después sin dificultad las laderas y el roquedo final. La otra es tomar a la derecha un antiguo camino que a media ladera progresa por el cordal en dirección N hasta llegar a un pequeño collado, y girar allí hacia el Sur para subir suavemente hasta la línea de rocas cimeras. Un hito sobre una roca marca la cima en medio de un denso bosque sin vistas.

Desde Irantzu

La subida desde el monasterio de Irantzu (645 m) presenta mayores dificultades. Se toma el camino del cañón y se sigue hasta llegar al final de los cultivos y atravesar el río. Al acercarnos a las pronunciadas laderas de la derecha veremos que unos cincuenta metros más adelante se inicia una senda que gana altura en la misma dirección que traíamos y pronto gira hacia el E con la intención de rebasar más arriba un gran roquedo por la izquierda. El desnivel es considerable y la senda no siempre clara, pero al final accederemos a un amplio altiplano sobre el valle. Ahí hay que ir hacia el hayedo. Podemos adentrarnos en él y buscar en dirección N la línea de rocas de la cima, o bien tomar una senda que lo va rodeando en dirección NE hasta llegar el collado de Arantzadia, desde el que se contempla el interior de la sierra y donde se enlaza con la ruta que viene de la ermita de S. Cristóbal.

Accesos: Ibiriku (1h); Irantzu (1h).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios