Ir arriba

Las Mugas (589 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
19/02/2010
arrow-iconModificado
26/12/2016

Al W. de Baños de Ebro/Mañueta ( 451 m ), los límites con La Sonsierra elevan algunos pequeños cerros sobre la orilla izquierda del Ebro ( 415 m ). La cota más elevada se encuentra al NW del pueblo y toma el nombre, por el carácter limítrofe del paraje, de Las Mugas ( 589 m ).

El viñedo que se cubre la practica totalidad de la superficie agrícola de La Rioja Alavesa intenta extenderse también a lo alto de los cerros de topografía más venerable. En algunos como en Las Mugas, se observan aterrazamientos que se han utilizado sistemáticamente para doblegar las laderas al cultivo de la vid. No obstante algunos de los cogotes culminantes han permanecido al margen de la explotación vitivinícola cobijando, en ocasiones, algunos corros de encinas dispersos o pequeños coscojares, tomillares y romerales. En épocas más recientes la construcción de balsas de riego en estos puntos altos han terminado con la importancia ecoloógica que podían tener estos pequeños islotes. Las Mugas ( 589 m ), sobre Baños de Ebro, y la Mesamayor ( 577 m ), sobre Lapuebla de Labarca, son ejemplos de estas realizaciones. Por otro lado, el encinar mediterráneo ha sido desplazado a determinados enclaves reliquia, entre los que destaca el encinar de Navaridas ( 532 m ), que ocupa poco más de una docena de hectáreas a 1 Km. al SW del pueblo. Inmerso en él, un viejo campo de fútbol, le resta aún más su superficie útil.

Desde Baños de Ebro (T1)

Desde Baños de Ebro ( 451 m ) una pista (N.NW) se dirige hacia Portarrubio ( 505 m ) y luego se encamina (N) al collado de Las Mugas ( 565 m ), desde donde gira a la derecha para situarnos en la balsa ( 575 m ). El vértice geodésico queda a pocos metros parcialmente oculto entre las coscojas.

Por la vertiente N. el itinerario cobra más interés al evitar la pista de acceso a la balsa. Iniciamos la marcha en la carretera de Baños a Sanmaniego, a 1,4 Km. del pueblo. Iniciamos la marcha por un camino agrícola ( 493 m ). A los 500 m. se alcanza un cruce y se sigue hacia la izquierda durante unos 500 m. más. Luego una entrada a la izquierda se desliza entre los viñedos siguiendo aproximadamente la línea de las mugas. Poco más arriba se da acceso al collado ( 565 m ). Por la izquierda, la pista lleva a la balsa. Pocos metros más adelante, entre vegetación, se encuentra parcialmente oculto el vértice que señaliza la cima de Las Mugas ( 589 m ).

Elciego/Eltziego

Es popular la leyenda que atribuye el nombre de esta población de La Rioja Alavesa a una supuesta venta regentada por un ciego. Sin embargo, la existencia de Elciego, antiguamente El Cieko, ya aparece documentada en 1067, y su topónimo estaría en relación con la de otros pueblos próximos como Samaniego o Lanciego. Algunos expertos apuntan como origen al vocablo taino "elice" ( encina ). En el año 1583, con el pago de 3.093.750 maravedís, Felipe II la declara "villa de por si e sobre si", independizándose de este modo de Laguardia. Como cualquier localidad de la Rioja Alavesa, la base económica es la producción vitivinícola, destacando en su término bodegas tan conocidas como "Marqués de Riscal", la más antigua de la comarca.

La elaboración del vino: Historia breve del vino de Rioja

Durante la romanización ( s.I a.C - V d.C ), se impulsa el cultivo de la vid en la depresión del Ebro, en el llamado "Ager Vasconum", que incluía un extenso territorio entre la cuenca de Pamplona y las sierras ibéricas, incluyendo el Norte burgalés y parte de Aragón. Así se empieza a elaborar vino destinado al consumo propio. Entre esos primeros momentos y hasta casi el s.XIX, la comarca natural de La Rioja no compone un paisaje uniforme basado exclusivamente en la vid. Junto al viñedo, aparecen olivares y llanuras cerealistas, marcada por la llamada trilogía mediterránea: vid, olivo y cereal. Durante todo ese período se producen caldos de calidad muy baja, sin higiene, mezclándose de forma desordenada frutos de distintas variedades tintas y blancas en diferentes estados de maduración, incorporando a los prensados frutos sanos con podridos. El mosto se obtenía mediante pisado a pie desnudo o ayudándose de vigas de madera. El diccionario de Madoz (1838) arroja producciones de 640.000 Hl para toda la comarca, donde la implantación del viñedo abarcaba una extensión superior a la actual, ya que también se producían vinos en las aldeas de los cameros, tanto Camero Nuevo ( Valle del Iregua - Torrecilla, Valle del Najerilla - Anguiano ), como del Camero Viejo ( Munilla, Enciso ), o en el Alto Oja.

Es a partir de finales del s.XVIII cuando la producción empieza a experimentar mejoras, a raíz de la creación de la Real Sociedad Económica de Cosecheros de la Rioja Castellana y de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País. Se empiezan a introducir nuevos métodos que incluyen la selección de los frutos, el despalillado ( la separación de los granos del racimo del raspón ), el sulfatado, clarificado, filtrado, trasiego, siguiendo la metodología practicada por los franceses. Estamos en la introducción del método Bordelés. Además se empiezan a criar los primeros vinos en barricas de madera. A mitad del s.XVIII se comienzan a obtener resultados positivos, y tenemos la constitución de las primeras bodegas, consideradas hoy en día históricas: Marques de Murrieta (Logroño, 1870), Marques de Riscal (Elciego, 1868), Montecillo (Fuenmayor, 1874), Azpilicueta (Fuenmayor, 1881), López de Heredia (Haro, 1879), Berberana ( Ollauri, 1877), Paternina ( Ollauri, 1898), CVNE ( Haro, 1879), mientras en la región de Burdeos sufren el ataque de la filoxera, un insecto que, con carácter de plaga, termina con la planta. A principios del s.XIX, Haro, capital de La Rioja Alta,  se convierte, además, en la capital del vino. Algunos empresarios vizcaínos ya había invertido en la creación de las grandes bodegas industriales ( Rafael López de Heredia, Eusegio Real de Asúa e Isidro Corcuera, predecesores de CVNE, etc ) , y ahora la población cuenta ya con 19 bodegas establecidas, en un momento en que la Filoxera, que ya había arrasado otras regiones, comienza a destruir el veduño riojano. Tampoco se debe olvidar que en Haro se celebra una de las fiestas más conocidas donde la bebida espirituosa cobra protagonismo: La batalla del vino.

En 1925, se crea la denominación de origen La Rioja, la primera de España ( en 1991 sería además calificada ).

Durante el s.XX y, principalmente a partir de 1950, la maltrecha situación economía española tras la guerra comienza a mejorar. En el campo vitivinícola se traduce en el surgimiento de las cooperativas. La principal consecuencia de este fenómeno fue la desaparición de la bodega familiar, pasándose a cultivar los frutos para la elaboración de los vinos que realizaban estas cooperativas. Con ello el vino comienza a salir del ámbito social para ser un fenómeno exclusivamente industrial.

Las bodegas se dividen en dos grandes tipos. El primero son los llamados "Cosecheros", que elaboran vinos de año. Cuando se emplea esta palabra se está haciendo referencia a un método concreto de vinificación conocido como "Maceración Carbónica". Esta metodología es característica de la Rioja Alavesa, Sonsierra y algunas otras poblaciones de La Rioja Alta.

En la maceración carbónica, los racimos no son despalillados, es decir los granos no son desprovistos del raspón que los mantiene unidos. Por tanto, los racimos enteros son depositados de tal manera que el peso de los superiores aplastan las uvas situadas en el fondo. Con la ruptura de las uvas se libera el mosto que comienza a fermentar por la acción de las levaduras transformando los azúcares en alcohol ( fermentación alcohólica ), desprendiéndose CO2. Con ese ambiente sin oxígeno, las células de las uvas no pueden obtener energía a través de la respiración ( Ciclo de Krebs, fosforilación oxidativa ), y, entonces, recurren a la fermentación intracelular del compuesto resultante de la glucólisis, el Piruvato, lo que constituye una vía alternativa para generar alcohol etílico. Los vinos de maceración carbónica son muy afrutados y aromáticos debido a esta formación del alcohol etílico dentro de la uva, aunque no poseen capacidad de guarda ( crianza ) al extraer pocos taninos presentes en los ollejos.

El segundo tipo de bodega está constituido por los criadores. Elaborar vinos despalillados que luego pasan a criar en barricas de madera de roble francés o americano durante varios meses ( al menos 12 meses en los vinos de crianza, 18 en los reservas y 24 en los grandes reservas ), a lo que hay que sumar un tiempo de permanencia en botella.

La vendimia en Rioja se practica entre los meses de setiembre y octubre. Primero se recogen las variedades blancas, como la viura, la malvasía, el verdejo, el tempranillo blanco, etc. Hacia la segunda semana de octubre llega el momento de recoger las variedades tintas, entre las cuales es predominante la variedad llamada Tempranillo. También se cosechan otras variedades tintas como la Garnacha, el Graciano o el Mazuelo. Tras este periodo comienza la elaboración de los caldos. Nos han contado, que hasta hace unos años, el día de nochebuena, los viticultores solían reunirse en las bodegas para probar y compartir los nuevos vinos. También, en esas fechas que preceden a la Navidad, era costumbre regalar vino a aquellos familiares, amigos o vecinos que habían ayudado en las labores de vendimia sin cobrar sueldo a cambio de ello. El sistema de intercambio laboral llamado "a revuelta" o "trocadía" fue un acto común en el pasado. Uno prestaba un servicio a su vecino, y este le devolvía el favor ayudándolo en el mismo u otros menesteres. También era habitual ofrecer meriendas llamadas "roblas" e incluso copiosas comidas durante los trabajos.

Accesos: Lapuebla de Labarca ( 35 min ).

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

comment-iconComentarios