Ir arriba

San Esteban (856 m)

remove-icon
Hugo Fernández
Fecha Alta
21/08/2009
Modificado
21/04/2018
3

Cumbre menor perteneciente al soberbio conjunto de cimas conglomeralíticas de las Peñas de Viguera. Situada al NE Castañares de las Cuevas ( 630 m ), en la injustamente olvidada margen izquierda del río Iregua. Uno de los mayores atractivos de San Esteban son los dos tesoros arqueológicos que se encuentran, casi ocultos, en su entorno.

Castillo de Castañares de las Cuevas

A muchos les resultara extraño que en el nombre de Castañares aparezca la coletilla "de las Cuevas", lógico ya que hoy en día no existen tales cuevas. Se desprendieron de la pared en la que se encontraban talladas en el año 1931, quedando tan solo algunos vestigios de las mismas suspendidos del conglomerado, a unos 30 metros del suelo. Las cuevas, en su mayor parte, se utilizaban como vivienda, aunque según parece en una de ellas, la de mayores dimensiones, existía un gran altar y bancos tallados en la propia roca, lo que indica claramente que se trataba de un lugar de culto.

Afortunadamente lo que si se conserva es la singular fortificación anexa a las mismas. Se trata de un castillo que aprovecha una oquedad en el conglomerado ( 705 m ), al NW de Castañares. Sólo cuenta con muros exteriores, que sirven de cerramiento a toda la cavidad. Consta de dos construcciones principales más otra que une ambas. El origen de las cuevas no está claro, aunque la fortificación podría datar del siglo XIV.

La densa vegetación que lo rodea hace que sólo sea accesible desde un sendero que parte junto a una visible caseta de cemento ( 660 m ), ubicada encima de Castañares. Para acceder a ella hay que cruzar la puerta verde en el pueblo. De allí parte el camino de Sorzano, a través del Barranco de Pavía, poco después atravesamos otra portezuela, al pasarla giramos a la izquierda ascendiendo en paralelo al alambre hasta la citada caseta de agua. Tras ella tomamos el sendero que conduce hasta el fuerte en quince minutos.

Ermita prerrománica de San Esteban

Bajo los farallones conglomeralíticos, de San Esteban (ESE) ( 732 m ) ( WGS84 30T 537355 4684743 ) aprovechando al igual que el castillo otro gran hueco, se halla la curiosa ermita prerrománica del mismo nombre, una construcción de características únicas en La Rioja. Aunque la opinión más extendida data su construcción en el siglo XII, otras teorías apuntan a que su origen puede bastante anterior. Se trata de una edificación de reducidas dimensiones, unos 9 metros de largo por 4,5 de ancho. Puesto que se encuentra a cubierto carece de tejado como tal, no lo necesita, quedando cerrada por una bóveda de la misma mampostería que los muros. Para su construcción se aprovecharon fragmentos de conglomerado, lo que hace junto con su emplazamiento que se mimetice totalmente con su entorno. Esta joya alberga en su interior unos interesantísimos frescos románicos del siglo XII. La ermita se reconstruyó en 1953, ya que el estado era ruinoso, y los frescos años más tarde, en 1999. Se encuentra cerrada, pero la llave se puede solicitar en la Venta de la Paula ( 620 m ), ubicada en el km 305 de la carretera N-111, poco antes del cruce con la localidad de Viguera. Frente a la venta parte el sendero, señalizado, que asciende entre bancales hasta la ermita (10 min). Además de la llave suelen prestar una linterna, ya que a la ermita apenas entra luz natural.

Desde Castañares de las Cuevas

En primer lugar hay que indicar que la ruta pasa por una propiedad privada, de hecho nada más comenzar en Castañares de Las Cuevas ( 630 m ) veremos un cartel que así lo hace constar e incluso prohíbe el paso a través de una puerta verde, que cierra el camino de Sorzano. En realidad se trata de un camino público, por tanto no nos pueden impedir pasar, pero no está de más si vemos a alguien por allí pedir permiso. Pasamos la citada puerta y nos topamos con unos mastines. Aunque están sueltos normalmente son tranquilos y apacibles. Poco después atravesamos otra portilla. Si lo deseamos, en este punto nos podemos desviar la izquierda para visitar el castillo. Una vez visitado, para continuar hasta la cumbre no queda más remedio que volver nuevamente a este camino. Proseguimos internándonos por el barranco de Pavía, que cada vez se hace más angosto, hasta un lugar en el que aparece una bifurcación. Continuamos por el ramal de la derecha y transcurridos algo menos de 200 metros tomamos un sendero ( 710 m ) que aparece a la derecha (E) del camino y se interna en la tupida vegetación. Salimos a terreno más despejado, desde donde acometemos la ascensión por la ladera hasta alcanzar la cima de San Esteban ( 856 m ).

Accesos: Castañares de las Cuevas ( 30 min ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios