Ir arriba

Arrigorrieta Oriental (1.558 m)

remove-icon
Rafael Bartolomé
Fecha Alta
14/05/2011
Modificado
14/05/2011
11
La cresta rocosa al E. de Larratza ( 1.582 m ) es la que eleva las características peñas que pienso que podrían dar nombre a la sierra de Arrigorrieta (arri=peña, gorri=rojo, eta=lugar, es decir las Peñas Rojas), ya que otras cimas más importantes son herbosas o sólo su casquete cimero es realmente rocoso. Aún y todo no hay un nombre definido y algunos mapas señalan a esta zona como Armaia o Armalla (de harmalia, escalón de piedra), nombre que se presta a confusión con las dos cumbres de Arnaia ( 1.648 m ). Por razones organizativas he optado por el nombre de Arrigorrieta ya que, aunque se refiera a toda la sierra, siempre ha aparecido el topónimo en esta cresta oriental de Larratza ( 1.582 m ).

De los varios peñascos de la cresta son curiosamente los dos de los extremos los que se ven más individualizados y revisten algo más de prominencia, y son curiosamente los más sencillos de ascender, por lo que aunque la travesía integral de la cresta no reviste una gran dificultad (PD-), ambas cimas oriental ( 1.558 m ) y occidental ( 1.565 m ) merecen reseñarse para recomendar una visita a todo tipo de montañeros, por la vista interesante de la cresta rocosa, aunque no vaya a recorrerse. En este caso la cumbre oriental podrá alcanzarse desde el collado ( 1.532 m ) que la separa de Arnaia ( 1.648 m ) sin grandes dificultades.

Desde Isaba / Izaba (T2)

Habremos recorrido desde Isaba / Izaba ( 831 m ) el GR-11 de Belabartze y Berroeta hasta las campas entre la pequeña cumbre de Berroeta ( 1.456 m ) y el collado ( 1.527 m ) que la separa de Arnaia ( 1.648 m ), cumbre que podemos ascender si deseamos aunque la ruta directa a nuestra peña sería abandonar aquí el balizaje, y bordearla por su cara N. hasta el collado de Armaia ( 1.532 m ). Por la loma de la derecha (W) nos acercamos a los peñascos, que no vamos a ascender directamente ya que se trata de un terreno sucio y escabroso de roca descompuesta. Por la derecha, es decir por la vertiente N., vamos a pasar bajo las peñas por una repisa herbosa despejada hasta rebasar la cima completamente. Girando a la izquierda (SE) vemos ahora varias repisas que alternan hierba con formaciones kársticas, donde se apoyan las manos, pero sin dificultad real de escalada, para alzarnos al peñasco cimero. La oquedad repleta de bloques y agujas rocosas afiladas es realmente curiosa, aunque la vista hacia el resto de la cresta con el Larratza ( 1.582 m ) al fondo, es lo mejor de la airosa cima.

Continuación hacia Larratza (T3)

Aunque ya está descrita en Larratza ( 1.582 m ), los montañeros con más experiencia pueden completar la circular por la cresta. Cerca del filo están los pasos más complicados (II) que se alternan con incómodos bojes en la aproximación, en general con posibilidad de escape por la vertiente septentrional. Lo más sencillo es bordear las peñas centrales por debajo, por trazas de senda de animales en el bosque y repisas herbosas inclinadas (bastones útiles), antes de salir, por una horcada (F), a la canal previa que asciende a la cima Occidental ( 1.565 m ). Desde aquí ya es más sencillo coronar Larratza ( 1.582 m ) y volver a Isaba por Ardibidepikua ( 1.481 m ) y su pista.

Accesos: Isaba / Izaba ( 2h ).

Catálogos

Imágenes

Comentarios