Ir arriba

Vallovera (589 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
04/07/2009
arrow-iconModificado
12/02/2017

La Rioja Alavesa muestra a los pies de de la sierra de Cantabria/Toloño una topografía, que aunque tortuosa, presenta escasa entidad para el montañero. Pequeñas colinas con altitudes entre los 400 y los 600 m. se elevan por encima de barrancos fruto de la erosión remontante desde el Ebro hacia lo alto de la sierra. Tanto en las alturas como en las depresiones encontraremos los consabidos viñedos y, en menor medida, otros cultivos mediterráneos, fundamentalmente Almendros y Olivares. En las porciones de terreno libres de uso agrícola crecen coscojas, encinas aisladas, y buen número de planta aromáticas como el Espliego, el tomillo, lavanda, romero o el hinojo, que perfuman de manera intesa el ambiente.

Al SE de Laguardia/Guardia ( 632 m ), aparece un nuevo elemento singular en el paisaje. Se trata de un conjunto de lagunas de origen endorreico. Se trata de leves depresiones que acumulan las aguas de lluvia. La naturaleza impermeable del terreno hace que la lámina de agua persista hasta que es eliminada por evaporación del contenido. Como resultado de este proceso, los fondos de la laguna desecada acumulan, junto con los fangos, gran proporción de sales. Estas condiciones particulares de alta salinidad originan una flora singular. El biotopo protegido de las Lagunas de Laguardia se encuentra constituido por tres lagunas endorreicas: Carralogroño, Carralvaseca y Musco, a lo que habría que sumar el embalse del Prao de la Paul. Se trata del conjunto lagunar más septentrional de Europa con estas características.

Evidentemente los cultivos próximos han tenido afectación sobre estas lagunas, poniéndolas en peligro. En particular, la laguna de Musco fue desecada para su conversión en cultivo, y hoy en día se lucha por su recuperación. Entorno a ellas discurren pistas agrícolas, de tal manera que la bicicleta se convierte en el medio más idóneo para conocerlas. También transita el paraje el GR-38.

Dominando el espacio de las lagunas encontramos una pequeña elevación: Vallovera ( 589 m ), que permite completar el conocimiento del biotopo.

Félix María Serafín Sánchez de Samaniego Zabala, conocido simplemente como Samaniego, fue un famoso fabulista nacido en Laguardia en 1745. Su obra más conocida es, tal vez, "La Cigarra y la hormiga", una posible adaptación de una obra del también fabulista Esopo que vivió en Grecia dosmil años antes. En el relato, una cigarra perezosa prefiere vivir la vida sin preocuparse del futuro, mientras la hormiga trabaja duramente en el estío haciendo buen acopio de alimentos para el invierno. Los siguientes versos, pertenecientes a su obra, las Moscas, son también muy conocidos:

"A un panal de rica miel
dos mil moscas acudieron
que por golosas murieron
presas de patas en él."

Relatos como este, donde algo atractivo y dulce se convierte en una trampa han estimulado otros muchos relatos, incluso un concepto utilizado en seguridad informática "Honeypot" ( literalmente, el tarro de miel ).

Desde Laguardia/Guardia

Iniciamos la marcha en la carretera de Laguardia a Logroño, en el Km. 66-14, junto a la laguna de Carralogroño ( 565 m ). Aquí parte una pista que rodea la depresión ovalada donde se instala esta laguna. Seguidamente nos situaremos sobre la laguna de Musco ( 564 m ), y tomando un desvío que la deja a mano derecha y avanza (S.SE) durante 1,5 Km. hasta unirse ( 558 m ) con otras pistas de la red parceleria en una casa. Continuamos a la derecha y 150 m. más adelante giramos a la izquierda (S), ascendiendo suavemente ya en las inmediaciones de Vallovera ( 589 m ). Tras caminar unos 200 m. por la parcelaria, sale a mano derecha, un poco antes del punto más elevado de la pista, una entrada, que cruza entre viñedos hasta la aplanada cima, en la que existe un elevado vértice geodésico ( 589 m ). Trepando por su escalerilla, se obtiene una panorámica más representativa de la zona.

Para el retorno, volvemos a la pista, y seguimos por ella (NW) obviando los cruces a un lado y otro, para pasar junto a la laguna de Carravalseca ( 557 m ), de forma alargada, siendo la mayor del conjunto. Tras sobrepasarla nos desviamos a la derecha para conectar con el itinerario inicial frente a la laguna de Musco.

Existe la posibilidad de combinar este recorrido con el periplo entorno al embalse del Prao.

El Puente Mantible

Si nos acercamos a Assa, podremos visitar el famoso puente Mantible. Se trata de un puente de grandes proporciones, de 164 m. de longitud y más de 5 m. de anchura, que salva el Ebro entre Assa y Laserna. Su construcción data del s.II d.C., época aún explendorosa para el imperio romano. Aunque se encontraba formado por siete arcos desiguales, hoy en día sólo se mantienen en pie dos de ellos, pues fue destruído en el s.XV.

La gran obra que supone este puente da testimonio de la importancia del camino que por el trascurría, uniendo las dos orillas del Ebro. Esta ruta enlazaría las actuales comarcas de la Llanada y la Montaña Alavesa con la comarca natural de La Rioja, superando la sierra de Toloño/Cantabria por el paso de La Horca para descender Kripan y Elvillar hasta Assa. Desde aquí, cruzando el Ebro por el puente Mantible, seguiría hacia Fuenmayor y Nájera. Esta circunstancia daría cierto nombre a Assa, que de hecho, llegó a ser villa.

Hoy en día olvidada ya su historia, sólo los restos del puente Mantible vienen a rememorar su más prestigioso pasado. Pero todavía, algunos nos acordamos de este pequeño rincón del Ebro, cuando alguien nos saluda diciendo: - ¿ Qué pasa ? ... y le contestamos: - ! El Ebro por Assa !

Accesos: Laguardia, Km. 66-14 ( 45 min ).

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

comment-iconComentarios