Ir arriba

Leizarrate (1.053 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
06/01/2014
arrow-iconModificado
13/04/2016



Aunque resulta un poco sorprendente incluirla como cumbre, no menos es el hecho que se haya concursado en un certamen de montañas con el nombre de "Peña Oradada (1053 m)", ya que con esa denominación se incluía en la relación de montes centenarios del C.D. Eibar de 1930, en el listado correspondiente a las montañas de Gipuzkoa.

Estamos hablando de la histórica "Peña Horadada", de la roca perforada por el famoso Túnel de San Adrián o Sandrati, que fue tan decisivo en las comunicaciones entre Araba y Gipuzkoa. La denominación Lizarrate, con referencia a Lizar ( fresno ) y arrate ( paso), es erróneo. La voz correcta es Leizarrate, en atención a Leze ( cueva ).

San Adrián/Sandrati

El diccionario de Madoz relata que "San Adrián es una sierra elevada entre las provincias de Alava y Guipúzcoa: es parte y continuación de la gran cordillera del Pirineo, que baxando con dirección á o. por el reyno de Navarra hasta el valle de Burunda, se prolonga entre aquellas provincias... Parece una gran muralla, que de tal manera cierra el paso de estas provincias, que su continuación por ese lado sería imposible si la industria de los naturales no hubiera vencido los obstáculos de la naturaleza. En la parte más encumbrada, al s. y á una legua de distancia de la villa de Cegama se halla el puerto, en lo antiguo fortaleza de S. Adrián, y la famosa Peña Horadada, punto que sirve de mojón de las mencionadas provincias... está horadada naturalemente en el espacio de unas 70 varas de largo, y como 10 de ancho: en su extremo á la banda de s. está horadada artificialmente en 30 pasos de longitud y 15 de latitud, que es lo suficiente para penetrar lo grueso del peñasco... pasaba no hace mucho tiempo el camino real de postas á Francia, y hoy por arrieros y tragineros para Guipúzcoa, Álava y Navarra."

En "El Libro de Alava" de Becerro de Bengoa (1877), en la Primera parte, apartado III sobre Montes y Minas dice: "La rodean por el E. y  N. formando el Pirineo Vascongado los montes de Alzania, la sierra y puerto de San Adrián y la Peña Horadada, las sierras de Aránzazu, Artia, Elgea, Arlaban, Bestibayeta, Montes de Albina, Albertia, peñas de Amboto, montes de Gorbea,…".

El paso de San Adrián ha puesto en contacto, durante siglos, los valles de Gipuzkoa con la Llanada Alavesa. Fue una ruta, fundamentalmente comercial, aunque a partir del s.XIII incrementa notablemente su importancia al convertirse en un itinerario estratégico entre los reinos de Francia y Castilla, con objeto de favorecer las relaciones comerciales y políticas. En esa época el camino sería mejorado. La calzada de San Adrián tendría pues ese origen medieval, al igual que las villas que se fundarían favorecidas por la prosperidad que proporciona el intercambio comercial, como Salvatierra, en la Llanada Alavesa. Posteriormente, el peregrinaje a Santiago de Compostela se beneficiaría también de esta vía. A partir del s.XVIII, los caminos de los actuales puertos de Arlaban y Etxegarate se impondrían, relegando al olvido la histórica Peña Horadada de San Adrián.

El túnel posee unos 57 m de longitud. Su interior alberga la ermita de San Adrián o Sandrati. El origen del templo actual es relativamente reciente (finales del s.XIX), pero antes debió existir una capilla bajo la advocación de la Santísima Trinidad, origen de la denominación popular Sandrati. Junto a esa ermita debió existir un pequeño camposanto destinado al enterramiento.

La ermita ha proporcionado refugio ante las inclemencias atmosféricas que con frecuencia azotan a esta montaña tan expuesta a los temporales cantábricos. En las acampadas juveniles, cuando la nieve te expulsaba de Azkosaroi, de las campas de Lizarrate, de Oltze o de Urbia, en el suelo de la ermita se acurrucaban los sacos de dormir esperando mejor climatología. El olor que impregna el lugar, cargado de fragancias de humedad, el sonido aleatorio de las gotas que se filtran a través de la peña, ... los mendigoizales conocemos muy bien este lugar...

El equipo de antropólogos de la sociedad Aranzadi ha mostrado a través de las últimas excavaciones practicadas que el entorno de San Adrián fue, más bien, un poblado fortificado en la montaña. Sí. Se nos olvida que San Adrián fue también una fortaleza de cierto porte, un castillo, como bien menciona el diccionario de Madoz "en la antigua fortaleza de S. Adrián". Los testimonios de la existencia de un castillo se remontan a final del s.XIII. Desde hace algunos años los investigadores han dado a conocer algunos detalles de esa antigua fortificación. Parece que disponía de dos torres, una en el seno de la cavidad, y una torre del homenaje anexa a la misma. Con el tiempo se pobló con otras edificaciones y construcciones de diversos uso. Además de la ermita existió una venta, un aljibe, una fragua e incluso una picota para suministrar justicia. En lo alto de la peña, que es la cumbre que aquí nos ocupa, también pudo existir alguna pequeña posición fortificada.

El túnel de San Adrián ha sido origen también de un importante concierto que regula los usos tradicionales de estas sierras: La Parzonería (1430).

Desde el Puerto de Otzaurte (T2)

Desde el Puerto de Otzaurte (672 m), una pista asciende entre el bosque (SW) al collado Beunda (838 m), donde existe un área de recreo, cambia de vertiente perdiendo algo de altura y avanza hacia el famoso túnel horadado en la roca. Antes de alcanzarlo se encuentra el refugio de montaña de San Adrián (900 m), edificado sobre la antigua casa de Mikeletes que controlaba el comercio entre las dos provincias.

Justo antes de alcanzar la boca de la cavidad, cerrada en esta vertiente por un muro donde se abre un arco de medio punto, desviarse a la derecha para remontar un pronunciado canalón que permite superar la barrera natural. Algunos pequeños tallados en la roca evidencian la práctica de este paso, que llaman Otsoarrate, sin duda peatonal, no apto para los carruajes y las caballerías. Se supone que sería practicado por aquellos que no estaban dispuestos a asumir los costes del peaje.

Al alcanzar la escotadura de Otsoarrate (1041 m), que es la que da nombre al lugar, Lizarrate o Leizarrate, que significaría algo así como "portillo de la cueva", nos desviamos a la izquierda para recorrer una corta cresta escabrosa que nos separa de la cumbre, una destacada roca justo antes del tendido eléctrico en la vertical de la cavidad. Se puede superar un primer diente o rodearlo por el flanco derecho, antes de trepar a la pequeña cumbre de Leizarrate (1053 m), en lo alto de la Peña Horadada. Un corte nos separa de la torreta de alta tensión. De vuelta al portillo (1041 m) podemos enlazar con una senda que conduce al mirador de San Adrián/Sandratiko beheratokia, a solo diez minutos de este lugar.

El descenso lo podemos realizar siguiendo ese sendero hasta su conexión con la calzada medieval, para acceder por ella a la boca W del túnel, atravesarlo, y retornar al puerto de Otzaurte.

Desde Zumarraundi (T2)

Desde Zumarraundi (940 m), un sendero se interna en el hayedo (N), pasa junto a dos simas, a derecha e izquierda, y se une al trazado de la calzada medieval. Seguiremos el antiquísimo vial hacia la derecha, dejando a la izquierda el sendero a Urbia. Tras unas lazadas se cruza la divisoria de vertientes por un paso rocoso, Portuzarra u Horka (1137 m), donde parten dos sendas, la de la derecha que permite ir a Azkosaroi y Aratz (1443 m), y la que continúa de frente, que es la que nos interesa en estos momentos, que efectúa un descenso por el bosque siguiendo el trazado de la calzada y que conduce al túnel de San Adrián o Sandrati (1005 m). Primero llegaremos al manantial de Eskaratza (1020 m). Junto a ella discurre el sendero a Azkosaroi y Aratz. La existencia de este manantial tan cercano a la campa donde parte el camino a Aizkorri, convertía este último en un perfecto lugar de acampada. Poco más adelante se encuentra el túmulo dolménico de San Adrián, a la derecha de la calzada.

Antes que el camino se suma en el túnel, parte a la izquierda el sendero del mirador. Seguirlo durante unos metros y, luego, desviarse a la derecha para alcanzar el paso de Leizarrate (1041 m). Una leve cresta accidentada por una prominencia previa conduce a la roca que se alza por encima de la cavidad (1053 m).

Accesos: Pto. Otzaurte ( 1h 15 min ); Zumarraundi ( 50min )

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

comment-iconComentarios