Ir arriba

Alluitz (1.034 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
01/01/2001
arrow-iconModificado
01/01/2001
Espectacular cumbre del macizo de Anboto, con la cual forma un macizo perfectamente diferenciable dentro de las Durangaldeko Haitzak.

Presenta importantes precipicios hacia las dos vertientes, especialmente hacia el Sur, cuyo acceso queda limitado a los escaladores. En esta vertiente Sur destaca una gran concavidad conocida precisamente con el nombre de La Cóncava. Además existen otros largos espolones de roca caliza que permiten llegar a la parte superior del cresterío.

Vía Normal desde Atxarte

La ascensión más antigua conocida fue efectuada por esta ruta en el año 1867 por el coronel D. Francisco Coello acompañado de ocho soldados y aldeanos ( usados a modo de porteadores ). Allí levantó un mojón de triangulación con objeto de realizar un mapa ( el primero ) del macizo. Construyeron un pequeño refugio con cristales y todo, y permaneció en la cumbre quince días con tronada incluida hasta obtener los datos precisos para su mapa. Hay que señalar que el vértice geodésico de Alluitz es uno de los de la red de primer orden que cubren la península ibérica.

La vía normal parte de Atxarte ( 290 m ) por la vertiente occidental accediendo al collado de Artola ( 564 m ) que la separa del Astxiki ( 732 m ), considerablemente más bajo, y aprovechando las empinadas pero herbosas laderas septentrionales del monte se alcanza la rocosa cima de Alluitz ( 1.034 m ).

Cresta de Alluitz (F+)

La otra posibilidad sencilla consiste en situarse en el collado de Larrano ( 957 m ) entre Alluitz y Anboto, donde existe una ermita dedicada a Santa Barbara. Desde este punto podemos recorrer íntegramente la cresta oriental de Alluitz pasando por las pequeñas cumbres intermedias. La primera es Larrano Puntea ( 981 m ). Superando el paso de Urkuleta ( 949 m ), se alcanza la siguiente punta, llamada Arienkatiolekua ( 1.008 m ), situada a la izquierda de un pequeño portillo herboso que alguno ha llamado Bedarkulu. A continuación aparece la peña llamada Zorrotza ( 1.011 m ), un gendarme desligado ligeramente del eje de la cresta. Un fuerte descenso a la gran horcada de Larrango Urkulu ( 951 m ), y se acomete la peña denominada Larrano Urkulu puntea ( 1.012 m ), que abre paso a la última brecha conocida con el temible nombre de Infernuko zubia o Kokuzkulu ( 976 m ), que puede hacer fracasar las pretensiones de acceso a la cima de los no iniciados, si bien el paso es perfectamente superable y destrepable sin cuerda por un montañero medio (F+). La ascensión consiste en encaramarse por un muro (II) a lo alto de un pequeño puente rocoso con caída a ambos lados ( se pasa erguido ) y trepar la canal que se eleva al otro lado (I), paraje que se ha venido a llamar Mustur. La primera ascensión registrada data de 1921 por Angel Sopeña e Ignacio Palacios, ambos pioneros de la escalada en Euskal Herria. En cualquier caso no debería presentar dificultad para el montañero iniciado, si bien también es cierto que se han registrado trágicos accidentes en este sector de la montaña.

Desde Urkiola (F+)

Al collado de Larrano ( 957 m ) podremos llegar desde Urkiola ( 730 m ), tomando la ruta a Anboto que rodeando la herbosa loma de Urkiolagirre ( 1.011 m ) alcanza el collado Asuntze ( 876 m ), junto a la fuente del Pol-pol. Una senda se aparta del itinerario a Anboto por la izquierda y lleva en unos minutos a Larrano ( 957 m ). La cima se alcanza recorriendo la cresta (F+).

Desde Mendiola, por la canal de Kokuzkulu (F)

Itinerario que permite acceder por la vertiente S. evitando el cresterío. Discurre sobre terreno empinado y principalmente herboso hasta la salida de la canal, por terreno mixto. Esta ascensión ya aparece documentada por Angel Sopeña en 1928. No plantea pasos de escalada superiores al primer grado pero discurre sobre terreno empinado que requiere una mñinima experiencia.

Desde Mendiola ( 300 m ) tomar la senda hacia el collado Asuntze ( 876 m ) y abandonarla a la altura de la base de la canal de Larrano Urkulu para comenzar a subir por el cono de deyección de aquella. Antes de penetrar en la parte más angosta de la misma, continuar hacia la izquierda por una gran cornisa herbosa que permite entrar hacia la izquierda en la canal de Kokuzkulu. Cruzar una pedrera y aproximarse en diagonal a la base terminal del circo, bajo la pared de Infernuko zubi, en la que destaca una cavidad característica y que según Angel Sopeña, "quedó bautizada, en una primera ascensión como cueva del eco". Trepar por la parte izquierda buscando el terreno más factible (I), roca y hierba, hasta salir a la cumbre de Alluitz ( 1.034 m )(F). Alternativamente puede remontarse la canal de Kozkuzkulu totalmente desde su base.

Escaladas en la cara Sur

La impresionante cara Sur de Alluitz ofrece algunas de las escaladas más largas y bellas de Bizkaia.

De gran interés alpinístico es la profunda canal de Urkiolandije. Sin embargo, su recorrido invernal sólo se puede efectuar después de grandes nevadas y, aún así, luego hay que valorar la estabilidad de la nieve, si bien la cantidad de la misma no suele ser lo sufciente como para imperdir que los piolets hinquen en la hierba. Presenta varios resaltes, tanto en la entrada de la canal, en la parte central, como en la salida.

El espolón que conduce a Larrano Urkulu Puntie, a la izquierda de la canal de Urkuluandije, es otra de las posibilidades más notables ( 300 m., M.D. ). Las rutas más espectaculares y difíciles discurren por la concavidad ya mencionada ( La Cóncava ), sobre una altura de unos 150 metros en fuerte desplome.

Accesos : Mañaria ( 2h 30 min ); Urkiola ( 2h ); Atxarte ( 1h 30 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

track-iconTracks

Atxarte-Anboto-Larrango-Infernuko zubia-Alluitz-Atxarte

calendar-icon11/03/2017
distance-icon15,001 Km duration-icon08:29 elevation-gain-icon1.214 m elevation-loss-icon1.214 m calendar-icon11/03/2017
user-imageRafael Bartolomé 60,00 Kb.
Canal de Kukuzkulu calendar-icon21/11/2014
distance-icon5,572 Km duration-icon03:43 elevation-gain-icon764 m elevation-loss-icon764 m calendar-icon20/11/2014
user-imageMikel Larrañaga Romeo 304,94 Kb.
Axpe-Artola-Alluitz calendar-icon03/06/2010
distance-icon4,107 Km duration-icon01:53 elevation-gain-icon777 m elevation-loss-icon0 m calendar-icon26/07/2009
user-imageRoberto Gil 5,59 Kb.
Alluitz por Larrango Urkulu calendar-icon25/02/2007
distance-icon11,968 Km duration-icon04:59 elevation-gain-icon746 m elevation-loss-icon746 m calendar-icon03/09/2006
user-imageJavi Calvo 4,16 Kb.
Mendiola-Axtxiki-Alluitz-Mendiola calendar-icon31/01/2007
distance-icon6,875 Km duration-icon03:07 elevation-gain-icon0 m elevation-loss-icon0 m calendar-icon10/03/2002
user-imageFernando Zabaleta 2,10 Kb.

comment-iconComentarios

  • item-iconMatilde Sanz Rebato
    El 24 de junio de 2014
    Argazkian agertzen den tramankulua ez dago erpin geodesikoan beste leku batean baizik; handik nahiko gertu. Erpina hondatuta dago oso.
  • item-iconIker Martiarena Ibarburu
    El 16 de abril de 2014
    gaur egun ez dago buzoirik
  • item-iconRobín García Saiz
    El 11 de febrero de 2017

      Un autobús proveniente de Bilbao (que para en Durango), que va hasta Elorrio; nos deja graciosamente, previo pago, en Abadiano; seguimos andando por la pequeña carretera entre bonitos y tranquilos campos, hacia Mendiola; pero antes, tomamos el desvío, a la izquierda, hacia la ladera Este del macizo del Amboto-Alluitz; una pista de tierra, a la derecha, nos llevará hasta el nivel del collado Larrano de donde sale un sendero bien marcado para ascender el primer tercio con más pendiente de la caminata; los dos restantes tercios están menos inclinados y son más uniformes, con menos salientes verticales de las rocas. Se pueden ir subiendo por la línea de máxima pendiente; por las rocas lapiaces no muy cortantes en esta zona y dotadas, como casi todos los lapiaces, con multitud de agarres fáciles para pies y manos. En la parte más alta; ayer; la nieve afloraba en poca cantidad y en zonas limitadas. Quise llegar, desde Larrano hasta la cima del Alluitz, a pesar del viento que soplaba helado, pero al arrivar a la zona donde se adivina, pero no se ve aún, el paso del infierno; la pared rocosa que había que escalar después, me pareció verticalmente infranqueable sin la seguridad de una cuerda. Fueron, probablemente, la  engañosa perspectiva montañera -una ruta relativamente fácil parece difícil; otra algo complicada, imposible desde la media distancia; a veces algo que parece fácil resulta infranqueable-, y la falta de información fiable (información de calidad; no la información imprecisa, desenfocada que nos proporciana, desgraciadamente, habitualmente Internet) en ese momento; las que me hicieron desistir y regresar; ya era tarde. Otra vez será. Aún me queda vértigo por vencer; empecé en los montes de las Encartaciones, a sólo un paso de la gran urbe centralizada y seca; con un vértigo terrible y foráneo, descomunal, ajeno a mí mismo, impuesto por algún intruso; que he ido superando lenta pero tenazmente; técnica de andar entre rocas por adquirir; no llevo  ni tres años, a pesar de una edad de casi dos a la potencia seis, lidiando en soledad y calma con las alturas nobles y calladas.