Ir arriba

Soto, Peña (1.020 m)

remove-icon
Hugo Fernández
Fecha Alta
26/03/2009
Modificado
26/03/2009
17
Mole de conglomerado, ubicada en el cordal del Camero Viejo, aunque algo descolgada hacía el Valle del Iregua, (W), en el entorno de Nalda.

A pesar de que geográficamente se encuentra aislada de las Peñas de Viguera; Peña Bajenza ( 941 m ), Peña Moya ( 954 m ) o Peña Sayón ( 750 m ) por ejemplo, comparte morfología con este espacio. Presentando unos espectaculares paredones conglomeralíticos hacía el valle del Iregua bajo los cuales, aprovechando un hueco en su base se encuentra un antiquísimo y curioso corral.

En sus paredes habita una importante colonia de buitres. La cumbre se encuentra dentro de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de las Peñas de Iregua, Leza y Jubera. A pesar de lo escarpado de su cara NW la cima es redondeada y suave, y se encuentra alejada de los cortados.

Cerca de la cumbre, a 1 km. (ESE), se ubican los dólmenes de Peña Guerra I, II, III. En ellos se hallaron abundantes restos humanos, junto con diversos adornos y elementos cerámicos. Los niveles inferiores del yacimiento datan del Neolítico tardío, y los estratos superiores de un periodo comprendido entre 2.000 a. C. y 1.700 a. C, en la Edad del Cobre. Peña Guerra II y III se encuentran contiguos, junto al antiguo sendero que unía Nalda con Trevijano ( 1.010 m ) y Peña Guerra I ( 1.070 m ) a 300 m. (NE) de los anteriores.

Desde Nalda por el Camino de Anzares (T2)

Abandonamos el centro de Nalda ( 620 m ) por la calle San Miguelito, que al finalizar la villa se convierte en el Camino de Anzares. Lo seguimos sin pérdida hasta pasar bajo un enorme paredón de conglomerado que dejamos a la izquierda. Unos metros después aparece un pináculo ( 1.023 m ) que se desploma hacia el valle, a la derecha del camino. Atravesamos con cuidado la alambrada, merece la pena su ascenso dado que brinda una bonita vista. Descendemos desde allí hasta el collado La Puerta ( 999 m ). También es factible continuar por la pista hasta el collado, puesto que allí hay paso abierto en el alambre. Desde el collado ascendemos entre abundante boj, aunque no dificulta el avance, hasta alcanzar la redondeada cima de Peña Soto ( 1.042 m ).

Desde Nalda por el Camino de Trevijano (T2)

El inicio es común al itinerario anterior, pero ahora poco después de salir del pueblo abandonamos el Camino de Anzares por la derecha, en una bifurcación ( 700 m ). Se trata del Camino de los Adobes. Proseguimos por él, teniendo en frente las paredes de Peña Soto. Cuando nos aproximamos a ellas, el camino describe dos pronunciadas curvas una a derecha y otra a izquierda. Tras esta última aparecen unos corrales en ruinas a la derecha y un desvío a la izquierda ( 750 m ). Tomamos este sendero (E.S.E), es el camino de Trevijano, que nos introduce por el bonito Barranco del Moro. Vamos ascendiendo por él hasta llegar a hasta encontrar unos monolitos calizos ( 900 m ). El de mayor tamaño se denomina Peña del Fraile. En ese lugar dejamos la senda por la izquierda (NE), en caso de continuar por ella llegaríamos hasta los dólmenes de Peña Guerra II y III, ubicados a 800 m. de allí. Desde ese punto ascendemos por fuerte pendiente hasta la cima ( 1.042 m ).

Accesos: Nalda-Camino de Anzares ( 1 h ); Nalda-Camino de Trevijano ( 1 h 10 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios