Ir arriba

Peña Infinito (823 m)

remove-icon
Javier Urrutia
arrow-iconFecha Alta
16/04/2011
arrow-iconModificado
16/04/2011
Al E. de la fortaleza de Portilla ( 793 m ) se elevan, en dirección a Las Tasugueras ( 893 m ), algunos riscos muy llamativos que forman una alineación paralela a la que impone el monte Txulato ( 946 m ). A sus pies se abre un pequeño pero curioso desfiladero, abierto entre dos deslicadas lajas calizas extremadamente afiladas y cuyo seno crecen altivos álamos. Aunque estas peñas se exhiben escasamente accesibles desde las inmediaciones de Portilla, lo cierto es que la única dificultad que se presenta es la cerrada vegetación que las envuelve, por lo que se trata de una zona desconocida por los montañeros. No obstante, en una de sus cotas, no precisamente en la más destacada al examinar los riscos de Portilla, existe un buzón montañero que la designa con el nombre de "Peña Infinito".

La toponimia no parece determinar ningun nombre específico para esta elevación. Aquellos que colocaron el buzón sabrán porque la llamaron así. Tal vez consideraron que desde ella se divisaba un panorama de infinitud. En efecto, desde su cumbre se descubre una panorámica muy extensa que abarca las tierras de Trebiño y la comarca de Miranda con los Montes Obarenes al fondo... Grabado en el buzón el símbolo que representa el infinito (∞), cuyo origen no está claro. En algunas regiones de las montañas del Tibet ya aparecía este símbolo ( Kabrim ) que asemeja al número ocho "tumbado", normalmente representado como una víbora que se muerde la cola. Y aunque esta simbología fue utilizada en matemáticas ya en el s.XVII, fue Möbius ( Moebius ) el que estudió la famosa cinta que permite mediante una pequeña transformación topológica ( enlazar los extremos opuestos de la cinta al revés ), recorrer sus dos caras en único e ilimitado trazo. Dicho de otro modo, la cinta de Moebius posee una única cara. Si colocamos una hormiga en la cinta en disposición de recorrerla, quedrá condenada a caminar sobre la longitud total de la banda la eternidad...

Desde Portilla (T2)

Desde Portilla ( 652 m ) tomar el sendero que sube al castillo y alcanza la base de la muralla ( 753 m ). Antes de descender hacia el barranco, localizar un sendero que se encamina en dirección E. flanqueando horizontalmente, en la vertiente S., la barrera rocosa sobre la que se apoya la construcción defensiva. Al fondo a la izquierda se observa la elegante torre que domina el curioso barranco sobre el que discurre el camino que desde Portilla permite acceder al monte Txulato ( 946 m ). Tras pasar por una curiosa cresta rocosa de 1 m. de altura que queda a la izquierda de la senda, esta comienza a penetrar entre el coscojar difuminándose en su espesura. La senda desaparece en algún tramo pero puede ser seguida. Enseguida veremos que la cumbre más destacada queda a la izquierda. Se encuentra formada por tres rocas, pero su acceso está interrumpido en un corto tramo por abundante vegetación. Se accede a ella mediante una corta trepada (I) de unos tres metros (795 m). En la siguiente peña, ligeramente más baja, y aunque no es la más destacada, se sitúa el buzón montañero ( 794 m ). Se accede mediante una pequeña trepada por su corto costado oriental. Entre las dos cotas media un barranquillo difícil de cruzar directamente por la vegetación.

La cresta hacia Tasugueras ( 893 m ) impone un recorrido penoso entre un denso carrascal durante algo más de 1 Km. que queda reservado a montañeros acostumbrados a este tipo de terrenos; siendo especialmente lento y complejo los últimos metros, antes de conectar con el camino de Portilla, en el portillo de las Tasugueras ( 874 m ), que permite un rápido retorno a Portilla.

Accesos: Portilla ( 45 min ).

catalog-iconCatálogos

images-icon Imágenes

comment-iconComentarios