Ir arriba

Kukumendi (992 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
26/05/2009
arrow-iconModificado
26/05/2009
Montoria es conocida por sus yacimientos de ámbar. Esta sustancia se forma por fosilización de la resina de los árboles que poblaban el lugar durante el secundario. Una propiedad interesante del ámbar es que la resina pudó capturar insectos, pequeños hongos, líquenes, flores, semillas, polen, etc, que llegan a conservarse en el seno de la masa fosilizada, por lo que reportan una gran información sobre la flaura y fauna de aquel período. En la península ibérica se contabilizan unos pocos yacimientos de ámbar, siendo uno de los más importantes por su extensión el que ocupa la vertiente N. de la sierra de Cantabria/Toloño.

Los yacimientos de Montoria y Peñacerrada/Urizaharra se fecha en el Cretácico Inferior, hace unos 120 millones de años. Entonces este territorio era muy distinto a como lo conocemos hoy en día. Los estudios paleoclimáticos revelan que existía un clima tropical, con bosques poblados por grandes reptiles. Los primeros yacimientos fueron dados a conocer en 1997, pero hoy en día se han revelado otros en la misma vertiente de la sierra, llegando hasta Salinillas de Buradón/Buradon Fatzaga. Las prospecciones han arrojado resultados espectaculares, con el descubrimiento de más de dosmil especies de insectos y organismos nuevos, incluyendo un ejemplar de mosca, Eulifhora Grimaldii, que hasta el momento es la más antigua conocida.

Montoria ( 797 m ) ocupa un pequeño valle embutido entre los montes Kezparro ( 1.015 m ) y Kukumendi ( 992 m ), entre los cuales discurren los barrancos del Puerto y de la Mina. En este último, como el propio nombre indica se sitúan los restos de una explotación minera. Las cumbres de Kukumendi ( 992 m ) y Lebia ( 1.025 m ), separadas por el collado de los Mojones ( 953 m ) presentan un interés limitado por ser cimas cerradas debido a que apenas son frecuentadas.

Desde Montoria

En Montoria ( 797 m ) tomamos un camino que nos lleva en dirección S. junto al arroyo de la Mina. Al poco se llega al término de Santa María ( 813 m ) donde los caminos se dividen. El de la derecha penetra en el llamado barranco del Puerto y permite ascender a la cumbre de Artxabal ( 1.166 m ). El de la izquierda, por el cual continuamos nosotros, persigue el arroyo de la Mina, penetrando en el arroyo del mismo nombre.

Más adelante se llega a La Mina ( 917 m ), y nos desviamos a la izquierda (NW) para ganar altura por el bosque al collado de los Mojones ( 954 m ), entre Kukumendi ( 992 m ) y Lebia ( 1.025 m ). Entonces, un camino nos aproxima a la cima. Al alcanzar el punto más elevado del mismo ( 969 m ) debemos continuar monte a través aunque sin demasiadas dificultades hasta la cima de Kukumendi ( 992 m ). Es cerrada y no posee panorámica.

De vuelta a la pista ( 969 m ), procederemos a descender de una manera rápida a Montoria, siguiendo un sendero que pierde altura por la vertiente NW conectando con una pista que nos devuelve al pueblo completando un pequeño periplo entorno a esta modesta montaña.

Lebia

Desde el collado de los Mojones ( 954 m ) se puede alcanzar por un cerrado túnel de profusa vegetación ( boj ) la cumbre de Lebia ( 1.025 m ). El punto culminante se encuentra bastante cerrado por el matorral pero se puede llegar sin dificultad hasta situarnos a pocos metros del punto que constituye su cúspide topográfica.

En principio se puede ascender a Lebia ( 1.025 m ) desde la carretera del puerto de Herrera ( 955 m ), por un cerrado sendero que alcanza por el portillo de Aspuru ( 1.002 m ) la meseta superior. Este sendero cruza la meseta en dirección general SW y permite descender, como se ha indicado anteriormente, al collado de los Mojones ( 953 m ).

Accesos: Montoria ( 1h ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios