Ir arriba

Iruratxi (786 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
12/05/2010
arrow-iconModificado
12/05/2010
Las Peñas de Oro/Oroko Haitzak constituyen un pequeño macizo calcáreo que se eleva en el seno del diapiro de Murgia, en el valle de Zuia. Aunque sólo una de sus cimas resalta inicialmente sobre el paisaje: Atxabal( 896 m ), existen otras cotas satélites de menor entidad aunque bien diferenciadas en algunos casos. Las más importantes son dos: La peña Iruratxi ( 786 m ), en el flancoi E. y Katergi ( 780 m ), recostada sobre la vertiente S. La primera de ellas es la que aquí nos ocupa. Desconocida en general por los mendigoizales, es interesante por la panorámica que despliega desde su pequeño roquedo sobre el valle de Zuia, entre Jugo y Domaikia.

Desde Domaikia (T2)

En Domaikia ( 662 m ) una pista sube (NW) para enlazar arriba con la carretera de Murgia al santuario de Nuestra Señora de Oro ( 805 m ). Mucho antes, a diez minutos del pueblo, alcanza el collado ( 701 m ) que desliga la peña Iruratxi ( 786 m ) de Atxabal ( 896 m ). En este punto se abandona el carril y abrimos el paso de la alambrada que da acceso a un prado. Lo atravesamos hasta el extremo contrario para reencontrarnos con el alambre. En este caso no existe paso por lo que deberemos buscar el lugar para franquearla ( lo mejor por abajo ). Se conecta entonces con el bosquecillo por el que se gana cómodamente la cima de Iruratxi ( 786 m ).

Perdiendo ligeramente altura en dirección N. podemos dar una vuelta entorno al roquedo de la peña.

Desde Hugo ( 630 m ) hay un camino que nos aproxima (SW) a la base de Iruratxi, desde la que se puede subir a ella a través del bosque.

Una de las leyendas más populares de Domaikia nos habla de una criatura que llamaban "Piztia" ( La Bestia ), que escondida en el carrascal de la peña Iruratxi, habitaba una cueva y esperaba su oportunidad para atacar a pastores y ganados a partir de la caída de la noche. Por este motivo, dicen, el paso entre Atxabal e Iruratxi no era transitado entre el ocaso y el alba...

Soberana Virgen de Oro, líbranos de todo mal, te lo pedimos a coro, de la Pistia del Carrascal.
En la villa de Domaikia ya se van a pacentar los alegres pastorcillos que el ganado han de cuidar.
Pero negros nubarrones amenazan tempestad que la bestia más horrible se oculta entre el encinar.
Los abuelos de Domaikia, en las noches de nevar, cuentan horribles leyendas alrededor del hogar,
y los pobres nietecitos ya se han echado a temblar es tanto el miedo que tienen no quieren irse a acostar.
Porque en la negra noche se oyen los lobos aullar y balidos lastimeros desde Zaldu al Carrascal.
En la peña de Iruratxi se oye al viento rebramar y desde Oro a Jugatxi a las madres suspirar,
porque en la cueva de Goba, de un potrillo al relinchar, que unos pobres corderillos acaba de devorar


Accesos: Domaikia ( 25 min ); Jugo ( 35 min ).

catalog-iconCatálogos

images-iconImágenes

comment-iconComentarios