Ir arriba

Romastaca (933 m)

remove-icon
Itziar Lazurtegi Mateos
Fecha Alta
10/04/2011
Modificado
10/04/2011
35
Irunberri/Lumbier puede presumir de contar con nada menos que tres Reservas Naturales dentro de su término municipal: La Foz de Arbaiun, la Foz de Lumbier y los Acantilados de La Piedra y San Adrián. Los Acantilados, menos frecuentados que las espectaculares foces, están situados en la estribación occidental de la Sierra de Leire y forman dos alineaciones rocosas, La Piedra orientada hacia el Sur y San Adrián orientada hacia el Norte. Entre ambos roquedos, casi paralelos, se extiende una meseta alargada cubierta de bojes y carrascas en la que destacan ligeramente las cotas de Romastaca (933 m) y Guindanesa o Ibarra (988 m). En sus paredes calizas tienen cobijo alimoches, búhos reales, águilas reales, halcones peregrinos, cernícalos y chovas piquirrojas, destacando sobre todo la amplia colonia de buitres. Esta Reserva Natural forma parte de la Zona Especial de Protección para las Aves (ZEPA) Sierra de Leire-Foz de Arbaiun.

Desde Irunberri/Lumbier

Se parte al S. del puente medieval de Sielva sobre el río Zaraitzu/Salazar, cerca de las piscinas municipales (435 m), y se toma la amplia pista afirmada que llanea hacia el E. Unos metros más adelante, encontramos una bifurcación y seguimos a la derecha (E), por otra pista más estrecha que se dirige hacia un pinar de repoblación que se extiende bajo los Acantilados de San Adrián, en la vertiente norteña de la sierra. Antes de entrar en el pinar, podemos desviarnos a la derecha para contemplar las ruinas de la ermita de Santa María Magdalena, situada cerca de las extraplomadas paredes del roquedo. Más adelante se encuentran una conducción de agua y la ermita de San Adrián, que da nombre a la Reserva, aunque por desgracia la maleza se está apoderando del lugar complicando bastante su visita. De nuevo en la ruta (435 m)(0,05 sin contar el desvío a las ermitas), ascendemos por el pinar hasta situarnos en el otro extremo del bosque, donde abandonamos la pista para seguir a la derecha (cairn) por el antiguo camino del Fayar (625 m)(0,30). El sendero, bien definido, transcurre por piso rocoso entre bojes, elevándose sobre el val de Ibarra que separa el cordal principal de la Sierra de Leire, dominado por el Arangoiti (1.355 m), de la alineación que forman Guindanesa y Romastaca. Tras una constante subida, el camino allana y desemboca en un pequeño claro herboso donde enlaza con una pista que, si se sigue en su totalidad, lleva hasta el monasterio de Leire tras pasar el collado de Ibarra (924 m). Justo antes del claro herboso (830 m) (1,10), sale a la derecha (S) una senda que asciende hasta el collado que separa la Guindanesa o Ibarra (988 m) de Romastaca (933 m). Una vez en el collado (895 m) (1,20), seguimos por la derecha (W) hacia la peña oriental de Romastaca, que bordeamos por el Sur. En este tramo se progresa por rastros de senda bastante difusos, buscando las zonas más abiertas entre los bojes, hasta alcanzar la cima de Romastaca, marcada por un hito de piedras (933 m)(1,30). Unos 50 m al W. de la cumbre se encuentra un pequeño taco geodésico que pasa desapercibido al mimetizarse entre las rocas grisáceas del entorno. Su localización puede resultar un divertido ejercicio de geocaching (ED50 30T 642194, 4722310).

Para la vuelta, se puede intentar completar un recorrido circular acercándonos a los Acantilados de la Piedra o Cresta de la Trinidad. Para ello, desde el taco geodésico retornamos un poco hacia el S. intentando localizar una difuminada senda marcada con algunos cairns y pintura verde. La senda es fácil de perder entre los bojes y carrascas que pueblan la planicie superior por lo que hay que ir con atención (en caso de duda o de mal tiempo lo más prudente es volver por el camino de ida). El borroso sendero progresa (WSW) aproximándose a los roquedos meridionales y se vuelve algo más preciso conforme se acerca al vértice geodésico de la Trinidad de Lumbier (847 m). Desde el vértice, por la senda que transcurre cerca de los cortados del roquedo de La Piedra, seguimos (WNW) hasta la blanca ermita de la Trinidad (732 m) y desde allí, por el camino del vía crucis, descendemos cómodamente hasta Ilunberri/Lumbier.

Accesos: Desde Irunberri/Lumbier (1h 30 min); (3h 30 min la vuelta completa).

Catálogos

Imágenes

Comentarios