Ir arriba

Dehesa, La (987 m)

remove-icon
Javier Urrutia
Fecha Alta
26/02/2009
Modificado
26/02/2009
10
La Dehesa es un pequeño llano suspendido en la vertiente SE del Cerro (1153 m), en la vertiente del valle de Tobía, y por el que tiene paso el sendero de gran recorrido GR-93 en su etapa entre San Millán de la Cogolla y Anguiano. Ligeramente elevada sobre la planicie encontramos algunas curiosas rocas que forman la cumbre de La Dehesa (987 m), que sí que queda bien definida cuando se observa desde el valle. En la ladera que forma la vertiente del barranco del Riomenestero o de Navas, quedan algunos monolitos aislados, no muy elevados pero si espectaculares. Todos estos ingredientes forman un entorno interesante para el montañero.

Desde Tobía

En Tobía (686 m), las marcas rojas y blancas del sendero GR-93, salen del pueblo, cruzan el barranco de Peña Palacio y se elevan por terreno despejado al llano de La Dehesa (997 m). Aquí encontraremos un corral en ruinas. En este punto nos apartaremos un poco del sendero, que conecta con la pista que lleva a los corrales del Ocijo (1101 m), perdiendo un poco de altura (969 m), para situarnos al pie de los bloques cimeros de La Dehesa (987 m), no existiendo dificultad para coronarlos. Desde ella se descubre una bella panorámica del valle del río Tobía.

La ascensión más interesante, no obstante, arranca en los corrales de San Cristóbal (715 m), a los que se llega por la pista del valle de Tobía, tras recorrer algo más de 1 Km. desde el pueblo. A la derecha parte la pista que sube a los corrales del Ocijo, y que nosotros tomaremos solamente 200 m. Un poco antes de alcanzar la cerrada curva que describe la pista, nos desviamos a la derecha, cruzando el arroyo, y elevándonos sin sendero pero sin dificultad aunque en pendiente bajo los monolitos rocosos que adornan este lugar. Sobre nosotros, veremos la cumbre de La Dehesa (987 m), que desde aquí se descubre netamente diferenciada.

Vamos a ganar altura rodeando la mayor de las formaciones rocosas, la principal, la que tiene forma de "mano con el pulgar levantado", y que es la más elevada. A la izquierda de la misma se levantan otras dos agujas más esbeltas y de menor cota. La ascensión del monolito principal se realiza por la vertiente contraria. Es muy corta, de unos 10 m., pero el último paso es vertical (III-), de roca que ofrece dudas pero con suficientes agarres y asegurable (PD).

Ahora continuamos la marcha para situarnos sobre la loma (890 m), y continuar por ella (NW), rodeando al final las formaciones rocosas de la cumbre de La Dehesa (987 m).

Para el retorno, podemos descender al llano de La Dehesa (969 m), y conectar, un poco más arriba (1000 m) con la pista de los Corrales del Ocijo. Por ella se vuelve a los Corrales de San Cristóbal (715 m), si bien se puede aprovechar la ocasión para coronar el Cerro (1153 m), bien buscando paso por el bosque por su vertiente S., o pasando por los Corrales del Ocijo (1101 m), y crestear hasta la cima.

Accesos: Tobía (1h 15 min); Corrales de San Cristóbal (45 min).

Catálogos

Imágenes

Tracks

Comentarios